Los autores necesitan de las competencias para visibilizar sus trabajos

Reducción, atraso y silencio: artistas temen por los premios de Cultura

De los concursos municipales sólo se convocaron dos y y los restantes se encuentran retrasados, según el calendario tradicional, mientras que de los organizados por el Ministerio de Culturas no existen datos.

Cultura
Por 
La Paz - domingo, 03 de julio de 2022 - 5:00

Anuncios de posibles reducciones monetarias, convocatorias con meses de retraso, galas fragmentadas u olvidadas y un silencio absoluto es lo que enfrentan los artistas cuando se preguntan: ¿Qué fue de los premios culturales?.

“Lamentablemente estamos en un periodo de crisis en el cual la cultura parece que fue relegada al último vagón del tren, tanto a nivel municipal como estatal. Francamente, está siendo manejada con las papas”, manifestó la creadora Claudia Peñaranda, presidenta de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (ABAP).

Al momento de escribir esta nota no hay información alguna de la situación en la organización de los premios Nacionales, responsabilidad del Ministerio de Culturas. Del caso de los municipales de La Paz, se informó recientemente que las convocatorias se lanzarían en la siguiente semana.

Sin embargo, de cumplirse, sería con un retraso notable, detalle que perjudica a los artistas de distintas disciplinas.

Para la gestora, artista y curadora Marisabel Villagómez este retraso puede ser fatal para los postulantes. No sólo significa que durante seis meses no tuvieron garantías de que las competencias se llevarían a cabo, también tienen que lidiar con que deben reorganizar sus presupuestos y volver a planificar su tiempo para llegar a término.

“Muchos artistas que conozco han pensado en no participar, si es que salen las convocatorias. Es que no es fácil hacerlo, ya que tienes que preparar una obra original inédita para el certamen”, manifestó la actriz y dramaturga Graciela Tamayo.

No ayuda que los reclamos suelen caer en saco roto. Si bien la Secretaría de Culturas de La Paz lanzó un comunicado, para conseguir eso se necesitó de reclamos y pedidos de reuniones. Incluso hubo encontronazos entre los creadores y gestores, y las autoridades municipales.

Eso fue lo que pasó la semana pasada cuando el Consejo Ciudadano Intercultural de Planificación para las Culturas y las Artes (Concipculta) denunció que el secretario Rodney Miranda hizo un desplante a los integrantes de la institución.

Un comunicado público da cuenta de que el Consejo debía reunirse con Miranda para evaluar diversas actividades. El encuentro estaba planificado para el miércoles 29 de junio.

Sin embargo la autoridad municipal no se presentó y, media hora después de la acordada, mandó a informar que se cancelaba el encuentro. Los integrantes le reclamaron personalmente, pero Miranda, según ellos, les habría acusado de llegar tarde a la cita.

En respuesta, el secretario insistió en que los consejeros llegaron con media hora de retraso y que buscaban tratar temas fuera de lo acordado.

“Uno de los problemas que enfrentamos es que las autoridades no proceden con transparencia, ni tampoco informan lo que sucede. Hay estos desencuentros con la Alcaldía, mientras que del Ministerio de Culturas sólo recibimos silencio absoluto”, agregó Peñaranda.

Para la fotógrafa Wara Vargas esta situación es una señal de que la gestión cultural fue dejada de lado. Asimismo consideró que el enfoque en apoyo a la producción es limitado.

“Hacer arte en el país no es fácil. Cuesta mucho, por lo que tenemos que trabajar en varias otras actividades para poder financiar nuestras obras y, de paso, vivir. Los concursos ayudan, pero no bastan”, indicó.

Vargas consideró que es necesaria la elaboración de proyectos más completos, que no se limiten a reconocer el esfuerzo en una sola pieza y que permitan incrementar la oferta. “Un ejemplo de algo más propositivo fue el Proyecto Intervenciones Urbanas (PIU). Eso no sólo nos permitió trabajar, sino también llegar al público”, agregó.

Por su parte Julieta Ortuño, secretaria general de ABAP La Paz, recordó que los certámenes son, algunas veces, la única forma en la que los autores pueden ganar dinero por su obra.

“Hay que tener en cuenta que hay pintores, músicos, dramaturgos o literatos que sólo pueden producir gracias a estas competencias. Crear arte en el país no es sencillo y los certámenes representan un apoyo muy importante, tanto para el proceso creativo como para la misma subsistencia”, comentó.

Es que las competencias no sólo importan por el monto en metálico para los ganadores. De hecho Villagómez y Tamayo consideran que más importante aún es la visibilización del artista y sus propuestas.

