Adiós a Adrián Villanueva, músico y luthier de charangos

El artista destacó con la confección de instrumentos con materiales reciclados y con su carrera musical junto con los grupos Rumillajta, Ruphay y Kallawaya.
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

El quenista Adrián Villanueva Quisbert falleció este martes en Londres, Inglaterra, donde se encontraba con su hija mayor Nina Wara. Todavía no han trascendido detalles sobre la causa de su muerte, pero algunos artistas locales apuntaron a que en los últimos días el luthier se encontraba en delicado estado de salud. Pese a ello, ya tenía planeado retornar a Bolivia a principios de junio.  

El músico y artesano paceño fue especialmente conocido por la elaboración de instrumentos con materiales reciclados como papel periódico y conchas. Villanueva aprendió el oficio de su padre, quien además de panadero era músico y confeccionaba instrumentos como charangos, bombos y guitarras. 

“Para mí fue un desafío el hacer una caja armónica solamente de hojas de papel chamuscado”, admitió en una entrevista para Bolivia Externa. “No lo hago por moda, no lo hago por ser el pionero, sino por una política ambiental. Desde niño aprendí a proteger la naturaleza”, explicó entonces. 

El paceño comenzó su carrera como intérprete de instrumentos andinos a los 18 años, cuando fue invitado a formar parte de Los Trovadores de Bolivia. Más tarde formó parte de Rumillajta, Ruphay y fundó el grupo Kallawaya, agrupaciones con las que participó en diversos festivales internacionales.

Al momento de confirmarse su fallecimiento, decenas de músicos y admiradores se volcaron a las redes sociales para expresar sus condolencias.  

Exposición  de instrumentos ecológicos, en mayo de 2012.
Foto:Adriàn Villanueva (Facebook)

“En un sentido amplio de la palabra, kallawaya es aquel personaje que cura no sólo el cuerpo de las enfermedades sino también el espíritu. Adrián Villanueva Quisbert fuiste un kallawaya de la música que nos dejó grandes enseñanzas de vida a su paso”, escribió Marco Moya. “Descansa en paz querido amigo, hermano, maestro y kallawaya de la música”.

Vero Pérez, vocalista de Efecto Mandarina, destacó que Villanueva fuera “una persona que con su alma y carisma te cambiaba la cabeza y las estructuras, un ser que con su música te llevaba volando, que hipnotizaba con su quena y luego con un chiste te bajaba a la tierra”.

 Por su parte, Rolando Encinas recalcó que Villanueva fue “uno de los quenistas bolivianos más destacados” y lamentó que partiera “antes de cumplir su deseo de retornar a Bolivia para estar con su familia”.

 “Siento mucho esta pérdida, fue uno de mis mejores amigos, caminamos juntos desde los años 70 y compartiendo sueños con el afán de construir un país mejor”, escribió el músico. 

Saúl Callejas Oropeza, quien  conoció al quenista desde hace casi 40 años, aseguró que es muy triste perder a una persona “con tanto conocimiento y tanta experiencia”. “Siempre estaba buscando una y otra cosa, era un hombre muy inquieto. Era increíble, (...) Para mì era como un ídolo”, afirmó el músico. “Él ha dejado huella en la parte quenística. Todos los músicos que tocan este instrumento lo conocen porque ha hecho una gran labor”, subrayó.

Leonel Fransezze también le dedicó algunas palabras: “Adrián fue un músico excepcional. (...) No había quien no lo conozca, quien no lo respete y quien no lo quiera”, sostuvo el cantante y actor. “Charlar con él era un deleite, estaba lleno de historias, de anécdotas. Desde los seis  años las empecé a escuchar y disfrutaba mucho del tiempo con él. (...) El Covid nos quita un ser tan valioso, un papá amado y un gran amigo”, lamentó el artista, junto a un video del último viaje de Villanueva a Londres, en el que se lo ve tocando la quena para el personal de la Aduana. 

 
Villanueva deja atrás a su esposa, María del Rosario, y a sus cinco hijos. 
 
 


 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

75
1