Piden al dios Sol salud y reactivación en Año Nuevo Andino Aymara 5529

En la tercera ola de la pandemia, los deseos de que se marche la enfermedad abundaron. Unas 300 personas acudieron ayer a las ruinas de Tiwanaku, donde por momentos no se respetó la distancia social.
martes, 22 de junio de 2021 · 05:04

Jorge H. Quispe C.  / La Paz

Con más de 422.047 contagiados y  al menos 16.132 fallecidos a causa de la Covid-19 en un año y tres meses de pandemia, el presidente Luis Arce no tuvo que elegir los deseos para el Año Nuevo Andino Aymara Amazónico y del Chaco 5.529 en Tiwanaku ayer: salud y reactivación económica fueron las solicitudes en el retorno del tata Inti (Sol) el Willka Kuti.

Detrás de un poncho rojo y un lluch’u o gorra de lana que autoridades de la provincia Ingavi le regalaron, Arce se encomendó al tata Inti o dios Sol para alejar por fin al coronavirus de Bolivia.  

“Venimos a Tiwanaku con mucha humildad, con respeto a nuestros achachilas (montañas) para pedir en este Año Nuevo Andino Amazónico mucha salud para el pueblo boliviano. Como nunca, necesitamos de todas las fuerzas y venimos con mucha fe a pedirle a nuestra Pachamama, a pedirle a nuestro Inti, fuerza, salud para seguir avanzando”, sostuvo delante de las ruinas arqueológicas de más de 1.500 de años de antigüedad. El evento no fue masivo, como ocurría hasta  antes de 2020, y si bien autoridades  usaron barbijos, algunos sabios andinos no lo hicieron y no se respetó la distancia social.

Cada 21 de junio se inicia el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco  cuando el Sol inicia su recorrido anual, por ello se cree que los primeros rayos solares llenan de energía.

“Sabemos que hay que trabajar, no nos estamos cruzando de brazos, pero necesitamos siempre esta energía que nos va a venir de nuestro Inti”, dijo Arce que  levantó las palmas  para recibir los primeros rayos del sol que  asomaron  a las 7:18 ante unas 300 personas en el templo de Kalasasaya, en el sitio arqueológico  a 71 kilómetros de  La Paz.

Arce, el vicepresidente David Choquehuanca y algunos ministros estuvieron en Tiwanaku, donde se  armaron cuatro meses de ofrenda al solsticio. Luego mascaron la hoja de coca para  esperar la salida del sol.  

“Las mesas tienen plantas aromáticas y semillas para que el padre sol inicie su recorrido y la mesa es ‘entregada al abuelo fuego’ para que el padre sol coma y con esa energía nos bendiga en este nuevo año”, sostuvo  el excanciller Fernando Huanacuni. 

El presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, coincidió con Arce en los pedidos al dios Sol. “Necesitamos sobre todas las cosas salud y economía”, aseveró  mientras un sabio  aymara rezaba en su idioma natal para que el virus se aleje del país. “Saram aka ñanka usu (Que se vaya la enfermedad)”.

 

En La Paz y El Alto

En la sede de Gobierno, las autoridades de la Alcaldía recibieron los primeros rayos del sol en el Mirador Killi Killi, donde pidieron al tata Inti fuerza, energía y salud para los bolivianos en su conjunto, en plena tercera ola.

“Quiero  pedirle a nuestra Pachamama que nos vaya bien este año en las cosechas; que esta enfermedad se vaya, necesitamos trabajar, estamos casi dos años con la pandemia y no nos permite trabajar. Quiero pedirle por nuestros enfermos que están en los hospital”, sostuvo  la concejala Lourdes Chambilla.

En tanto, la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, recibió los primeros rayos del sol en el mirador Atipiris, muy cerca de la Ceja.

“Que los rayos de sol nos llenen de fortaleza para seguir trabajando. Pedimos  salud, unidad y que todos nos unamos para sacar adelante a nuestro país y a la  ciudad”, declaró la autoridad. 

En Bolivia, el 21 de junio es feriado nacional, con suspensión de actividades, desde la promulgación del Decreto Supremo   173 de 17 de junio de 2009.

Otras autoridades nacionales también recibieron el Año Nuevo Andino en diferentes regiones del país, en una jornada especial, donde incluso los pobladores que viven cerca del río Acre,  en Pando, luego de recibir los primeros rayos solares, se bañaron en esas aguas.
 

Bolivia pasa la posta de  la Secretaría del Qhapaq Ñan a Chile

Página Siete  / La Paz

El país pasó ayer la posta  de la Secretaría Pro Témpore del Qhapaq Ñan, el  sistema vial andino, a Chile, que estará al frente hasta 2023. El presidente Luis Arce Catacora y la ministra de Culturas, Sabina Orellana, entregaron   el testigo al país trasandino en Tiwanaku. 

“Bolivia cierra hoy (ayer) la responsabilidad de su gestión como sede rotatoria de las secretarías técnicas entre los seis países de Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile a través de la Secretaría Pro Témpore del proyecto plurinacional del Qhapaq Ñan. Transferimos esta responsabilidad  a nuestra hermana república de Chile”, indicó Arce. 

El Qhapaq Ñan, que en quechua significa camino principal, es un sistema vial andino compartido por seis países y que en 2014 fue declarado Patrimonio Mundial  por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, por revalorizar y resaltar las culturas vivas. El Qhapaq Ñan cuenta con al menos 30.000 kilómetros y comprende 232 comunidades de los seis países. 

El cónsul de Chile en Bolivia, Roberto Ibarra, fue el encargado de recibir la Secretaría Pro Témpore a nombre de su  país. 

Vía Zoom y desde Santiago de Chile, la ministra de Culturas, Consuelo Valdés, demandó a los miembros a conservar el sistema vial. “El olvido, el desconocimiento y la indiferencia pueden hacer más daño a este patrimonio que el tiempo”, instó.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos