El busto de Beethoven vuelve a lucir en Sopocachi

El escultor Flavio Ochoa fue el encargado de realizar la reconstrucción de la obra.
martes, 29 de septiembre de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Reconstruido en piedra Comanche y con la inscripción de la “Oda a la Alegría” en su parte posterior, el monumento a Ludwig van Beethoven  reluce nuevamente en el parque mirador El Montículo, de Sopocachi. 50 años después de su emplazamiento, en 1970, la escultura fue desvelada ayer por autoridades de Alemania y La Paz. 

“Este espacio es uno de los preferidos por los paceños, pero también es un sitio que guarda monumentos y estatuas que hacen a la historia misma de La Paz. Gracias a esta iniciativa de hace 50 años, hoy podemos presentar esta obra de manera conjunta”, expresó el acalde paceño Luis Revilla, durante la presentación del busto.

Como parte del programa “Beethoven en Bolivia” -que celebra los 250 años del nacimiento del compositor alemán-, el trabajo conjunto de restauración se dio entre la Embajada de Alemania, la Alcaldía de Bonn (Alemania), la Fundación Flavio Machicado Viscarra y el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. 

El reconocido escultor Flavio Ochoa fue el encargado de realizar el trabajo reconstructivo de la pieza que fue donada por Flavio Machicado Viscarra, en 1970. El diseño original fue realizado por el arquitecto Hugo Almaraz y llevado a cabo por el tallador Hilario Mamani.

A su turno, Ashok-Alexander Sridharan,  alcalde de Bonn (Alemania),  agradeció el trabajo conjunto para concretar la obra. “Me alegro de que el hijo predilecto más famosos de Bonn sea homenajeado en nuestra ciudad hermana. En estos tiempos inseguros, la cultura puede ser una señal de esperanza”, dijo a través de un video difundido en la ocasión. 

Finalmente, Eduardo Machicado Saravia agradeció el apoyo institucional para continuar con el trabajo que su padre inició. “Beethoven es de todos. Contribuyó a la difusión de la música más que cualquier otro compositor. Beethoven no es para un día, sino para siempre. No es para un pueblo, sino para todo el mundo”.  

 

 

 

 


   

12