Miguel Vargas: «Realmente indigna la ceguera colectiva ante la Covid»

El cantante supera el coronavirus y agradece las muestras de apoyo y solidaridad que despertó su diagnóstico.
miércoles, 20 de enero de 2021 · 05:04

Paz Monasterios  / La Paz

Una tos seca fue la primera señal para Miguel Vargas de que algo no andaba bien. Venía de dar un par de conciertos junto a Mentes Ociosas en La Paz y no reconoció el sonido que salía de su garganta. De inmediato las ideas empezaron a volar y el primer diagnóstico que se le vino a la cabeza fue confirmado cuando se hizo una prueba de Covid-19. Era positivo.

“Los primeros días han sido bien desesperantes porque no sabes qué te va a pasar. De día es como más suave, pero en la noche piensas cada estupidez”, admitió el cantante. “A esta enfermedad hay que tomarla en serio, pero no tienes que dejar que tome tu vida, que te maneje. Tú tienes que vencerla. El dueño de tu vida eres tú y tú tienes que enfrentarla”, agregó. 

Las más de dos semanas de enfermedad no fueron nada sencillas. A la tos inicial se fue sumando el cansancio, los problemas estomacales, mareos, las dificultades para respirar y la pérdida del sentido del olfato y gusto. Síntomas que forzaron al músico a pasar Navidad y Año Nuevo encerrado en una habitación y que, sumados al sobrepeso, llegaron a asustar a Vargas y sus allegados. 

"La cosa es reaccionar lo antes posible, con tranquilidad. (...) Pero es una sensación de incertidumbre, sobre todo en mi caso que tengo obesidad, entonces claramente había mucho más riesgo", apuntó el artista. "La cosa es buscarte un doctor. Sé que no todos tienen la posibilidad de acudir a uno, pero necesitas seguir una guía. Todo el mundo trata de ayudarte y te mandan recetas de todo, entonces eso te crea confusión y no sabes qué hacer y qué no hacer. Y mi doctor muy sabio me dijo: 'yo te atiendo, pero haces exactamente lo que te diga'. Y eso hice", relató el también periodista. 

Si bien es difícil determinar cómo o cuándo pudo haberse producido el contagio, él piensa que pudo ocurrir durante la promoción de su último espectáculo. Algo que concuerda con una serie de casos que se confirmaron en el sector artístico, después de meses de no poder ejercer su profesión. 

“Ni bien nos contagiamos le avisamos a los teatros y a todos con los que habíamos estado en contacto. (...) Gracias a Dios no contagiamos a nadie en teatros, eso nos preocupaba muchísimo”,  explicó el músico. “Fue triste porque ha sido esa temporada que realmente todos los artistas hemos tratado de ganar unos pesos. Nos hemos encontrado en el laboratorio con muchos amigos músicos, cantantes, instrumentistas que igual se estaban yendo a hacer la prueba. En esta época hubo rebrotes en coros, sinfónica... muchos artistas nos hemos contagiado”. 

El virus, sin embargo, trajo algo que el paceño no esperaba: muchas muestras de cariño y solidaridad. Desde amigos que le llevaban constantemente la comida, hasta una compañera del colegio que rastreó su lugar de residencia para darle algunas hierbas y uvas para Año Nuevo, el artista sintió el apoyo que le llegaba desde todos los rincones. Algo que Vargas identificó como esencial para superar el virus. 

“Me ha ayudado muchísimo el cariño de la gente. El que alguien esté pendiente y te esté cuidando. Eso te hace sentir que no estás solo. Esta cosa no es para pasarlo solo”, recalcó. “Es una cosa que no se la deseo a nadie, pero todo el amor que he recibido es fantástico y hay que agradecer públicamente y gritar al mundo que el amor te puede sanar”.

A diferencia de muchas otras personas que pasaron por la enfermedad, el músico decidió hacer pública su experiencia en las redes sociales. Una “salida del clóset Covix” que ocasionó que no sólo le lleguen mensajes de apoyo, sino muchas preguntas sobre tratamientos y pruebas. Reacciones que  contrastan con personas que aún se toman  la  enfermedad a la ligera. 

“He expresado un poco lo que siento, porque hay sentimientos encontrados. Hay gente que te ayuda increíblemente, hay puertas que se cierran, ves noticias y te da rabia cómo hay gente ganando plata con base al dolor de otras personas o haciendo campaña. Hay muchas cosas”, aseguró. 

“Muchos de mis amigos han muerto estas semanas y realmente te indigna la ceguera colectiva. E ignorarlos no está bien. Al principio decía ‘allá ellos en su mundo’, pero no es ellos en su mundo porque esto es colectivo, entonces el momento en que no se pongan el maldito barbijo se están haciendo daño a ellos y le están haciendo daño a los demás, a la gente que no va a tener la suerte que yo he tenido. Realmente hay que ser muy responsables con esto. La ignorancia hay que combatirla con fuerza”.

Actualmente Vargas fue dado de alta, pero continúa el tratamiento. Entre terapias y dieta balanceada, el artista es consciente de que aún queda un largo camino por recorrer.

"La rehabilitación va a ser larguita, pero estoy tratando de hacer cosas, estamos escribiendo. Ayer en la tarde mi hermano ya igual estaba con la guitarra haciendo música. Nos mantenemos más activos, pero cuidándonos muchísimo, porque en esta etapa una reinfección nos puede mandar al otro lado y bajar la guardia es la peor idea”, sostuvo el artista. “Todavía no ha terminado, pero estoy con todos los ánimos, que es lo importante".

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

20
3