Un documental muestra el viaje de una mujer que superó el abuso sexual en Bolivia y logró justicia

"Journey For Justice" muestra el viaje de Vasilisa Komarova, una turista que fue violada en Beni, que deja atrás el estereotipo de víctima para convertirse en una voz de denuncia y esperanza.
viernes, 29 de mayo de 2020 · 14:48

Alejandra Pau / La Paz

¿Cuándo una víctima de violación se transforma en una activista? En el momento en el que rompe el silencio, dice Vasilisa Komarova, la protagonista del documental Journey For Justice (Viaje por la Justicia) quien después de vivir abuso sexual en Bolivia, luchó hasta lograr condena para sus verdugos, y se convirtió en una voz de denuncia a nivel internacional.  

“El documental es una forma de amplificar mi voz y ojalá que lleve el mensaje a todos los que necesiten escucharlo. Hay una especie de mordaza sobre la boca de las mujeres que viven abuso sexual, una mordaza puesta por la sociedad machista. La vergüenza y el miedo de ser juzgadas pesan más que el dolor que llevan cada día en su corazón. No es correcto, yo quiero romper con ese estereotipo de mujer víctima, ayudar a que las víctimas se conviertan en una voz en contra de la violencia”, cuenta Komarova en una comunicación con Página Siete desde Nicaragua.

Este 27, Al Jazeera Close Up, el galardonado brazo documental de Al Jazeera Media Network, una de las organizaciones de noticias más influyentes del mundo, estrenó el breve documental, dirigido por la periodista Kelley Manley de Estados Unidos, quien ha escrito para medios como The New York Times y National Geographic. Desde su lanzamiento en línea ha sido visto por más de 3.000 personas.

El documental que muestra la lucha de Komarova, de nacionalidad rusa y británica, está disponible en línea en el portal Al Jazeera Close Up. En un contacto con Página Siete su directora manifestó que uno de los momentos más impactantes de este trabajo fue la cuando confrontó a sus tres agresores, quienes además de atacarla sexualmente, intentaron asesinarla y le robaron a orillas de un lago en Santa Rosa de Yacuma el 2017. Vivir esto hizo que la motociclista se quede por más de un año en Bolivia y se enfrente con el burocrático y lento Sistema Judicial del país.

“Fuimos a la cárcel en Reyes (Beni) en la que estaban detenidos sus atacantes y Vasilisa pudo confrontarlos en el centro penitenciario y decirles lo que ella sentía después de que fueron condenados y retomar, de alguna manera, su poder, su historia. Las reglas del poder habían cambiado, ellos estaban tras las rejas y ella estaba libre”, destaca la Manley. 

La también periodista conoció la historia hace un poco más de un año a través de un artículo en The New York Times en el que además se mencionaba que las mujeres se animan más que nunca a viajar solas. Y es que el sueño y la meta de Komarova es recorrer todo el continente. Ella empezó al sur y viajó en su moto hasta que llegó a Bolivia donde fue atacada. Ahora continúa hacia el norte.

“Me sentí capturada por la historia, por el coraje y determinación para lograr justicia, contra todo pronóstico. Y que después de vivir este terrible episodio esto no la detuvo de seguir viajando por América, para mi fue un ejemplo de la indomabilidad y la fuerza del espíritu humano”, comenta la directora del documental.

Para Komarova transitar el camino de víctima a activista, uno que muchas víctimas no logran, se debió precisamente a otras mujeres que vivieron lo mismo que ella.

“Fue el proceso en sí (de la búsqueda de justicia,) pero más que todo fueron los mensajes que algunas víctimas me escribieron después de que salí en noticias. Ellas se atrevieron a contar su terrible experiencia por primera vez en cartas que me escribieron, antes de buscar un apoyo psicológico o contarlo a sus familias. Ese fue el impacto más grande para mí”, dice Komarova.

Recuerda que cuando conoció a esas mujeres conectó inmediatamente, compartieron su dolor, "pero también nos llenamos los corazones unas a otras con las esperanzas y la fuerza", rememora.

Algo que Manley ignoraba antes de involucrarse con la historia de Komarova fue que Bolivia tiene uno de los más altos índices de violencia sexual en el mundo y uno de las tasas mas bajas en la persecución por estos crímenes, ya que muchos de los casos no pasan la etapa preliminar de investigación.

“Quiero que las mujeres de Bolivia vean este film y sepan que la justicia es algo que se pueda alcanzar”, concluye la directora.

Sobre el documental 

  • Para seguir el viaje que hace Komarova por el continente se puede seguir su cuenta en Instagram: @mythousandsmiles

 

 

https://www.aljazeera.com/programmes/aj-close-up/2020/05/200525180056259.html

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

84
1