El concurso de Fcbcb que derivó en polémica y sanción a jurados

Los miembros del jurado ven fallas en la convocatoria, falta de respeto y acoso. El presidente de la fundación asegura que se actuó en el marco de la norma.
domingo, 2 de enero de 2022 · 05:00

Liliana Carrillo V.  / La Paz

Una auditoría interna al concurso  Ideas Creativas en la pandemia de la  Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (Fcbcb) estableció que cinco de las 50 obras premiadas no se ajustaban estrictamente a  la convocatoria. Los miembros del jurado de tres categorías observadas, que tuvieron que devolver 16.000 bolivianos, ven fallas en la convocatoria, falta de respeto y acoso. El presidente de la institución asegura que se actuó estrictamente en el marco de la norma.

“Se nos ha negado el derecho a la defensa; nos han puesto en una posición de clandestinidad por un trabajo que conlleva criterios estéticos. Vemos un afán de irrespeto y acoso con notificaciones”, asegura uno de los miembros del jurado.

“Reconocemos la destacadísima  trayectoria del jurado. Debe quedar claramente establecido que se han respetado todos sus derechos porque las notificaciones están ajustadas a la norma de derecho, nada se ha hecho sin un respaldo legal”, asegura por su parte el presidente de Fcbcb, Luis Oporto.

El concurso

En 2020, la pasada gestión de la Fcbcb, presidida por Guillermo Mariaca, lanzó el concurso Ideas creativas. El objetivo del certamen, según la convocatoria,   era “recopilar y remunerar las mejores iniciativas creativas e innovadoras de creadores y artistas nacionales interesados en reflexionar y crear ideas respecto a experiencias en este periodo de emergencia sanitaria mundial y busca a partir de la creación artística en Bolivia proponer nuevas salidas e inéditas propuestas en vista al futuro de nuestro país y del mundo”.

La convocatoria establecía cinco categorías: Expresiones de la palabra, Expresiones visuales, Expresiones corporales, Expresiones sonoras y Expresiones audiovisuales. Los trabajos para las tres últimas debían tener una duración mínima de cinco minutos y una máxima de diez. Y este fue el punto de quiebre.

Al certamen se presentaron  979 obras en total. Después de la evaluación, el jurado integrado por personalidades de la cultura premió 50 propuestas, diez por categoría. Cada una recibió 3.200 bolivianos, que hacen  un total de  160 mil bolivianos.

Meses después, la actual gestión de la Fcbcb  realizó una auditoría interna al proceso. El informe observó que cinco obras  premiadas en tres categorías no cumplían el requisito de  cinco minutos de extensión como mínimo.

El informe  de auditoría al que accedió Página Siete.

Segundos decisivos

El resultado  de la auditoría fue presentado el 18 de septiembre de 2021 y observó que cinco obras premiadas   en las categorías de Expresiones corporales, Expresiones sonoras y Expresiones audiovisuales duraban entre 3,27 y 4,30 minutos. 

“El informe de auditoría halló  indicios de responsabilidad en 21 involucrados  y recomendó que se recupere un monto solidario de 16.000 bolivianos de  quienes intervinieron en el proceso de selección”, dice el jefe nacional de asuntos jurídicos de la Fcbcb, Rolando Paniagua, munido de un amplio expediente de actas, informes y otros documentos.

Añade que para  la recuperación del monto se recurrió a un proceso alterno a las acciones judiciales. “ En base al informe de auditoría, siguiendo la Resolución 011/2019 del 19 de febrero de 2019, elaboramos una nota, suscrita por el presidente, y notificamos con esta nota a los 21 involucrados”, explica Paniagua.

Los notificados fueron los jurados de las tres categorías del concurso observadas, además de funcionarios y exfuncionarios de la Fundación Cultural del BCB que fueron parte del comité de recepción del fallo.

Para los miembros del jurado, la notificación que recibieron fue una sorpresa. “Cuando se realizó la selección de las obras hicimos notar a los funcionarios que había fallas en la convocatoria. Por ejemplo, en el caso de Expresiones sonoras, todos saben que  una canción no dura más de cuatro minutos y, sin embargo, se pedía cinco. Cuando expresamos este punto, nos dijeron que  esos segundos faltantes se solucionarían con los créditos, así que procedimos”, dice uno de los invitados como dirimidores.

“En un concurso artístico -apunta otro de los jurados- deben primar los criterios estéticos. Si una obra es buena y superior a las demás, esto debe valorarse por encima de un tecnicismo de segundos más o segundos menos. Estamos hablando de arte, no de una prueba de atletismo con cronómetro”.

El presidente de la fundación cultural, Oporto, recalca la trayectoria de los miembros que  fueron invitados a ser parte del jurado y recibieron una remuneración de 3.731 bolivianos por su trabajo. Sin embargo, apunta que es obligación institucional seguir las recomendaciones de todos los informes de auditoría.

“La convocatoria de un concurso es una norma interna que no se puede modificar, porque si no se da lugar a la discrecionalidad. El jurado, que tenía una obligación contractual con el Estado, obvió un requisito de la convocatoria.  No es la primera vez que muchos de los miembros jurados actúan en administración estatal, conocen la normativa. Entonces debían haber sido perspicaces al ejercer su función y ajustarse a la norma”, asegura Oporto.

Consultado sobre por qué se establecieron tiempos restrictivos para las creaciones artísticas, el presidente de la Fundación Cultural del BCB respondió que esa pregunta debe ser respondida por el consejo de administración que presidía el señor Guillermo Mariaca.

“El jurado debía haber hecho conocer sus observaciones y emitir criterios técnicos profesionales durante la evaluación y no ahora que el proceso está concluido. No hay constancia de ninguna observación,  el auditor no ha encontrado nada, en absoluto”, añadió.

