El teatro nacional se enfrenta a un todavía pandémico 2021

Los artistas vivieron el año pasado entre incertidumbre e innovación. Y aunque rescatan su capacidad de reinvención, recalcan el golpe que supuso.
lunes, 5 de abril de 2021 · 05:04

Paz Monasterios  / La Paz

Arranca un nuevo trimestre en un nuevo año, pero las circunstancias no parecen muy distintas de las de 2020. Teatros cerrados, artistas en vilo y limitado apoyo de las autoridades parecen ser los comunes denominadores de un período en el que, pese a las limitaciones, los teatreros han encontrado formas de reinventarse. 

“Creo que este año también va a estar marcado por la incertidumbre. Hay momentos de apertura de actividades y otros momentos en los que otra vez tenemos que volver a casa, pero creo que por lo menos ahora estamos más preparados”, sostuvo Jorge Ernesto Barrón, director de Mosaico Colectivo, que en marzo de 2020 estaba en proceso de montaje de la obra "En Conserva". 

“Ya estábamos prácticamente en la última etapa, teníamos planeado estrenarla entre abril y mayo, y cuando nos dijeron de la cuarentena pensamos: ‘Bueno, nos vemos en dos semanas y retomamos los ensayos’. Esas dos semanas se fueron haciendo cuatro semanas, dos meses...”, recordó el director, sobre la obra que finalmente estrenó meses después de forma virtual.   

Similar situación enfrentaron los elencos de Mondacca Teatro y Teatro de los Andes, que el pasado año se encontraban afinando los detalles para sus presentaciones en el Festival Internacional de Teatro de La Paz (Fitaz) con sus obras "Vivir en lo profundo" y "Un buen morir", respectivamente. 

“Teníamos una agenda llena hasta fin de año en Bolivia con presentaciones en Sucre y Cochabamba, talleres de formación y compromisos en el exterior. (...) En un primer momento fue confuso porque no teníamos todavía conciencia de la dimensión y alcance de la pandemia. Se suponía que estaríamos en suspenso un par de meses, luego fue un semestre y entonces se entendió que estaríamos en esa situación por un tiempo indeterminado”, detalló Gonzalo Callejas, actor y escenógrafo de Teatro de los Andes.

La obra  Un buen morir, de Teatro los Andes.
Foto: Facebook

Este escenario forzó a los elencos y compañías de todo el país a reinventarse. Desde lecturas dramatizadas y radioteatro  a presentaciones en línea y propuestas audiovisuales, los artistas apelaron a la imaginación e innovación para salir adelante.  

“La pandemia ha sido un perjuicio para todos, pero la necesidad agudiza el ingenio y hemos podido nosotros salir a flote”, destacó Claudia Andrade, directora de Mondacca Teatro junto con  David Mondacca. “(La pandemia) ha ayudado a reinventarnos, a replantearnos, a ver qué cosas queremos hacer, qué no queremos hacer. Nos estamos dando modos de existir y de hacer algo”, rescató. 

Pero si bien muchos artistas reconocen la diversidad de formatos a los que se han ampliado y las lecciones que este año de confinamiento les ha dejado, no ven necesidad de “romantizar” a  la emergencia sanitaria como algo más que el perjuicio que supuso. 

“La pandemia ha sido un perjuicio inevitablemente. Nos ha sacado de los lugares que conocíamos, ha sido un perjuicio económico grandísimo. Por más que hayamos retomado las actividades después, hay menos público porque la gente todavía está tomando cuidados, con miedo de lugares cerrados”, apuntó Barrón.  “Nos ha dado forzosamente una manera de reinventarnos, pero no hay por qué disimular o romantizar esta idea de la pandemia porque sí ha sido totalmente perjudicial, supongo que para todos los artistas”, agregó. 

Futuro en suspenso

Si bien este 2021 la situación deja de ser tan desconocida como el pasado año, el futuro del teatro nacional no se ve tan claro como el sector hubiera esperado. Además de la continuación de una pandemia que restringe la afluencia del público, hay asuntos estructurales que plantean un dudoso presente. 

Al cierre y restauración del Ministerio de Culturas, se suman las transiciones políticas (tanto estatales como regionales), lo que deja a los artistas con dudas sobre si este año será realmente más sencillo que el anterior.  

“La situación del teatro en Bolivia siempre fue difícil y precaria. Ahora con la pandemia las cosas han empeorado mucho y  en nuestro caso, que vivimos exclusivamente del trabajo que hacemos, tuvimos la dimensión exacta de nuestra fragilidad y creemos que otros grupos y artistas no están en una situación diferente”, señaló Callejas. 

Una escena  de la obra En Conserva, de Mosaico Colectivo.
Foto: Andrés Mamani

“Necesitamos  una política cultural seria. Somos profesionales, muchos grupos y directores somos reconocidos internacionalmente y realmente asombra que institucionalmente en Bolivia seamos tratados como eternos diletantes. (...) Debería haber en el nivel nacional un fondo concursable como lo es el Focuart de La Paz o como lo fue Intervenciones Urbanas, acordes al arte contemporáneo y que respondan a las necesidades de los artistas. Los artistas hacemos nuestra parte, pese a todas las limitaciones y dificultades el teatro en Bolivia tiene un gran nivel, hay toda una nueva generación interesada, buscando formarse, arriesgando producciones creativas y novedosas. Falta que el Estado haga la suya”, opinó. 

Pese a este contexto, la “esperanza” se mantiene intacta. Los proyectos poco a poco comienzan a cobrar vida e incluso la emergencia sanitaria surge como inspiración para futuras puestas en escena. Todo, con el principal deseo y objetivo de no dejar de contar historias. 

“Dicen que no hay mal que por bien no venga y creo que es cierto. Cada quien, cada actor, cada artista, cada creador está encontrando nuevos modos de contar sus historias”, subrayó Andrade. “Nunca hay que perder la esperanza. Es también de fuertes seguir con lo que uno ama, con lo que uno cree. (...) Nos vamos a dar modos, seguro. Tenemos todavía muchas cosas que  contar”, concluyó.  

 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Valorar noticia