Cine en crisis: 46 films nacionales afectados y ayuda que no llega

La pandemia paró 16 estrenos de películas bolivianas en salas y festivales. Ya hay unos de 10 millones de dólares de pérdida en ingreso bruto de taquilla.
domingo, 24 de mayo de 2020 · 00:50

Liliana Carrillo V. / La Paz

Medio centenar de películas bolivianas afectadas, estrenos suspendidos, salas cerradas y fondos comprometidos por el Gobierno que no se ejecutan: ese es el diagnostico de la crisis que afecta a toda la cadena cinematográfica. Desde productores hasta exhibidores están en emergencia.

Ante la situación se creó una cordinadora compuesta por  35 organizaciones nacionales y Adecine (Agencia del Desarrollo del Cine y Audiovisual Bolivianos) que ha presentado propuestas para reactivar el sector. 

“Una preocupacion del sector es el pago del Fondo de Fomento del Cine y el pago del Programa Ibermedia    de  300 mil dolares, el premio Abora y otros pendientes. No hay una respuesta clara del Ministerio de Cultura,  nos ignora, suspende reuniones”, lamenta la  representante de Bolivia Lab, Viviana Saavedra.

El ministerio Culturas a insistencia de Página Siete aseguró que “se darán declaraciones oficiales la próxima semana sobre este asunto”. Adecine, la entidad descentralizada pero dependiente de esta instancia, asegura que le toca a esta cartera de Estado concluir los trámites administrativos. De este y otros temas hablamos con Roxana Moyano, la directora de Adecine.

¿Cuál es el perjuicio  que sufre la industria audiovisual boliviana por la pandemia? 

La emergencia sanitaria afectó a toda la cadena cinematográfica y al ecosistema que lo complementa. Las actividades de formación cinematográfica están pasando clases de manera parcial, teóricas, pero sin las prácticas en campo que son fundamentales.

En cuanto a la producción, 46 proyectos se encuentran afectados en distintas fases, para citar algunos: Sirenas, Perros, El perro en el año del perro, Familia por encargo, La hija, El despertar de Thunupa, largometrajes que actualmente estarían en fase de pre y producción, y cada uno generando entre 80 y 100 fuentes de empleo directas y otras tantas indirectas.

Los distribuidores postergaron o suspendieron los estrenos nacionales y extranjeros. Se vieron en la necesidad de reprogramar, estrenar online o suspender la exhibición, como es el caso de Mi Socio 2.0 que tenía mucho éxito.

Los exhibidores, por su parte, suspendieron operaciones a nivel nacional, lo cual es una situación muy compleja tanto para los empresarios y principalmente para las producciones nacionales. Recordemos que el cine es una fuente de generación de empleo y con la suspensión o la paralización de una producción o exhibición son afectados cientos de trabajadores de la cadena, así como proveedores y otros que trabajan indirectamente.

Sobre los estrenos, hasta el inicio de la cuarentena se tenían programadas 16 películas nacionales: 13, en salas locales; y otras tres, en festivales internacionales. 

Aún no podemos cuantificar exactamente, pero hablamos aproximadamente de 10 millones de dólares de pérdida en ingreso bruto de taquilla, según datos relativos de Iberoamérica para Bolivia del informe EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) de años anteriores.

¿Son factibles los estrenos virtuales como en otros países?

Justamente, el trabajo de las comisiones será revisar el estado de situación de las películas y sus posibilidades particulares. Con eso, desarrollar una propuesta y cronograma de estrenos a ser coordinada entre productores y la Cámara de Empresarios Cinematográficos, lógicamente con la articulación de Adecine, en base a las facultades establecidas por Ley. El retorno del público al cine será lento tanto por las medidas de bioseguridad con aforos reducidos al 30% o 50% cuanto por la propia confianza del público. Por lo tanto, el impacto se notará los próximos dos años.

Se estima que 25 largometrajes nacionales estarán listos para estreno en los próximos 20 meses, dependiendo, claro de cómo evolucione la pandemia y las restricciones de bioseguridad para producción y exhibición.

¿Cómo iremos al cine los bolivianos? ¿Subirá el precio de las entradas que de por sí es alto?

Adecine, como parte de la CAACI (Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica), trabajó en una declaratoria respecto a la crisis sanitaria y de ésta nacen los borradores de protocolos de bioseguridad para la producción y la exhibición, los cuales están siendo trabajados por las comisiones. Estos protocolos están alineados a la normativa que se está siguiendo en Iberoamérica y a las resoluciones del Gobierno. Sólo entrarán en vigencia una vez que las autoridades así lo determinen. 

Respecto al precio de taquilla, éste está regulado por el mercado y dependerá de estudios técnicos. El interés es encontrar un punto de equilibrio.

¿El virus será el fin del cine cómo lo conocemos? ¿Cuál es la propuesta  de Adecine?

El virus no es el fin del cine, pero como en distintas áreas del arte y la cultura después de la pandemia este sector tendrá que adaptar y replantearse  desde la concepción de los proyectos y modelo de negocios hasta el uso de tecnologías.

La transición hacia lo digital será fundamental, tanto en la producción, las emisiones, ventas, distribución y eventos online. Son parte de las principales acciones de Adecine mejorar las capacidades instaladas de regiones y priorizar los nuevos creadores, potenciar las plataformas de exhibición nacionales y la sostenibilidad y sustentabilidad de toda la cadena y una herramienta efectiva y más que oportuna para cumplir dicho rol es precisamente el Fondo de Fomento.

Retraso en el Fondo de Cine dotado con Bs 7 millones

Hay meses de retraso en el anuncio de beneficiarios del Fondo de Cine, dotado con 7 millones de bolivianos y lanzado por Adecicine. La entidad asegura que espera los desembolsos de Culturas.

“No se pudo realizar el anuncio de ganadores ya que, por el nuevo reglamento para transferencias del MPD, la solicitud debe ser realizada por el ente de tuición, en nuestro caso el Ministerio de Culturas y Turismo. Siendo así, este proceso se encuentra en esa instancia aguardando que le den curso para que el MPD haga la transferencia y Adecine pueda iniciar el proceso con los beneficiario”, dice Roxana Moyano, directora de Adecine.

Consulta si no corresponde  a Adecine  gestionar el anuncio y pago del Fondo, Moyano dijo:

“Adecine sigue todos los procedimientos, procesos y lineamientos que le corresponde como entidad pública y, en el caso específico del Fondo de Fomento, ha mantenido reuniones periódicas de coordinación con con el área técnica del Ministerio de Culturas y se ha cumplido con todos los requisitos solicitados por ésta. Toca al Ministerio de Culturas y Turismo concluir sus procesos administrativos y dar curso al proceso, según lo estipulado en el nuevo procedimiento, reglamento y guía de transferencias del MPD”.

Consultado el director de Promoción Cultural, Julián Cors, dijo que pese a la pandemia que afecta a todo el país se realizan reuniones con todos los sectores de artistas que necesitan ayuda. Sobre la situación del Fondo de Cine sostuvo que “se darán declaraciones oficiales la próxima semana sobre este asunto”.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

63
3

Otras Noticias