Es por eso que la fragmentación del premio Eduardo Abaroa, que este año se entregó por ciudades, es perjudicial para muchos de los postulantes.

“No sólo no sabes quién hizo qué en La Paz si vives en Cochabamba, sino que también modificaron varias de las especialidades y las incluyeron en categorías que no correspondían. Por ejemplo, ahora orfebrería, que antes estaba en Artes Populares, ahora está en Artes Plásticas”, lamentó Peñaranda.

Tamayo, por su parte, reclamó que la Alcaldía haya eliminado las galas de entrega. “Importa poco si te dan plata o certificado. Lo que nos interesa es que la gente sepa que existimos”, dijo.

El secretario Miranda informó a Página Siete que ya se tienen listas las convocatorias de 13 de los 22 concursos municipales, que serán lanzados primero. La razón del retraso se encuentra en las cuentas de la municipalidad.

“Nos dejaron con concursos y fondos convocados y hemos tenido que hacer el pago, pero no teníamos liquidez y hemos tenido que pagar un año después. Eso nos generó problemas y malestar con la comunidad cultural de La Paz”, indicó.

Esto, aseguró, afectó el desarrollo de las competencias y retrasó la entrega de los premios en efectivo. De hecho recién se terminó de pagar los montos de los concursos del año pasado a partir de febrero.

“Una de las razones por las que recién vamos a lanzar los concursos -excepto los estacionales como Alasita y Carnaval- es que hemos trabajado para poder tener la liquidez necesaria para que no se repita lo del año pasado”, agregó.

$!Sabina Orellana, en la entrega de los Eduardo Abaroa 2021

La situación es más oscura en el caso de los premios nacionales. Cuando en marzo se comenzaron a entregar los Eduardo Abaroa, la ministra Sabina Orellana garantizó que la convocatoria 2022 saldría a los pocos días. Tres meses después, no existe ninguna información.

En el caso de los premios de literatura, el Nacional de Cultura y de Gestión Cultural, el panorama es más desolador. No se convocaron ni entregaron desde 2019 y hasta el momento la autoridad estatal no indicó si se recuperarán. Sólo dice que se informará sobre el tema “la siguiente
semana”.

“Hay estos desencuentros con la Alcaldía, mientras que del Ministerio de Culturas sólo recibimos silencio absoluto”.
Claudia Peñaranda
“Hacer arte en el país no es fácil. Tenemos que trabajar en otras actividades para poder financiar nuestras obras y vivir”.
Wara Vargas
400.000
bolivianos
es el monto que se distribuirá en los 22 concursos municipales de La Paz.
Punto de vista
Iran Aguilar,
filosofía y letras
“La cultura parece que fue relegada”

“Es un problema en general de gestión. Las autoridades de cultura, tanto a nivel nacional como municipal, están fallando en la transparencia. Tenemos muchos reclamos a todo nivel. Lamentablemente estamos en un período de crisis en el cual la cultura parece que fue relegada al último vagón del tren, tanto a nivel municipal como estatal. Francamente, está siendo manejada con las patas.

El arte no es una industria, no es una fábrica de imágenes bonitas. Trabajamos creando patrimonio y es un sector que puede contribuir con valor agregado importante, ya que éste va creciendo de acuerdo con la calidad de la obra, que va más allá de lo tangible.

Entonces un concurso busca mostrar eso. Facilita la valoración del trabajo de un artista. Además, los certámenes benefician tanto al artista como a las instituciones y los países que los promueven y eso va para beneficio de todos”.

Rodney Miranda
secretario de Culturas paceño
“Hubo un recorte mínimo”

“Nosotros hemos garantizado los concursos municipales. Habíamos visto que todos los certámenes se van a realizar. No se convocaron en las fechas tradicionales porque tuvimos una mala experiencia en la gestión pasada. Si recuerdas, nos dejaron con concursos y fondos convocados y hemos tenido que hacer el pago, pero no teníamos liquidez y hemos tenido que pagar un año después. Eso nos generó problemas y malestar con la comunidad cultural de La Paz. Siendo responsables hemos previsto la liquidez oportuna para poder tener garantizados los montos. Es así que van a salir las primeras 13 convocatorias. Esperamos que salgan hasta esta semana y para la subsiguiente semana los concursos restantes. Sí, hubo un recorte mínimo, pero hemos tratado partir el pastel para que alcance a todos. La reducción del dinero de los premios es menor al 10% y esperamos mejorar el siguiente año”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS