Filma un drama judicial en Santa Cruz

Fernando Arze alista dos películas y un corto

El actor y director paceño inició su quinta década de vida con proyectos en el cine y en las tablas, tanto en el país como en el exterior.

Cultura
Por 
La Paz - sábado, 01 de octubre de 2022 - 5:00

Fernando Arze Echalar es uno de los actores más internacionales de Bolivia. No sólo participó en éxitos nacionales como Muralla, sino también en series y películas en el exterior y ahora, a sus 50 años recién cumplidos, acaba de terminar un rodaje en Quito y alista un cortometraje.

“Me siento más activo y despierto que nunca, claro que el cuerpo no responde como antes, y algo de ansiedad porque quiero hacer todo, desde dar clases a filmar más proyectos”, considera el actor y director paceño.

Y proyectos no le faltan. La última década fue una de las más activas y productivas en su vida. Realizó unas 10 películas, dirigió 15 obras de teatro en varias temporadas, dictó clases, trabajó en Brasil y Ecuador.

De hecho, hace unas semanas completó el rodaje de la cinta Los Ahogados, dirigida por Juan Sebastián Jácome y Viktor Mares y producida por Abaca Films.

La cinta trata sobre la vida de una escritora de clase alta, que se sumerge en la paranoia cuando su familia es hostigada anónimamente, a raíz de la misteriosa muerte de su empleada doméstica en la piscina del hogar. Sin revelar mucho de su papel, Arze adelantó que encarna a uno de los principales personajes.

Se espera que el filme, que cuenta con el apoyo de Ibermedia y un elenco internacional, se estrene en 2023.

No es la única producción audiovisual en la que se encuentra trabajando. Esta semana el actor viajó a Santa Cruz para el rodaje de Fractura, que es un drama judicial. “Estamos comenzando la filmación, continuaremos en octubre y debemos terminar en noviembre”.

Y también decidió incursionar en la dirección en un proyecto muy personal. Se trata del cortometraje Lo Que Nos Queda; Arze escribió la historia y es uno de los protagonistas. En el filme participan Natalia Jofre, Sofía Petignat y Marcelo Alcón.

“Fue una experiencia especial y novedosa. La dirección de cine presenta retos muy distintos de los del teatro”, explicó.

Ya está concluido y dentro de poco iniciará el recorrido en diversos festivales.

No se aleja de las tablas. Actualmente está planificando con Pati García y Mariana Vargas en una puesta de escena, en base al texto de un amigo suyo. Aún no tiene confirmada una fecha de estreno, pero considera que será en este año.

Una importante cantidad de proyectos, algo que Arze no esperaba cuando decidió seguir la carrera de Ingeniería Electrónica en Estados Unidos.

No duda en reconocer que fue un error. “La verdad es que tomé esa decisión porque pensé que estaba más relacionada con el arte de lo que en realidad estaba. Pensaba que podría crear instrumentos electrónicos, pero descubrí que era algo totalmente distinto”, recuerda. Terminó la carrera, pero nunca ejerció. “Ni vi el diploma”.

Fue así que se inscribió a la American Academy of Dramatic Arts de Nueva York. No fue fácil, tuvo que trabajar limpiando baños, de mozo, lavando platos.

A lo largo del año se columpia entre el cine y el teatro. “Prefiero actuar en cine y dirigir teatro. Respecto a la segunda, me gusta mucho el rompecabezas que representa. Tú agarras un texto y vas ensayando y comprendiendo lo que la historia te va pidiendo. La dirección mueve una parte de mi cerebro que me encanta”, contó. “Por otro lado la actuación me gusta porque no tienes que preocuparte por todo eso. Es algo muy intuitivo”.

Y ahora se apresta a escribir un largometraje. Como siempre, un sueño que persigue con ahínco.

Hoja de vida

Nacimiento. En La Paz, el 27 de septiembre de 1972.

Estudios. Es graduado en la American Academy of Dramatic Arts de Nueva York.

Obras. Participó en Arte, El santo y la chanca, El silencio del mar, El perdón, Excepciones, 12 reglas del amor, True West, La serie La entrega, Muralla; dirigió el elenco Coyoacán; en agosto, Los ahogados.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS