Llega a cartelera alemana Mi país extranjero, inspirada en Bolivia

La cinta cuenta cómo el boliviano José Noé Estrada se convierte en Manuel Philip Sosnowski. El joven adoptado vuelve a su país para conocer sus raíces.

Cultura
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - lunes, 06 de diciembre de 2021 - 5:00

Página Siete / La Paz

La película alemana Mein fremdes land (Mi país extranjero) se estrenó en octubre en el festival Filmschau Baden-Württemberg. Actualmente tiene presentaciones esporádicas en diferentes salas de la nación germana. El trailer del filme está habilitado en internet y cuenta parte de la historia de cómo el boliviano José Noé Estrada se convierte en Manuel Philip Sosnowski.

Él nació en el suelo de una choza de barro en un rincón potosino y fue adoptado por una familia alemana, quienes lo llevaron a vivir a Ludwigsburg, cerca de Stuttgart, en el sur de Alemania.

Tres décadas después, Manuel va en busca de conocer su extraño pasado, que tiene raíces en la comunidad potosina de Yawisla. Ese es el único dato que tiene. Con éste emprenderá el viaje desde Alemania junto con un traductor, porque Manuel no sabe hablar español. En Bolivia, una traductora del quechua al alemán se unirá al equipo.

Parte del  paisaje boliviano que se observa en la cinta.

En las imágenes se observa la ciudad de La Paz (especialmente con viajes visuales desde el teleférico), El Alto, el Salar de Uyuni, Sucre y Potosí.

Página Siete se contactó con Johannes Preuss, uno de los directores de la película, quien explica que aún no tienen confirmado el estreno en Bolivia, pero trabajan en ello. “Realmente queremos organizar una muestra en Bolivia. Nos parece importante por la historia. Ya tenemos una versión con subtítulos en español”, comenta.

Sobre el tema del filme, Preuss dicea que la productora DOKblick Filmsproduktion busca temas de “documentación auténtica y con solidez periodística”.

“Queremos llegar a la cabeza y al corazón de la gente con personajes fuertes e historias apasionantes para transmitir el contenido cuidadosamente investigado”.

  El afiche  de la película alemana ambientada en Bolivia.

La obra está rodada en alemán, español y quechua, y tiene una duración de 94 minutos. La producción aborda la búsqueda de la identidad, la adopción, la extrema pobreza y el encuentro de dos mundos diferentes que viven en el protagonista, el boliviano y el alemán.

El director alemán adelanta que el final de la película deja un nudo en la garganta. “Nos abrazamos y lloramos durante mucho tiempo” al terminar la producción, explicó.

La cinta alemana está dirigida por Preuß y Marius Brüning. Además trabajaron Malte Schumacher (productor), Tobias Wilhelmer (editor) y Chiara Strickland (música), entre otros, de un equipo cinematográfico de más de 25 personas.

La productora alemana DOKblick cuenta con más de una decena de premios en el país germano y se dedica a la producción de piezas documentales periodísticas, desde Chile, pasando por Nigeria, Ghana hasta, obviamente, Alemania. Sus obras tratan también dramas humanos.

Entre sus títulos figuran: Doctor de la revolución, Galamsey, por un puñado de oro, Por la carretera 7 hacia el corazón de la Patagonia, entre otros títulos.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS