«Secreto Ancestral», la medicina indígena americana en primer plano

Una serie documental explora el “conocimiento sagrado” a través de doce comunidades regionales.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 05:04

Paz Monasterios  / La Paz

Recabar y transmitir el conocimiento de la medicina indígena americana es el principal propósito detrás de la nueva serie documental "Secreto Ancestral: Guardianes de la Medicina Indígena". Una producción chilena que se adentra en 12 comunidades de la región y se presta como “canal” para que los protagonistas cuenten sus historias. 

“La colonia española y el desarrollo económico ligado al neoliberalismo enterraron un conocimiento milenario que venía desarrollándose en América y que era tremendamente sofisticado. Fue erradicado, fue mirado de menos por el desarrollo occidental y hoy día, a 2021, nos damos cuenta que mucho de ese conocimiento vaya si era importante para el desarrollo de nuestra sociedades”, expresó Jota Loyola Crovetto, director del proyecto audiovisual. 

“Hoy existe una carencia, una falta de encuentros espirituales entre los seres humanos y es porque el modelo implementado en el mundo moderno occidental enajenó al individuo de su espiritualidad. (...) Por eso es importante rescatar ese conocimiento indígena”, recalcó. 

La iniciativa surgió seis años atrás cuando el periodista santiagueño se encontraba haciendo otra serie junto a una familia pehuenche, en el sur de Chile. Esta experiencia con los “hijos del pehuén” dio pie a esta serie, producida por La Ventana Cine, y acreedora de fondos de cine regionales. 

El santuario de Santiago Bombori, en 2019. 
Foto: Sebastián “Benito” Caro

“Conocemos a un protagonista, que en realidad es quien cuenta la historia. Nosotros somos simples canalizadores, somos el puente para que sus conocimientos y sus sabidurías se transmitan”, recalcó Loyola. “Este protagonista nos presenta su comunidad, su entorno y se prepara para una fiesta ceremonial, para un rito. Nosotros los acompañamos en ese proceso de preparación y es ahí donde se devela el secreto ancestral”. 

En total son doce capítulos que se adentran en diferentes comunidades del continente: los lakota, en la frontera entre México y Estados Unidos; los pehuenches, al sur de Chile; los Huni Kuin, en el corazón del Amazonas en Brasil; el pueblo Rapa Nui, en la Isla de Pascua en Chile; los zapotecos, en Oaxaca, México; los muinane, en la amazonía colombiana; los Mbyá, en Paraguay; los mazahua, en México; los Q'eros, de Perú; los Wayuú, al norte de Colombia; los q'eqchi', en Guatemala; y los aymaras, en Bolivia. 

“Fue un camino súper desafiante y muy fructífero porque nos pudimos nutrir mutuamente de quienes éramos. Y de ahí el camino se fue abriendo mágicamente solo”, valoró el santiagueño. “Yo creo que 'Secreto Ancestral' logró tocar tantas puertas y abrir tantos caminos porque veníamos con una magia y una disposición espiritual y emocional de estar contando una historia que era muy importante para sus protagonistas y para el mundo en que vivimos hoy”.

La comunidad Rapa Nui,  durante la celebración de El Tapati. 
Foto:Leo Pakarati

Fiesta del Rayo

En el caso de Bolivia, el capítulo es relatado por Edmundo Pacheco, un amauta que vive en La Paz y que se prepara para participar en “La fiesta del Tata Bombori”, en el límite entre Oruro y Potosí. 

“El 24 de julio celebramos la Fiesta del Rayo o del Tata Q’eju, como le decimos en aymara.  Q’eju viene del relámpago y a eso los europeos le han llamado Santiago para camuflar nuestras costumbres. (...) La gente, en esa fiesta, pernocta toda la noche. Lleva ropitas de enfermos. Yo he hecho curar a un señor que estaba desahuciado y ha vivido años”, detalló Pacheco, sobre la fiesta “(Con la serie) se busca recuperar la memoria de nuestros pueblos ancestrales. (...) Estas fiestas son netamente culturales ancestrales y tradicionales de los pueblos y naciones originarias de América, antes llamada Abya Yala”, agregó.

La ceremonia invernal incluye más de un centenar de fogatas a medianoche, wilanchas de ovejas en honor al Tata  y una peregrinación de rodillas por parte de los presentes. Todos los aspectos que son retratados  en la docuserie. 

Los zapotecos,  durante el rito del solsticio de invierno.
Foto:Sebastián “Benito” Caro

“Edmundo nos invita a un viaje sencillamente fantástico”, describió Loyola. “Hay una energía en el Collasuyo, una energía en los Andes, que es tremendamente poderosa. Nos encontramos con un montón de personas y seres humanos maravillosos en un lugar con poco contacto con el mundo occidental,  aún manteniendo tradiciones tremendamente profundas. (...) Personalmente, el viaje a Bolivia y conocer esta ceremonia, cambió mi vida para siempre”. 

La serie finalizó la postproducción y se encuentra en proceso de distribución. Por lo pronto, los productores ya tienen asegurado su estreno en Chilevisión, para el segundo semestre del año, y en Colombia. Los creadores esperan poder traerla también a Bolivia al resto del continente en un futuro próximo. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

47
49

Otras Noticias