Las notificaciones, el pago

Las 21 personas involucradas en el concurso recibieron en diciembre la notificación enviada por la Fcbcb. En la misma se les  comunicaba que tenían diez días para entregar el “monto solidario” de 16.000 bolivianos o presentar descargos.

Los jurados mantuvieron reuniones y  largas deliberaciones. El 23 de diciembre, 18 de los 21 notificados firmaron una nota de respuesta   y  presentaron  una boleta de deposito por los 16.000 bolivianos por los que habían  sido intimados.

“No es el monto, es lo que el monto significa. Es también el irrespeto. No nos dieron la oportunidad de exponer nuestros argumentos”, asegura uno de los jurados. En conjunto, alistan una carta pública para dar a conocer su posición.

“No lo hicimos antes por respeto al buen nombre de la Fundación Cultural del BCB; sin embargo, nosotros no recibimos ese respeto. Nos han negado el derecho a la defensa”, recalca otro de los miembros del jurado.

Oporto no coincide con ese criterio. “A cada miembro del jurado se le ha entregado copia legalizada del informe de auditoría. Nosotros respetamos la trayectoria de estos hombres y mujeres que hacen cultura, un área tan delicada, por eso tenían 10 días y  algunas personas han solicitado copias legalizadas y se les ha dado, otras  han conversado con el área jurídica.  Se ha procedido por la vía extrajudicial, lo que significa precisamente la  conciliación. Los afectados tenían todo el derecho de presentar sus descargos y no lo han hecho. Por ejemplo, el argumento de la duración de las canciones debía haber sido expuesto al igual que el de las   características especiales de creación”, sostiene.

Para uno de los afectados, ante las notificaciones tenían alternativa: “No hay opción de defensa ante la Contraloría; podían habernos convocado antes si querían conciliación”, lamentó.

Funcionarios

Entre los sancionados por el proceso también se encuentran funcionarios que dieron su aval a las resoluciones del jurado.

“La institución tiene una comisión de recepción; ningún proceso sigue su curso si los funcionarios no expresan su conformidad. Por eso, hay funcionarios que  han sido notificados, no se los ha retirado. Pero en este caso la responsabilidad solidaria le afecta al jurado y  al comité de recepción; por lo tanto,  deben responder  por esta responsabilidad por la función publica”, dice el presidente de la Fcbcb.

Recalca que la auditoría realizada al concurso Ideas creativas  fue un proceso rutinario realizado por la unidad interna de la institución.  “Hay unidades de transparencia y de auditoría interna en cada unidad estatal. Transparencia recibe directrices del Ministerio de Justicia, por lo tanto tiene independencia de criterio y de acción. Y auditoría se rige a las directrices de la Contraloría General”.

Lo que viene

Algunos exfuncionarios de la pasada gestión de la Fcbcb ven hostilidad y acoso a quienes fueron parte de la pasada gestión durante el gobierno transitorio. “Está no es la primera señal de alerta; están buscando argumentos para incriminarnos”, dijo un extrabajador que pidió guardar su nombre en reserva.

“No hemos generado acciones  para buscar algo especifico; esto es resultado de un informe de auditoría interna”, asegura sobre el punto Oporto.

Ahora que los  jurados y funcionarios involucrados en el concurso han pagado el monto que se le requería, ¿se dará por cerrado el caso o podría extenderse a otros funcionarios de la pasada gestión?

El presidente  y el abogado  de la Fcbcb con el expendiente.
Foto: Carlos Martínez

En este caso  el informe de auditoria es puntual y establece responsabilidad en jurados,  exfuncionarios y funcionarios. “Hay un principio fundamental en la administración pública: todas las actuaciones administrativas son intuito personare. Cada uno asume responsabilidad. En el comité seleccionador no estaban los consejeros, no están por tanto en este proceso”, responde el presidente de la Fcbcb.

El año pasado  también se realizaron otras auditorías a la gestión de Guillermo Mariaca; algunos casos  -como indicios ya refutados de doble aguinaldo- están aún en análisis. “No vamos a obrar como la pasada presidencia que ordenó una auditoría externa a su predecesor. Nos atendremos a la norma”, dice Oporto.

Los jurados,  por su parte, anuncian un pronunciamiento oficial sobre el tema.

 

Ideas  creativas 2020
  • Concurso En 2020, la pasada gestión de la FCBCB lanzó el concurso Ideas creativas con el objetivo de dar un aliciente a los artistas y reflexionar sobre la pandemia.
  • Bases    La convocatoria establecía cinco categorías: Expresiones de la palabra, Expresiones visuales, Expresiones corporales, Expresiones sonoras y Expresiones audiovisuales. Las obras para las tres últimas debían tener una duración mínima de 5 minutos y una máxima de 10.
  • Jurado  Destacadas figuras del arte y la cultura, entre ellas premios nacionales, fueron parte del jurado. Por su trabajo recibieron una remuneración de   Bs 3.731.
  • Ganadores   Al certamen se presentaron  979 obras en total. Tras la evaluación, el jurado  premió 50 propuestas, diez por categoría. Cada una de las obras  recibió 3.200 bolivianos haciendo un total de  160 mil bolivianos.

Se nos ha negado el derecho a la defensa por un trabajo que conlleva criterios estéticos. Vemos un afán de irrespeto y acoso

Miembro del jurado

Tienen derecho de quejarse y nosotros el deber de informar que todo se ha hecho de forma transparente, sin ninguna vulneración

Luis Oporto, Fcbcb

El informe de auditoría halló  indicios de responsabilidad en 21 involucrados  y recomendó que se recuperen Bs 16.000

Rolando Paniagua, jefe jurídico

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias