Américo: «Se extraña mucho al público de Bolivia»

El cantante chileno regresa con el sencillo "Júrame" y prepara el lanzamiento de su próximo disco de “cumbia con sentimiento”.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 05:04

Paz Monasterios  / La Paz

Después de un año de confinamiento e incertidumbre, Américo está listo para regresar al ruedo musical. Su último sencillo, "Júrame", marca el camino de un nuevo material discográfico, con el que el cantante chileno promete hacer bailar y sentir al público.  

En plena promoción de su nueva producción musical, el artista se toma unos minutos para conversar con Página Siete sobre sus recuerdos en Bolivia, la situación de la música latinoamericana y sus proyectos futuros. 

¿Cómo ha vivido esta pandemia?

Ha sido difícil, la verdad que ha sido complicado adaptarse a tanta cosa, a tanta forma nueva, a cómo organizar el trabajo, en la casa, todo junto. 

No ha sido fácil organizarse, pero en la medida que uno pueda rescatar lo bueno, aprender también, creo que ahí tenemos una posibilidad de avanzar y es justamente donde me encuentro hoy día, desarrollando mi trabajo. 

Me siento feliz de poder volver a hacer música, presentar canciones, presentar un video, también, y hacer este trabajo de promoción internacional. Eso me da la sensación de estar activo, de sentirme útil y poco a poco sentirme mejor con todo esto. 

¿Qué lo inspiró para escribir ‘Júrame’?

Júrame siento que tiene una descarga sentimental justamente por todo esto que ha pasado. Mucha incertidumbre, mucha ansiedad, mucha angustia, también experiencias personales del año pasado, felizmente hoy mejoradas. Le pusimos toda esta emoción y todo este sentimiento no solo en "Júrame", sino en todo el disco. 

Por eso el disco nuevo se llama "Cumbia despechada", así que imaginate...una descarga. 

¿Qué nos puede adelantar del nuevo disco? 

Ojalá (el lanzamiento) esté dentro del semestre. Yo creo que sí, aunque sea al final. Voy a compartir un par de sencillos más. 

Yo siento que hoy en día cualquier material de música, sobre todo romántica y popular, puede ser una gran descarga de emociones. Es lo que siempre ha sido la música, pero hoy con más intensidad. La música siempre ha sido compañía, siempre ha sido terapia, el momento de relajarnos, ya sea por felicidad, por tristeza, por soledad, siempre nos acompañamos con la música. 

Especialmente este disco, que es tremendamente honesto, siento que podemos seguir conectando con la gente.  

Y también bailarlo. Lo que más quiero es que bailen porque es cumbia, con sentimiento, pero es cumbia. 

¿Cómo describiría el actual momento de la música latinoamericana?

A pesar de la pandemia, sigue manteniéndose la música latina en el mundo de manera muy fuerte. Está muy presente. No ha dejado de construirse, de  producirse música. Hay que aprovechar este momento, aún costando lo que hoy en día cuesta en energía, en ganas, en tiempo, en posibilidades, pero la música latina está viviendo un gran momento. 

Ha cambiado la industria en general. La pandemia vino a reforzar eso, que ya la música es digital, es de otra manera, es más tecnológica, se tiene que hacer de otra forma. (...)  La pandemia y otras formas llegaron para quedarse, se instalaron y no se van a mover y también nosotros, como artistas, debemos acomodarnos a eso. 

¿Qué lugar cree que tiene la cumbia en ese boom latinoamericano?

Un lugar muy importante. La cumbia al tener un beat tan simple, sencillo, pero rico para bailarlo es muy fácil de combinar, fusionar con otras formas de música: con lo urbano, con lo pop, con la música más popular, hasta regionales... con lo que sea. Siento que tiene una gran posibilidad. 

Y ya está tremendamente instalada. La base de fondo de "Despacito" es cumbia. Se siente más lo urbano porque la mezcla es así, pero es cumbia. Camilo, con "Vida de rico", nos dio una muestra de lo que es hacer cumbia moderna hoy. Juanes lo viene haciendo también y los artistas más tradicionales, más históricos, también dan muestras tremendamente profesionales de cómo seguir de la mano de la cumbia. 

¿Qué es lo que más recuerda y rescata del público boliviano?

La humildad, el respeto. Tienen una forma muy especial, muy propia, de siempre acercarse a uno. 

Me encanta la frase “no sea malito”. Es muy de ustedes. “No sea malito, una foto”, “no sea malito, una canción”. Es maravilloso, es acercarse de muy buena forma, con mucha humildad y eso provoca mucha empatía y, por supuesto, que se extraña mucho al público de Bolivia. 

Lo que más deseamos es que esto se calme pronto y poder volver a viajar y volver a compartir con ustedes. 

¿Consideraría una colaboración con algún artista boliviano?

Por supuesto, me encantaría. Hay tremendos representantes, son muy potentes además y siento que siempre le pueden dar un sello bonito a la música. 

Ustedes, con sus melodías, con sus ritmos, han estado instalados atemporalmente siempre en la música latina. Entonces, obvio que llama la atención poder hacer algo con un artista de su país. 

¿Qué otros proyectos tiene para el futuro próximo?

Presentar algunos sencillos más, disfrutar mucho el trabajo que podemos tener a través de esto, de volver a la música, de grabar. También tengo un proyecto en televisión, con un programa aquí en el país. 

Así que no nos vamos a detener, vamos a seguir trabajando. Adaptarnos va a ser tremendamente importante y cada vez que podamos hacer algo con respecto al trabajo, disfrutarlo mucho, agradecerlo y sentirlo mucho. Entregarse por completo. Con todo esto hemos tenido harto aprendizaje de cuánta fragilidad hay en el aire. 


 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos