Carlos Piñeiro: «Sirena» tiene un valor artístico y cultural muy interesante

El cineasta paceño presenta su primer largometraje, inspirado en una experiencia que vivió su padre más de tres décadas atrás en el lago Titicaca.
jueves, 7 de enero de 2021 · 00:04

Paz Monasterios  / La Paz

Un hecho de la vida real ocurrido hace más de 30 años es el punto de partida de 'Sirena', el primer largometraje del paceño Carlos Piñeiro. Una ficción cargada de simbolismo, que llega a las salas bolivianas la próxima semana, tras su paso por varios festivales internacionales. 

“Sirena' tiene un valor artístico muy interesante, tiene un valor cultural muy valioso. Yo creo que justamente todo este retrato de la Bolivia de los 80 es muy poderoso porque hay muchas cosas que se reflejan al día de hoy”, destacó Piñeiro, en entrevista con Página Siete. “Hay un misterio, hay una aventura, un viaje. Hay algo que va a cambiar en la vida de estos personajes y creo que eso al espectador sin duda lo va a motivar y sobre todo lo va a interpelar, que eso es lo que nosotros, como cineastas y como realizadores, buscamos: que el espectador comparta esta experiencia, comparta este viaje”. 

La cinta en blanco y negro, ambientada en una Bolivia de la década del 80, narra la historia de cuatro personas que van a una de las islas del lago Titicaca para recuperar el cuerpo de un compañero que ha sido tomado por los lugareños, porque temen que el devolverlo provoque malas cosechas.

Una historia inspirada en las vivencias del padre de Piñeiro y que supone el primer largometraje del cineasta paceño, después de triunfar con cortos como 'Martes de Ch’alla' (2008), 'Plato Paceño' (2011) y 'Amazonas' (2015).

“Este proyecto surge a través de una vivencia real y personal de mi papá. Él en el año 1984 tiene que ir a reconocer el cuerpo de un colega y ese es el pie de inicio. Esa historia que mi papá contaba desde que yo era chico, es como que ha hecho un eco a lo largo de los años y es a partir de esa historia real que empezamos la construcción de 'Sirena'”, explicó el cineasta, quien confió el guion a su hermano Juan Pablo Piñeiro y a Diego Loayza. 

“Realmente (la presentación de la película) es una profunda sensación de alegría, de mucha satisfacción. Pero también hay un miedo porque es como que te estás entregando, te estás mostrando, te estás desnudando con algo a lo que le has metido tanto cariño, tanto amor, tanto sacrificio”, apuntó. 

Bajo la producción de Colectivo Marketero y Socavón Cine, la película fue rodada en 2017 en medio de un ambiente “duro” e “intenso”, que contó con el apoyo de las comunidades locales. Dos años más tarde fue estrenada en el Festival de Cine de Mar del Plata, en el que se coronó como la Mejor Película de un realizador menor de 35 años.

Desde entonces pasó por otros encuentros como el Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse (Francia) y el Festival Mundial de Cine de Veracruz (México), en el que recibió el premio a Mejor Fotografía. 

Ahora, más de tres años desde que finalizó el  rodaje y 14 meses desde su estreno en Argentina, la cinta llega a las pantallas bolivianas. Primero en formato virtual a través de la plataforma de Multicine este 14 de enero y en salas a partir del 21 de enero. 

“El mundo ha cambiado. Ha habido un antes y un después de 'Sirena'. Esto se ha filmado en 2017 y todo lo que ha pasado después, no solamente con la pandemia, sino a nivel sociopolítico-cultural en Bolivia, es un escenario totalmente distinto. Y si bien esas cosas han hecho que la película se atrase un poco, creo que le han dado mucha fuerza y han reafirmado ciertos discursos, ciertas líneas narrativas que nosotros planteamos en la película. Y con todo lo que está pasando se hacen más fuertes estas premisas, estas reflexiones”, sostuvo el cineasta. 

No la exhibición ideal, pero la mejor opción

Además del lanzamiento de este proyecto, Piñeiro está en la  finalización del guion de una segunda película que se  prevé rodarse en las ciudades de El Alto y Cobija. Una muestra de que su paso a los largometrajes parece ser definitivo. 

“Los cortos para mí siempre han sido mi forma de acercarme al lenguaje cinematográfico, de conocerlo, de descubrirlo. Estar cerca del cine sin precisar de grandes presupuestos y grandes inversiones”, afirma  Piñeiro. “De alguna manera los cortos han sido para mí el aprendizaje y la preparación para el largometraje. El sueño siempre ha sido hacer una película, contar una historia en la pantalla grande, compartir una experiencia en la pantalla grande. (...) Realmente Sirena le debe muchísimo a todo el trabajo que se ha hecho desde el cortometraje”.  

Y si bien, la idea de que esta última película sea estrenada de forma virtual nunca fue parte del plan original, el director considera que ante la incertidumbre de 2021, no hay mejor opción.

“Ahorita el escenario para el cine nacional es muy complejo. Hay una cola de muchas producciones nacionales que están listas para estrenarse. Hay otra cola de películas que van a ser terminadas este año y que van a querer estrenar. (...) Es una decisión muy difícil”, enfatizó el director. 

“Trabajas para la pantalla grande, quieres que se vea la película en pantalla grande, pero si no nos acomodamos, no nos ponemos en la movida de cambiar las cosas, de transformarlas, la película nunca se va a estrenar y nunca se va a ver. Entonces estamos poniendo toda la carne al asador para que se vea en la plataforma virtual y para que llegue a la mayor cantidad de personas posible. No hay otra opción, no sabemos cómo se viene este año. Entonces creo que hemos tomado la decisión correcta”.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/