Artistas despiden a María Teresa Dal Pero recordando su «luz»

La actriz y cantante falleció este martes, durante una intervención quirúrgica.
miércoles, 3 de marzo de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

“La Tere era un ser muy maravilloso. Una persona muy excepcional que tenía un grado de consciencia mayor, creo. Más apertura, alegría, sonrisa, un tanto de locura, de inocencia y también de fortaleza”. Con esas palabras describió Yumi Tapia a la actriz y cantante María Teresa Dal Pero, una amiga de más de una década, que falleció este martes. 

Fueron años de lucha para esta intérprete italiana, que dejó una gran huella en el ambiente artístico boliviano. Tiempo atrás había sido diagnosticada con cáncer y se encontraba recibiendo tratamiento en Italia, cuando perdió la vida durante una intervención quirúrgica a la que estaba siendo sometida por dicha enfermedad. Tenía 55 años de edad.

“Para mí ha sido un referente en todo sentido. En lo artístico era un monstruo, en el buen sentido. Como actriz era increíblemente talentosa. Nosotros entrenábamos en la sala y ella siempre era a la que veíamos todo el tiempo. Su entrenamiento, sus improvisaciones... aprendíamos mucho de eso”, afirmó Gonzalo Callejas,  actor y escenógrafo de Teatro de los Andes, donde compartió escenario con la artista.  

De hecho, el intérprete fue uno de los primeros alumnos de Dal Pero cuando llegó a Bolivia, en 1992. Ambos estaban en la icónica compañía chuquisaqueña que recién había sido fundada bajo la dirección de César Brie y donde la también docente permaneció cerca de 15 años.   

La actriz italiana,  durante una escena de la serie boliviana La Entrega. 
Foto:Facebook (Gory Patiño)

“Como persona era bastante tranquila, bien calma, pero tenía una fortaleza bien potente. La mayoría de mis compañeros eran hombres, y ella, por un tiempo, era la única mujer, entonces tenía una fortaleza bastante fuerte, en ese sentido”, recalcó el artista. 

Tras su paso por el Teatro de los Andes, la actriz “más boliviana que italiana, pero que también tenía un italianismo muy fuerte”, expandió sus talentos por los otros departamentos y se introdujo en el ambiente musical como coordinadora del quinteto femenino Vozabierta y como vocalista de la banda de rock Reversa. 

“Ella tenía una ética de trabajo bien fuerte que a mí me ha marcado. Si muchas veces me he desviado del camino, era verla a la Tere nomás para volver a la línea de trabajo. Yo siempre he visto en ella un compromiso de dar el 100% en el ensayo y de siempre poner una energía linda”, recordó Alejandro Viviani, bajista de Reverso. 

“Pensé muchas veces que la gente iba a vernos a nosotros, pero muchas chicas, sobre todo, iban a verla a ella, porque era una cantante fuera del molde, no tenía la vocesita típica, bonita, sino una voz que te gustaba o realmente no te gustaba porque te podía chocar  mucho. Era muy original”, destacó.

La cantante,  durante una de sus presentaciones vocales.
Foto: Facebook (JuanPa Vasquez)

 Su etapa de docencia comenzó a tomar protagonismo en 2010, con su rol como coordinadora del Proyecto de Formación Artística y Personal “Wayruru”, destinada a jóvenes adolescentes de bajos recursos. Asimismo, dictó cursos artísticos a mujeres víctimas de violencia sexual y a privadas de libertad.

“Fue un ser de luz”

Según detallaron sus colegas, Dal Pero destacaba por su energía y generosidad sobre el escenario y  fuera de él. Después de más de dos décadas viviendo en Bolivia, la artista deja un enorme legado tras de sí.   

“Ha sido una de las mejores experiencias que he tenido en la vida compartir con la Tere. Fue un ser tan de luz, un ser tan bueno, tan talentoso, tan ocurrente. Iluminaba  el ensayo con su belleza interna y su don de ser. Una persona maravillosa ha sido la Teresita”, expresó Viviani. 

Similares elogios manifestó Tapia: “Ella ha dado mucho de sí misma al arte, al teatro, desde la humildad. Ha hecho cosas muy grandes, muy bellas, muy sinceras, muy honestas y creo que esta honestidad está en el arte que deja y también una amistad hermosa, una capacidad de amar inmensa y creo que todas las personas que nos hemos acercado a ella hemos sentido y hemos vivido su amor, su inspiración, su fortaleza”. 

La intérprete,  en la obra “¿Dónde estaré esta noche?”.
Foto:  Facebook (Miguel Angel López)

En homenaje a la artista, en las próximas horas se habilitará un altar en el Teatro de los Andes, donde se realizará una despedida con los amigos más íntimos. 

“Es muy poco lo que puedo decir con las palabras que he emitido, pero todo lo que uno siente por esa persona... no hay palabras. Queda ahora en el recuerdo, en las sensaciones, en la energía que nos ha dejado y nos sigue transmitiendo. Creo que las palabras no son suficientes porque las personas son mucho más que eso y sobre todo las que has querido y que te han dado mucho a vos también para que crezcas como persona”, concluyó Callejas. 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
1