Ricardo Zelaya: «Lora ya vio en 2006 que el MAS se disfrazaba de indígena»

El periodista presenta una obra sobre Guillermo Lora que reúne 20 testimonios y dos ensayos; es el adelanto de la biografía oficial del trotskista pionero.
lunes, 15 de noviembre de 2021 · 05:00

Liliana Carrillo V. / La Paz

Guillermo Lora Escóbar fue el referente  del trotskismo en Bolivia. Militó en el Partido Obrero Revolucionario (POR) desde la década de los años 40 hasta su muerte y entre sus múltiples aportes se destaca la Tesis de Pulacayo.  La figura política, intelectual y humana de Lora  (Uncía, Potosí, 31 de octubre de 1922 - La Paz, 17 de mayo de 2009) se plasma ahora en el libro Guillermo Lora, el último bolchevique, de Ricardo Zelaya.

La obra, que reúne 20 testimonios y dos ensayos sobre el líder del  Partido Obrero Revolucionario,   será presentada el jueves  18 de noviembre en el Espacio Patiño ( avenida Ecuador) a las 18:30.  El acto contará con la presencia de  Sussy Soto, directora de Patiño, y Javier Gómez, del Cedla. Comentarán el libro Alfonso Velarde, secretario general del POR, y el periodista Raúl Peñaranda.

El encargado de cerrar la presentación sera el autor, el periodista Ricardo Zelaya, cercano a Lora durante décadas,  que es considerado “el biógrafo oficial” de don Guillermo; de quien destaca, por ejemplo, “ su definición del gobierno del MAS como burgués disfrazado de indígena, en 2006, cosa que en ese momento nadie podía siquiera intuir”.

Como dijo, por fin nació la wawa.  ¿Cuánto tiempo llevó la realización del libro Guillermo Lora, el último bolchevique?

El libro fue realizado en dos etapas distintas. Casi todas las entrevistas que lo componen fueron realizadas entre marzo y julio de 2012, pero el libro propiamente, la edición y ordenamiento de los testimonios, los he trabajado este último medio año. Las entrevistas, en realidad, estaban pensadas apenas como un insumo de una futura biografía de Lora, pero, dado su valor histórico y testimonial intrínseco, decidí publicarlas antes.

¿Quiénes son los entrevistados sobre la figura de Lora y por qué se eligió a estos personajes?

Los entrevistados son 20 en total. Y se pueden agrupar en lo que sería el grupo familiar de Guillermo, donde están su compañera durante 30 años, Rina Pérez, sus hermanos Miguel, Andrés y Gloria, su medio hermano Filemón Escóbar, su cuñada Aurora de Lora, su sobrina política Bolshia Bravo y Javier Bacarreza, quien fue su hijastro por algunos años. Luego está un grupo de seis obreros que militaron en la época dorada del trotskismo en las minas, en la década de  los años 60 sobre todo, y otro grupo de cinco personas que estuvieron relacionados con Lora de uno u otro modo, entre ellos el famoso anarquista Liber Forti. La última entrevista es una que le hice al jefe del POR en 1994.

Guillermo Lora Escóbar,  el histórico líder del POR, falleció en 2009.
Foto: MASAS

Cuenta su biografía que fue militante del POR en los años 80 y nombrado biógrafo oficial de Guillermo Lora poco antes de la muerte del líder trotskista. ¿Cómo fue esta experiencia?

Justamente en 1994, durante varias entrevistas que  hice a Guillermo, muchos años antes de su muerte, logré convencerlo de escribir su biografía. Porque él en principio no estaba de acuerdo con esa idea.

Yo había sido militante del POR en la universidad, entre 1983 y 1985, y en la época en que le hice esas entrevistas ya me había alejado del POR y trabajaba como periodista en Última Hora, Presencia y luego La Razón. En todos esos periódicos publiqué entrevistas a Lora, de coyuntura, y probablemente eso contribuyó a construir un ambiente de confianza mutua. Yo ya no era porista,  pero en ningún momento dejé de respetar y visitar a Guillermo como periodista. Hasta que lo convencí…

La jefatura del POR, la redacción de la  Tesis de Pulacayo, el análisis de la situación precapitalista de Bolivia… ¿cuáles son los principales aportes teóricos y políticos de Guillermo Lora?

Me parece que su mayor aporte fue haber caracterizado con absoluta lucidez la formación social boliviana y la posibilidad de una revolución proletaria. De esa caracterización se alimenta prácticamente todo el discurso de Lora a lo largo de 60 años. De ahí sale, por ejemplo, su pronóstico temprano sobre la traición del MNR a la revolución, o su posición antifoquista frente a la guerrilla del Che, o los documentos fundamentales de la Asamblea Popular, e incluso su definición del gobierno del MAS como burgués disfrazado de indígena, en 2006, cosa que en ese momento nadie podía siquiera intuir.

Tras la muerte de Lora y con los últimos hechos políticos en el país que ha cambiado la revolución del proletariado por el proceso de cambio, por ejemplo, ¿vive aún el trotskismo?, ¿cuál es su situación y perspectivas?

