Cines flotantes y autoteatros, propuestas frente a la pandemia

La prolongación de los protocolos de distanciamiento fuerza a las ciudades a apelar al ingenio para retomar los espectáculos culturales sin arriesgar al público.

Cultura
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 10 de septiembre de 2020 - 0:04

Página Siete y EFE  / La Paz

Después de varios meses de inactividad cultural el mundo se prepara para la desescalada. Si bien las circunstancias aún no permiten grandes concentraciones , diferentes iniciativas  demostraron que los espectáculos y la preservación de la salud no tienen que ser antagónicos. 

Sin duda alguna, los espectáculos con coches son una de las alternativas más populares. Desde los clásicos autocines hasta conciertos al aire libre, los automóviles se convirtieron en la opción más sencilla para asegurar el distanciamiento entre el público.

Tal es el caso del Teatro de Los Andes, en Bogotá (Colombia), el cual presta su escenario para distintos encuentros, incluidas obras de teatro y misas. 

“Estamos inaugurando el sistema del ‘autoteatro’, donde la gente encuentra la posibilidad de venir a ver obras en vivo, con la tranquilidad de que lo pueden ver desde su auto”, explicó el productor  Horacio Sterling.

Se trata de un espacio de 17.000 metros cuadrados a las afueras de la capital, donde solía funcionar el Hipódromo de los Andes. Un escenario que fue estrenado el pasado agosto por el elenco de Caliente caliente, quienes expresaron su alegría por volver a las tablas. 

“Lo que cambia es que no vamos a oír la risa ni vamos a oír aplausos. Vamos a oír cuando (los asistentes) tocan la bocina y hay gente que prende y apaga luces que es una manera de la comunicación que tenemos con nuestro público”, destacó una de las actrices. 

Similar formato se empezó a utilizar en Estados Unidos para los conciertos de música. Precisamente este sábado, el grupo mexicano Banda El Recodo celebrará un recital al aire libre en Anaheim, California. 

“Ya tuvimos un concierto virtual y fue muy especial, pero creo que no va a tener nada que ver con esa sensación de escuchar los gritos, los aplausos. Estamos felices de que se logró organizar esto”, expresó Ricky Yocupicio, uno de los miembros del grupo. 

El recital, que se realiza como parte de los tradicionales festejos por la Independencia de México, contará con la presencia de hasta 250 vehículos que podrán tener un máximo de cinco personas. 

“La raza podrá celebrar y bailar afuera de su coche, siempre y cuando se ponga cubrebocas y permanezca en su cubículo”, alertó, por su parte, Ricky Yocupicio. 

Pero quizás la opción que más halagos despertó en las redes sociales son aquellos cines llevados a terrenos acuáticos. Tanto en París, como Roma y Tel Aviv apostaron por botes, en lugar de autos, para proyectar películas al aire libre.

“La iniciativa de proyectar películas en el lago del parque Hayarkón es otra forma creativa de pasar los calurosos días de agosto, de acuerdo con las pautas del Ministerio de Salud”, señaló Ron Huldaí, alcalde de Tel Aviv. 

Pequeños cambios 

Además de estas nuevas modalidades, antiguos recintos tuvieron que ingeniárselas para abrir sus puertas sin poner en peligro al público.   

Ejemplo de ello es la Ópera de Viena, donde además del registro personal de los asientos, se recomendó evitar los gritos de bravo al finalizar las obras. 

“No va a haber una policía de los bravos”, aclaró el director Bogdan Roscic, quien sí confió en que un público “civilizado y maduro” acepte lo que llamó “reglas racionales” para que la Ópera pueda funcionar.

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS