Sentencian a iraní por sus películas “contra el sistema”

Mohammad Rasoulof es acusado de hacer “propaganda contra el sistema de gobierno”.
lunes, 9 de marzo de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Mohammad Rasoulof, director iraní ganador del Oso de Oro de la pasada edición del Festival de Berlin, ha sido sentenciado por las autoridades de su país  a un año de prisión y dos años sin ejercer como cineasta, de acuerdo con agencias internacionales.

 El artista es acusado de realizar tres películas que el gobierno iraní califica de “propaganda e en contra del sistema”.

Según su abogado,  Nasser Zarafshan, el cineasta recibió la orden judicial a través de un mensaje de texto y no planea entregarse a las autoridades. Además, Rasoulof tiene previsto apelar la sentencia, especialmente en vista del brote de coronavirus que afecta al país. En las últimas semanas, las autoridades iraníes cambiaron a más de 54.000 presos a libertad condicional, para evitar que el virus se extienda por el sistema penitenciario.

 “He apelado, pero ellos están esperando a que me presente. Si no lo hago en los próximos días, posiblemente vendrán por mí”, advirtió  el cineasta, en una entrevista a través de Skype, con el l diario español La Vanguardia. 

     Rasoulof fue la gran sorpresa del Festival de Cine de Berlin, llevado a cabo la pasada semana, al hacerse con el premio a mejor película, por There Is No Evil. 

Dicha cinta  cuenta cuatro historias relacionadas con la pena de muerte y la duda de hasta qué punto una persona tiene libertad de expresión bajo un régimen tiránico. 

El cineasta no pudo viajar a Alemania para recibir el galardón, debido a una  prohibición de viaje que instauró el gobierno iraní en su contra.  Por esa razón, los  organizadores del encuentro dejaron una silla vacía y un letrero con el nombre del artista  en el salón donde se llevó a cabo  la conferencia de prensa posterior. Baran, la hija del director, fue quien aceptó el premio en su nombre, de acuerdo a la agencia alemana de noticias dpa.

 Esta no es la primera vez que el iraní se enfrenta a las autoridades de su país. En 2011, el artista fue arrestado junto al también director Jafar Panahi por “filmar sin un permiso”.

 Ambos artistas fueron sentenciados a seis años de cárcel  y se les prohibió ejercer su profesión  20 años por cargos que incluían “hacer propaganda contra el sistema de gobierno”. En dicha ocasión pudo apelar la sentencia y reducir su pena a un año.

 Pese a todos esos problemas, el cineasta no planea irse del país. “Yo crecí en esta geografía y entiendo las complejidades de la vida que se tiene”, detalló Rasoulof. “Es lo más normal quedarme aquí, incluso si es difícil y vivo bajo mucha presión.

 Cuando uno escoge no ser parte de una dictadura y decir ‘no’ al poder, también hay algo hermoso en ello. Probablemente no se puede ser feliz totalmente, pero sí se experimenta una paz interior”, añadió. 
 

 

9
1