Los empresarios hacen estudios para ver dónde obtendrán mejores beneficios

¿Por qué no llega Daddy Yankee a La Paz? Falta de espacios y burocracia complotan

En los últimos tiempos grandes espectáculos internacionales no llegaron a la sede de Gobierno, pese a que en otras urbes sí programaron fechas. Problemas legales, falta de espacio y requisitos absurdos son las causas.

Cultura
Por 
La Paz - domingo, 11 de septiembre de 2022 - 5:00

No cabe ninguna duda: el concierto de Daddy Yankee será uno de los más grandes del año. Las entradas están volando y en las redes sus fans evalúan estrategias para conseguir un boleto... pero los paceños además tienen que buscar pasaje, ya que la estrella del reguetón no visitará la sede de Gobierno en su gira despedida.

No es el único. Sólo este año se programaron recitales de famosos de la talla de El Buki, Nana Gabriel y Plácido Domingo, por citar algunos, sólo para la capital cruceña. Algunos también alistaron fechas para Cochabamba, pero no para La Paz.

“Cuándo programarán para La Paz, aquí también hay fans”, se lee en un comentario en Facebook. “Parece como si no importáramos”, replica otro de los internautas. “En La Paz casi no llega nadie”, lamentan varios.

Son varias las razones para que esto suceda, dependiendo a quién se le pregunte. Las respuestas van desde la desconfianza de los representantes de las estrellas debido a sonados casos de estafas hasta la falta de condiciones para ofrecer al público un buen espectáculo y garantizar que el músico se sienta satisfecho con la preparación.

Otras están relacionadas con el trabajo previo antes de cerrar los tratos. De hecho, los organizadores de la presentación de Daddy Yankee en Bolivia, las empresas Betag y Bizarro Live Entertaiment, revelaron una causa bien prosaica: cantidad de interesados en el artista.

$!Daddy Yankee en una fotografía promocional de su gira.

Según informaron desde las oficinas de prensa de la organización del espectáculo, la razón por la que se decidió realizar el recital sólo en Santa Cruz es que es en esa ciudad donde más se detectó interés. Antes de determinar fechas y destinos los responsables organizaron un estudio mediante redes sociales.

Se vio que la mayoría de hashtags y tendencias relacionadas con el cantante boricua se originaron en la capital oriental. Ya sea buscando su música en plataformas como YouTube y Spotify, siguiendo cadenas de comentarios en Facebook o visualizando videos en Tik Tok, los cruceños demostraron el mayor interés en el artista.

Esto se relaciona mucho con una característica del mercado musical nacional. Empresarios como Gabriel Feldman, Daniel Ruiz y Gustavo Tobar indicaron en más de una ocasión que la preferencia del público boliviano está bien diferenciada entre las distintas regiones.

Bandas de cumbia argentina, cantantes de música mexicana, tanto ranchera como romántica, y el reguetón están entre los géneros que tienen buena acogida en esa parte del país.

“El occidente es más rockero que el oriente”, dijo Tobar. O al menos es en La Paz, Potosí y Sucre -a veces incluso Cochabamba- donde las presentaciones de este tipo suelen tener más afluencia a los escenarios. Eso no quiere decir que Santa Cruz no quiera ser rockera. Lo hace y recibe bien a los invitados, pero la respuesta no es tan grande como en las otras ciudades.

De igual forma La Paz también tiene gusto por la música urbana, como lo demostró el concierto de Wisin & Yandel que ocurrió en junio.

$!Wisin & Yandel durante el concierto exitoso que ofrecieron en La Paz a finales de junio, una semana después del de Nodal.

Sin embargo, estos matices son, muchas veces, ignorados. Esto se debe, en parte a la incursión de capitales extranjeros en la organización de los espectáculos. “Esos empresarios, que hacen alianza con los que vivimos aquí, son muy prácticos respecto a la programación. Necesitan saber dónde tendrán mayores ganancias y dónde los riesgos son menores”, explicó Rodrigo Santander, de Esuesa, empresa que organiza Grandes Iconos del Rock Clásico, recital que ocurrirá en las dos urbes.

Sin embargo, Santander y otros productores reconocen que La Paz es una apuesta de altos riesgos. Especialmente en los últimos meses, en los cuales se tuvieron, o recordaron, sonados casos de estafas.