El trotskismo es parte y heredero del materialismo científico de Marx, que, antes que una doctrina, una fórmula o una secta, es un método de análisis y transformación de la sociedad capitalista en general. Si eso es así, mientras el capitalismo subsista en el mundo, este método estará siempre abierto como una posibilidad revolucionaria. No se trata de memorizar a Marx o Trotsky, sino de aprender su método para revolucionar la realidad. Y eso es más válido precisamente ahora, cuando los profetas del falso socialismo, como Evo, Maduro u Ortega, hacen todo lo posible para engañar a los incautos con un falso discurso, alejadísimo del marxismo.

¿Cómo recuerda la figura de don Guillermo en el plano humano?

Lora era un tipo cultísimo, muy apegado al uso de la palabra precisa, al que podías escuchar en silencio horas y horas sin aburrirte por un minuto; una enciclopedia viviente y pensante, un ser extraordinario. Pero, así como podía ser amable y muy agradable con los amigos o militantes que le parecían prometedores, era implacable con los enemigos políticos. Toda su capacidad intelectual, política y discursiva, que no era poca, se volcaba contra el adversario, hasta aplastarlo.

¿Qué características tuvo el trotskismo en la época de Lora?

Raúl Prada dice que Lora fue la expresión más acabada de un estilo de marxismo único en el mundo, el marxismo de guardatojo. Es que la época más fecunda del pensamiento y obra de Lora y el POR fue la que arranca en 1946, con la Tesis de Pulacayo, y concluye en 1971, con la Asamblea del Pueblo, que luego decapitaron el banzerismo y el Plan Cóndor internacional.

Fue un marxismo profundamente vinculado a las luchas del joven y aguerridísimo proletariado de las minas bolivianas; se puede decir que, a pesar de sus vaivenes ocasionales, esos mineros, sobre todo los de Siglo XX que siempre fueron los más combativos y esclarecidos, fueron vaciados en el molde del trotskismo. Después de Banzer, el POR ya no pudo sostener esa relación; vino la represión, la persecución sañuda, luego la relocalización y el triunfo mundial del neoliberalismo.

Hay varias generaciones de intelectuales formadas en el trotskismo, ¿qué fue de esos miembros?, ¿por qué muchos han dado un viraje radicalmente opuesto?

No es fácil mantenerse en la línea del pensamiento marxista, y mucho peor si no tienes el respaldo y la presión de la militancia. Docenas de poristas se fueron del POR haciendo críticas a Lora y jurando que nunca abandonarían el marxismo, pero terminaron rápidamente en la vereda contraria, muchos en filas del nacionalismo, del masismo y hasta del fascismo.

¿Por qué? Supongo porque probablemente nunca terminaron de asumir el método marxista, o porque se aproximaron a partidos pro burgueses como el MNR, el MIR o el MAS y se dejaron seducir por el dinero, los cargos o el poder, qué sé yo. No es fácil ser marxista, porque es una vida de privaciones, sacrificios y, sobre todo, de pelea constante contra toda una forma de sociedad. Se necesita demasiado valor, sacrificio y consecuencia para dedicarte a eso.

¿Se considera aún trotskista?

Mal podría considerarme trotskista, porque ser marxista o trotskista supone la militancia, la entrega de toda tu vida a una idea. Eso era Guillermo Lora y eso intentan ser quienes se quedaron en el POR después de su muerte. Yo más bien me veo como un simpatizante del marxismo, que ha intentado toda su vida no pasarse al campo enemigo. Quizás porque tuve la buena idea de no vincularme a ningún partido una vez que salí del POR, o porque me involucré en actividades muy distintas. Por ejemplo, fui periodista durante 10 años, en todos los cargos y periódicos de La Paz excepto El Diario, y luego me dediqué a fondo a trabajar con el rock boliviano, a través de Equinoccio, el espacio que fundé junto  con  unos amigos en 1992. Entonces, no tuve tiempo para volver a militar, pero tampoco para renegar de mis ideas. De hecho, siempre simpaticé con la historia de Lora y el POR a través de todo lo que pude escribir. Los poristas me consideran un trotskista de salón o hasta un comodón, pero, aun así, creo que respetan mi trabajo. Por lo menos eso me han dicho algunos.

 ¿Cuándo se presenta el libro, y dónde se lo podrá adquirir?

El libro se presenta este jueves 18 en el Espacio Patiño, de la avenida Ecuador, a las 18:30. La presentación estará a cargo de Sussy Soto, directora del lugar, y Javier Gómez, del Cedla. Luego comentarán el libro Alfonso Velarde, secretario general del POR, y el periodista Raúl Peñaranda, fundador de Página Siete y amigo desde hace muchos años. Cerraré el acto yo, con unas palabras cortas y circunstanciales. El libro se podrá adquirir a un precio promocional de 70 bolivianos el día de la presentación, y luego en  librerías  a 90 bolivianos.

Docenas de poristas se fueron del POR haciendo críticas a Lora y jurando que nunca abandonarían el marxismo, pero terminaron en   la vereda contraria”.

Mal podría considerarme trotskista, porque ser marxista o trotskista supone la militancia, la entrega de toda tu vida a una idea. Eso era Lora”.

Lora era un tipo cultísimo, muy apegado al uso de la palabra precisa, al que podías escuchar en silencio horas y horas sin aburrirte”.

20
entrevistados
en total forman parte del libro,
desde familiares hasta obreros
relacionados con Lora

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos