Fallece por Covid-19 Limberth Alarcón, gestor cultural y dueño del Equinoccio

La noticia se dio a conocer la tarde de hoy con un anuncio necrológico en redes sociales.
viernes, 25 de junio de 2021 · 18:15

Página Siete Digital 

El gestor cultural y dueño del Equinoccio, Limberth Alarcón, falleció a los 48 años a causa del coronavirus. "Limbo", como le decían sus amigos, estuvo luchando por su vida en terapia intensiva desde el 14 de junio. La noticia se dio a conocer por medios de las redes sociales con un anuncio necrológico.

Caza Duende, Target Urbano y Equinoccio son algunos de los locales que dirigió y convirtió en puntos obligatorios para las noches de La Paz. En su trabajo apoyó e incentivó a varios grupos como Rantes y en el Equinoccio siempre tuvo espacio tanto para el rock como para propuestas más audaces como Las Mentes Ociosas. Fue uno de los locales no tradicionales que se asoció al Festijazz, entre otros. De trato fácil, Alarcón no ponía tapujos al hablar con la prensa y facilitar el ascenso de nuevos artistas.

Su última entrada en su muro de Facebook

Alarcón compró el Equinoccio en 2013. Sin embargo estaba inmerso en la actividad cultural  desde mucho más antes como propietario del Target Urbano, un boliche rock pop alternativo, y Caza Duende, que era un espacio donde las personas podían apreciar músicas del mundo, con un café, una bebida caliente o comida.

También puede leer: El fuego destruye equipos y muebles en el Equinoccio

El propietario de uno de los centros más representativos del rock en Bolivia contrajo la enfermedad a principios de mes. El 14 de junio fue internado y posteriormente ingresado a terapia intensiva.

Sus familiares y amigos hicieron varios eventos para recaudar fondos para el tratamiento de Limberth. Sin embargo, el virus terminó con la vida del emprendedor e impulsor de la movida musical alternativa en el país

Músicos y productores le dieron el último adiós con mensajes en redes sociales. También la noticia fue replicada tanto por medios locales como de otros departamentos del país.

Debido a la pandemia, el Equinoccio cerró desde marzo de la gestión pasada. En octubre el boliche se quemó y hubo pérdidas de varios equipos y muebles.

Tras esto, Limberth Alarcón emprendió un negocio de comidas, con el restaurante Fast Rock. Se desempeñó en esta actividad hasta antes de contraer la Covid-19.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
23

Otras Noticias