Milena Tejada: «Con el flamenco se puede expresar todo sentimiento»

La bailaora comenzó sus estudios a los 12 años. Actualmente se encuentra en España para continuar con su educación. Ganó una beca para dedicarse a tiempo completo en la Fundación Cristina Heeren.
sábado, 24 de julio de 2021 · 05:04

Jorge Soruco  / La Paz

Cuando tenía 15 años Milena Tejada decidió dedicarse a la danza. Ahora, a los 23, su dedicación le permitió debutar en Madrid como bailaora de flamenco y ganar el segundo lugar del Concurso Talento Flamenco de Baile Manolo Soler 2021 y obtener una beca para continuar sus estudios en la Fundación Cristina Heeren.

 ¿Qué le llevó a convertirse en bailaora profesional?

Bailo desde que tengo memoria. Comencé con el ballet a los tres años en la escuela CAP de La Paz. A los 12 años mi madre me ofreció practicar flamenco con ella. Nos metimos a una escuela y  caía loca y enamorada. A los 15 viajé por primera vez a España, a un curso de verano en Sevilla,  y eso terminó por cambiarme. Me enamoré aún más si se puede  del flamenco y desde entonces que trabajo sola.

       ¿Se puede decir que ya es una bailaora profesional?

Me falta un mundo por recorrer, pero creo que me acerco cada vez más a lo profesional.

¿Qué es lo que le sedujo de este estilo de baile?

 Me gusta que sea muy personal. Obviamente hay una serie de reglas que hay que seguir y respetar, pero también es muy individual. Yo puedo buscar la forma de  interpretarlo por mi cuenta y eso es aceptado. 

 Además, me gusta que con él puedes expresar cualquier sentimiento. Hay palos, que son diferentes estilos de música, que son sobre la muerte de un ser querido, la soledad, la felicidad... hay para todo gusto, momento y estado de ánimo.

Si ves un espectáculo observas caras casi teatrales. Ya que la expresión depende mucho de lo que sientas y del palo en concreto. Y la edad también influye;  por ejemplo, yo no puedo expresar el mismo sufrimiento que una mujer mayor, que experimentó más. Eso vuelve muy personal lo que manifiestas al bailar.

¿Cómo fue estudiar y trabajar en España, la cuna del estilo?

Desde la primera vez que vine me di cuenta que el flamenco es algo muy importante para la gente en este país. Los practicantes lo hacen desde muy jóvenes.

Me dije que no habría espacio para una extranjera. Por ello mi plan inicial era ir a formarme en España y después dar clases y espectáculos fuera. Pero llegué a establecerme en el país en febrero de este año, primero en Madrid y ahora en Sevilla, y me recibieron con mucho cariño, tuve maestros muy generosos. Eso me permitió darme cuenta que el flamenco y la gente están muy abiertos a los extranjeros. Ahora estoy pensando en  quedarme más tiempo y ver cómo se desarrolla mi carrera.

En junio debutó en un espectáculo en Madrid que fue evaluado positivamente. ¿Cómo llegó a participar en el evento?

Cuando llegué a España tomé clases con Pedro Córdoba, quien durante la pandemia organizó espectáculos con alumnos suyos, para darles la oportunidad de compartir escenarios con los profesionales. Tras unos   meses de trabajo, él me invitó a participar en ese programa.

¿Qué le llevó a participar en la competencia?

 Cuando vine por primera vez  fue precisamente a la Fundación Cristina Heeren, a la que regresé cada verano para pasar cursos intensivos, incluso mientras estudiaba en la universidad. 

Sabía que la fundación  tenía este concurso y entregaban becas. Por eso decidí que en cuanto termine la carrera, que fue en diciembre de 2020,  me inscribiría porque quiero estudiar a tiempo completo. Lanzaron la convocatoria en abril, hubo una fase de preselección en la que 40 postulantes de todo el mundo enviaron sus videos a la institución. De ahí salimos cinco finalistas.

       ¿Cuál es el siguiente paso?

Afortunadamente obtuve la beca para el curso 2021 y 2022, así que en septiembre comienzo clases. Estaré en Sevilla por largo tiempo y veremos qué pasa, pero me gustaría quedarme un par de años y aprender lo más posible.

¿Cómo se dio la transición de danza de hobby a profesión?

 Lo tuve siempre claro: la danza es lo mío. Aunque había un compromiso conmigo misma y mi familia de seguir una carrera universitaria para mayor seguridad, siempre busqué cómo hacer para vivir del baile.

   La verdad es que fue intenso pasar de no bailar mucho a hacerlo todos los días. A eso hay que sumar la necesidad de prepararme para concurso, por lo que había mucha presión. Pero siempre lo afronté con felicidad y gracias al apoyo constante de mi familia y amigos.

¿Qué descubrió al encontrarse con el flamenco español?

 La primera vez que vine a españa algo hizo click, porque el flamenco se hace con música en vivo. Y es como la improvisación del jazz: decidimos qué palo hacer y se improvisa en el escenario. Descubrí que tenía que tener muchos ases bajo la manga, dominar la técnica y los pasos para desenvolverme bien.

¿Qué tal fue pasar del ballet al flamenco?

Muy difícil. El ballet me ayudó mucho en la posición y la postura, pero el flamenco tiene mucho más peso, hay que estar más aferrada al suelo y acompañar el cuerpo con la expresión del rostro, no vas a sonreír cuando el palo es acerca de la muerte. Me costó librarme de lo que pide la danza clásica: flotar, estar siempre sonriendo... estoy  luchando para que las  técnicas dialoguen.

¿Piensa regresar a Bolivia?

    Sí. En el país hay personas que me han apoyado muchísimo. Quiero aportar mi granito de arena, regresando regularmente con  cursos y espectáculos.

 

HOJA DE  VIDA

  • Origen  Milena Tejada nació en la ciudad de La Paz el 3 de marzo de 1998.
  • Estudios:  Se inició con el ballet en la escuela CAP con Cecilia Pereyra. A los 12 ingresó en A Compás. Posteriormente pasó cursos en la Fundación Cristina Heeren de Sevilla y en la escuela Amor de Dios de Madrid.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

51
45