Isadorian, un fantasma que embruja las redes con música

La artista Carolina Oz de Vila difunde las canciones de su primer disco, El martillo de las brujas, mediante las plataformas como YouTube
viernes, 5 de noviembre de 2021 · 05:00

Jorge Soruco / La Paz

Isadorian es el fantasma de una mujer que vivió hace 200 años. Ahora embruja las redes sociales con su música, composiciones que hablan de violencia contra las mujeres y que ahora pueden encontrarse en las distintas plataformas digitales, junto a tres videoclips.

“Isadorian es un personaje que permite dar voz a quienes se encuentran callados por distintas razones. El nombre viene de mi tatarabuela Isadora Araujo, mujer que se rebeló contra las convenciones de su época. También recuerda a la bailarina Isadora Duncan y a Dorian de la escala dórica, que en  1930 fue considerada música diabólica”, explicó la escritora, historiadora y compositora Carolina Oz de Vila, la mujer detrás del fantasma.

Su primer disco está formado por seis canciones. Titulado El martillo de las brujas, la producción combina el doom metal de la década de 1990 con el dark wave pop de 1980.

“Tiene un lado  estridente, pero también uno  clásico. Anda entre la ruptura y la tradición, entre  oscuridad y  luz. Tiene la dualidad de mi trabajo”, definió la artista.

Oz de Vila comenzó a estudiar piano a los 10 años. “Quería ser concertista clásica”. Pero tuvo que dejarlo a los 19 y se dedicó a trabajar y estudiar.

Ejerció de periodista y siguió dos carreras. Es magíster en Literatura Latinoamericana de la Universidad Mayor de San Andrés y está a punto de egresar como licenciada de Historia en la misma casa de estudios.

Las dos profesiones influyen en su trabajo artístico. “Siempre hay una preocupación  por la historia y el  devenir del ser humano, especialmente de las mujeres. ¿Qué es lo que va a suceder? ¿Cómo podemos superar los cambios, enfrentar las adversidades? Son temas que me preocupan y que con la música puedo dar voz”.

Tras establecer su carrera comenzó a sentir la necesidad de escribir canciones. “Me di cuenta de que tenía que expresar algo con el piano, el bajo y la guitarra. Los últimos años  escribí mucho, cincelando las palabras que salían de la poesía para que se convirtieran en composiciones”, contó.

El martillo de las brujas puede conseguirse mediante las plataformas Spotify, Deezer y Amazon. Es en su canal oficial de YouTube donde se puede encontrar los tres videoclips producidos hasta ahora.

Las producciones fueron dirigidas por Rodrigo Acomata. En la concepción de los mismos, trabajaron tanto el realizador como Isadorian.

El primero en salir fue Impunidad, que es, en palabras de la autora, el más sencillo de los tres, ya que se filmó en plena pandemia. “Se pensó aplicar una estética que recordara a los clips de metal de los 90, de grupos como Moonspell o Nightwish, entre otros”.

Allí fue cuando nació la apariencia de Isadorian: una mujer ataviada al estilo de una bruja medieval. Como por las restricciones no se podía contar con otra persona, se fortaleció el audiovisual con recortes de noticias sobre violencia de género, una temática muy presente en las composiciones.

Carolina Oz de Vila  en una escena del video Piedras. 
Foto: Aldair Indra

El segundo ya fue más elaborado. Piedras se enfoca en la violencia que se da en los espacios laborales. Dos mujeres se enfrentan en un campo de batalla que es la oficina.

El último, Visceral, fue lanzado el domingo 31 de octubre. “Como la canción trata de maltrato emocional, Rodrigo y yo nos planteamos una historia de amor en la que se ve cómo la víctima responde a su agresor”.

Actualmente, el espectro busca encantar un nuevo disco, mientras que Oz de Vila  está preparando un libro de cuentos sobre personajes rotos, todo para el siguiente año.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos