«Si fue plagio lo dirá el autor y responderé si es necesario»

Roxana Piza renunció al cargo de directora de la OSN 
domingo, 4 de abril de 2021 · 12:11

Leny Chuquimia  / La Paz

El 13 de enero de 2018, Blanca Roxana Piza Mancilla fue posesionada como directora general ejecutiva de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) cuando  Wilma Alanoca era ministra de Culturas. Su designación no fue recibida con agrado por el sector por su falta de formación e inexperiencia en la música orquestal clásica.

Ésa fue la primera polémica que se levantó en torno a la auditora financiera-operativa, contadora general  y artista empírica  del género folklórico. 

¿Cómo logra ser designada?,  ¿cuáles fueron sus méritos?

Yo fui elegida en una compulsa pública y transparente. Me enteré de la convocatoria por un aviso en el periódico. Vi que cumplía con el perfil administrativo y me llamó la atención que  pedían un músico. No decía de qué género debía ser  y me animé a presentarme. No fue fácil convencer a  Alanoca y a los jurados, todos dudaban pero ahí estaban  mis hojas de vida  académica y artística. Pensé que necesitaría un aval político que no tenía.

 ¿Es del MAS?

No soy de ningún partido, pero siempre me  inclinaré a quien haga algo por la patria que amo. No tengo más  aval  que mi formación  y mis ganas de trabajar.  

 ¿Tenía experiencia dirigiendo algún elenco oficial? 

Quiero ser honesta, no conocía la OSN, ni siquiera sabía  que existía. Soy folklorista empírica, estuve en el grupo Bolivia y dirigí el grupo Voces Morenas. Como directora de esos grupos gestioné ocho conciertos en México y  en toda Latinoamérica. Tengo 38 años de vida artística  con espectáculos en todo el mundo. Conozco la música clásica  porque mi abuelo es Flavio Machicado. Asistí a las Flaviadas  desde los seis años. Crecí en ese ambiente.

¿Cómo encontró a la OSN cuando fue posesionada?

La infraestructura era inhumana para los músicos. Se mejoraron los ambientes.  Faltan muchas cosas, pero no hay dinero. Para algunas cosas hemos hecho vaquitas, porque como no tenemos un administrador designado por el directorio,  hace  mucho tiempo,  no hay caja chica.

Ni bien me senté en mi silla me llegaron una serie de observaciones de la Contraloría sobre gestiones pasadas que hemos tenido que sanear. 

Teníamos un estatuto caduco, no había reglamentos y todo eso había que poner al día. Había que hacer aprobar por el directorio y Alanoca me recibía, pero las ultimas ministras no  responden a las solicitudes.

¿Qué pasó con el tema al mar?

Cuando se aprobó  el programa, los maestros ya sabían que me iba a ir y  me invitan a dar mi concierto para esta gestión. Yo debía irme el 19 de  enero, para esa fecha ya debía haber entregado la OSN, pero del ministerio nunca me llamaban a la sesión de directorio que  solicité desde el año pasado.  No es que yo apruebo los programas, sino ya hubiera dado mi concierto.

Como cada año, debíamos hacer homenaje a la reivindicación marítima. Ahí me dicen “licenciada, usted tiene un tema al mar, tocaremos” y yo acepté. 

¿Se presionó a los músicos?

No obligué a  nadie.  Era una actividad, como en cualquier institución, para rendir homenaje al día de la reivindicación marítima. La reducción a cuerdas se hizo en tres días, la institución no gastó nada,  puse mi propia vaquita y la grabación fue de  favor.

La acusan de plagio...

Esta canción no es reciente , es  de 2013. Está grabada en Discolandia   y tiene el depósito legal de  Sobodaycom. Ya existía pero recién  reaccionan. En las redes sociales se hacen la burla y está bien, hay libertad de expresión. No conocen lo que hay detrás.  

Sobre el plagio, lo voy a solucionar. Será el autor quien diga si lo es  o no. Esto me interesa y  voy a ir a buscar al señor Leo Dan para dar solución a este aspecto. Voy a  asistir a las leyes vigentes tanto nacionales como internacionales porque el compositor es argentino. Si hay que asumir responsabilidad, lo voy a hacer. 

Por lo que dice, usted decidió renunciar  antes de la polémica.

Sí,  no es por este tema que decido irme. Cuando yo entré me puse como plazo trabajar tres años. Me parece un buen tiempo, después de eso se presta a corrupción. Este enero ya debía retirarme y los maestros de la OSN  sabían esto. 

Preparé mi rendición de cuentas de los tres años y la presenté a Culturas pidiendo que se llame al directorio para dar a conocer el fin de mi ciclo, tengo las pruebas de mis muchas  solicitudes no atendidas. No puedo quedarme,  ni antes ni ahora, porque    este año tengo actividades musicales  fuera del país.

Se viene una tercera ola de contagios  y no pienso quedarme como en la primera, la segunda  o en los conflictos en los que me quedé a cuidar la casa.

No me avergüenzo de mi voz  ni de mi formación. Logré limpiar las auditorías, lo que nadie hizo en años y que eran de responsabilidad seria.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
51