La Alasita más larga se despide con remates y sin miedo al virus

En el último día, decenas de personas se volcaron a la tradicional feria del Ekeko para comprar miniaturas, yesos, esculturas y artesanías, entre otros.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

La  Feria de la Alasita más larga se despidió ayer con el remate y sin miedo a los contagios de la Covid-19 por las aglomeraciones. Decenas de personas se volcaron al tradicional encuentro que duró 47 días y se realizó en las instalaciones del Parque Urbano Central (PUC) de   La Paz.

En los diferentes pasillos de la feria, pese a utilizar barbijos, las personas no conseguían guardar un distanciamiento social recomendable, muchas andaban en grupos de más de cinco personas. Otras se quedaban por un largo tiempo en uno de los puestos de los artesanos, en especial en los que remataban sus productos. 

Aglomeraciones  se registraron ayer en  los sectores de la feria.

“Sobre la base de 20 bolivianos ¿quién da más?”, gritaba uno de los comerciantes, mientras sujetaba una escultura en forma de perro. A su alrededor decenas de personas daban ofertas para  llevarse la escultura.

Algunas personas -en especial los adultos mayores- se cuidaban con barbijos y protectores faciales. Pero otras,  sobre todo los más jóvenes, sólo se colocaron un simple barbijo, algunos  usaban  el tapaboca por debajo de la nariz.

Varias  personas se quitaron los barbijos para comer anticuchos.

 En los diferentes sectores de la feria se registraron  aglomeraciones, pese al riesgo de los contagios  de la Covid-19.   La Paz se encuentra en plena tercera ola de la pandemia, además el viernes ya se agotaron las vacunas.

Sin miedo, muchos de los visitantes se sacaron por unos minutos sus barbijos para comer anticuchos o tomar api. De alegría o emoción por ganar un partido en las canchitas, otros se ponían el tapaboca  por debajo de la nariz.

Algunos  visitantes se divierten en  las canchitas.

Desde el inicio de la feria, los artesanos decidieron algunas medidas de cuidado: el uso obligatorio del barbijo, la instalación de cámaras de desinfección y de plástico en los puestos de venta. 

Distintos productos, incluidos los conocidos trabajos en yeso, cerámica y madera, además de plantas, se vendieron    en oferta a precios especiales. En  la tradicional feria abundan los billetes y las casas  en miniatura, los gallos y gallinas de yeso  que se regalan para encontrar pareja.  Además, los artesanos  fabricaron muñecas con todos los accesorios: barbijos, máscaras  y trajes de bioseguridad. 

Uno  de los sectores de la Feria de la Alasita.

La Feria de Alasita debía concluir el 2 de mayo, luego de más de un mes de desarrollo, pero se postergó hasta ayer. La fiesta de la miniatura se inauguró el 24 de marzo luego de que fue postergada en enero debido al rebrote de la pandemia. En un ampliado,  los artesanos  apoyaron la decisión de mover la fecha para evitar contagios.

Según el secretario ejecutivo de  la Federación Nacional de Expositores de Navidad y Alasita, Freddy Butrón,  los representantes de los 66 sectores solicitaron extender la feria por la reducida venta de productos.

Artesanos  vendieron con descuentos miniaturas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

48
49