Uno con grandes repercusiones fue el del mexicano Christian Nodal. El artista se suponía que debía interpretar sus temas en La Paz el 19 de junio, un día después de una celebrada actuación en Cochabamba y dos después de otra en Santa Cruz.

$!Funcionarios en un operativo tras la cancelación de Nodal.

Sin embargo, quienes llegaron a pagar hasta 2.000 bolivianos vieron frustrados sus deseos, ya que el recital se canceló apenas horas antes. Los rumores comenzaron a circular en las redes sociales desde la mañana y se confirmaron en la tarde cuando la agencia que representaba al mexicano, denunció a la productora, Dream Productions, de incumplimiento de contrato.

Fue una avalancha. No sólo la empresa nacional tuvo que comprometerse a devolver el dinero de las entradas, sino que también fueron detenidas cuatro personas acusadas de estafa.

Al poco tiempo trascendió que las negociaciones con el equipo de Nodal no fueron beneficiosas para la organizadora, que se comprometió a pagar una suma muy alta. Esto fue la clave del problema, ya que significó que los responsables pensaban pagar el adelanto con parte del ingreso por la venta de entradas.

“No es que sea necesariamente un engaño adrede. Lo que puede llegar a pasar es que la institución se arriesgue y juegue con la venta de entradas para cumplir con sus compromisos, pensando que si falla podría ‘charlarla’, pero lo único que logran es terminar en problemas legales”, consideró Santander.

Eso no quita que sí se registraron crímenes reales. En junio Página Siete informó que Defensa del Consumidor registró, al menos, 59 denuncias relacionadas con los recitales de Fey, Alejandro Filio, Fernando Delgadillo y Jorge Drexler, todos programados para La Paz.

“Eso genera desconfianza en tanto en nosotros como programadores como en el público en general”, opinó Juan Carlos Nemtala, quien traerá al tenor Plácido Domingo a Santa Cruz en octubre de este año.

Burocracia y requisitos

Sin embargo, los problemas no sólo vienen del lado de la ilegalidad. Lo formal también representa un obstáculo para que las estrellas lleguen a La Paz.

Tanto Nemtala como Santander advirtieron que planificar algo para la sede de Gobierno es muy difícil por los requisitos que se tienen que cumplir con diversas instituciones.

Permisos de la Gobernación, la Policía, la Alcaldía, Impuestos Nacionales se tienen que tramitar con antelación y, en el caso de la renta a un alto costo.

“No es fácil. Uno encuentra obstáculos en cada paso y toda institución busca sacarte una tajada a como dé lugar”, lamentó Nemtala.

A eso hay se sumar la intervención de un ente privado: la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom). Esta institución tiene el mandato de proteger el derecho de los autores y por eso cobra un monto a todos los organizadores de eventos en los que se toque música. Esta medida fue validada por una ley aprobada por el Concejo Municipal.

Este monto lo pagan locales (discotecas, karaokes, restaurantes, cines y teatros, entre otros) como entradas folklóricas (barriales y patronales), festivales, ferias, encuentros y cualquier otra actividad.

El secretario municipal de Culturas, Rodney Miranda, reconoció en junio que hay un vacío legal respecto a la organización de espectáculos internacionales. Esto impide que se centralicen los trámites necesarios.

Pero incluso aunque hubiera esta regulación, no serviría de mucho ante el mayor problema: la falta de escenarios adecuados para estos shows.

“¿Dónde podría poner a Plácido Domingo en La Paz? ¿En el Teatro al Aire Libre para que se congele? ¿En el auditorio Illimani sólo para 800 personas? Y si me dices el Estadio, pues bien, necesitas un fuerte capital porque te sacan cuanto puedan. La triste realidad es que no tenemos un lugar adecuado, a diferencia de Santa Cruz que sí tiene espacio”, dijo Nemtala.

Y por último está el tema de la altitud. Si bien hay artistas que no se amilanan ante la idea de actuar a 3.600 metros sobre el nivel del mar, otros no pueden hacerlo, sea por edad o enfermedad, aislando más a La Paz.

“(Estos empresarios) necesitan saber dónde tendrán mayores ganancias y dónde los riesgos son mucho menores”.
Rodrigo Santander
“La triste realidad es que no tenemos un lugar adecuado (para recitales), a diferencia de Santa Cruz que sí tiene espacio”.
Juan Carlos Nemtala

Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS