Adiós al artista Gonzalo Tata Cardozo, un escultor de la vida

Junto a su esposa y sus hijas, el creador abrió el Museo Casa Taller Cardozo Velásquez, en la capital de folklore. Amigos y colegas lamentaron su partida.
lunes, 18 de enero de 2021 · 05:04

Anahí Cazas  / La Paz

Ya es libre. En realidad siempre fue libre, ahora el maestro Gonzalo Tata Cardozo  ya es libre en el infinito. El artista orureño murió ayer  a causa de un paro cardiaco luego de luchar contra un cáncer de médula ósea.

“Mi papá fue muy feliz, pudo disfrutar de su nieta menor:  nuestra pequeña Arawi, que nació justo después de que él  entró en recuperación (..)”, contó 

Lulhy Cardozo, una de las cinco hijas del escultor.    “Un pedazo de nuestra alma a comenzado otro tránsito para nosotros, en nuestro mundo andino la muerte no existe, simplemente es un caminar hacia una trascendencia, una transformación, ahora mi Tata es aire, es río, es fuego, es viento, es cielo su espíritu va rodando como las esferas de forma perfecta y natural”, agregó.

 Hace unas semanas,  Tata  recibió  un diagnóstico médico:  mieloma múltiple, un tipo de cáncer de médula ósea. “Iniciamos el tratamiento pertinente, pero hoy (el domingo)  tuvo un paro cardíaco, suponemos que la enfermedad estaba más avanzada de lo que parecía”, contó el escultor.  

La familia de Cardozo agradeció a  parientes y amigos por acompañar al artista en  los momentos  más complicados,  uno de los más recordados fue cuando el escultor  sobrevivió a una operación a corazón abierto.

Según Lulhi, la familia alista un velorio íntimo en su domicilio. Indicó que  en las próximas horas definirán si será enterrado o cremado.  “Estamos tranquilas, porque mi papá estaba sufriendo mucho por su enfermedad, le dolía su cuerpo”, contó.

Un escultor de la vida

Cardozo Alcalá nació el 29 de junio de 1954, en Oruro. Estudió arquitectura en la Universidad Técnica de Oruro. Fue docente en la Escuela Superior de Bellas Artes de esa ciudad. Fue escultor en piedra, madera y bronce. Junto a su esposa y sus hijas decidieron abrir el Museo Casa Taller Cardozo Velásquez, en la capital de folklore. 

El lugar se ha  convertido  en un espacio de encuentro de artistas, músicos, escritores e intelectuales, entre  otros,  de Bolivia.

  Obras de grandes artistas, como Pérez Alcalá, los Lara (Raúl, Gustavo y Fabricio), Mario Conde, José Rodríguez, David Darío Antezana, Hans Hoffmann, Remmy Daza o Zenón Sanzuste, por citar algunos, descansan en las paredes de la habitación principal de la casa que ya no da abasto para tanto arte.

“Tengo cientos de cuadros guardados porque hasta en el techo hemos ocupado para colocar cosas muy significativas para nosotros”, dijo Cardozo en una entrevista anterior. 

 
“Desde que te conocí me llamó increíblemente tu carisma y tu forma de ser, siempre a carcajadas, siempre a gritos, siempre tan aquí se hace lo que yo digo y todos bailan a mi ritmo, siempre duro... Pero en realidad siempre estabas dando cariño a manos abiertas y haciendo cosas por los demás (…)”, escribió en redes sociales Carlos Mejía Medina.

“Hasta siempre querido Tata Cardozo, tu espíritu y legado vivirán y perdurarán eternamente”, expresó  Sinthia Lemus Luna. Y así es. El gran escultor de la vida  ya es eterno. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos