La segunda cinta es una de las más premiadas de la historia

Septiembre es el mes del cine nacional: llegan Pseudo y Utama

El thriller político de Gory Patiño y Luis Fernández Reneo se lanzará el jueves 8 de septiembre. La ópera prima de Alejandro Loyaza, lo hará el 29. Las dos cintas están entre las más esperadas del año.

Cultura
Por 
La Paz - domingo, 28 de agosto de 2022 - 5:00

Este año la primavera llegará acompañada y, por tanto, septiembre se convertirá en el mes del cine nacional, ya que se estrenan la película premiada Utama y Pseudo, un thriller nacional. Ambas cintas se encuentran entre las más esperadas del país.

En el caso de la primera en llegar al cine, el jueves 8 de septiembre, Pseudo la situación es bien especial: el filme llega con un retraso de más de tres años. Originalmente la cinta debido estrenarse a finales de 2019, sin embargo los conflictos sociopolíticos de ese años obligaron a la productora, Macondo Art, a postergar su salida a 2020... justo a tiempo de recibir la pandemia mundial de Covid-19, que no solo encerró a la población, sino que clausuró cines.

“No hay duda que fue un parto muy largo”, comentó el codirector de la cinta, Gory Patiño. “Lo paradójico es que el rodaje se hizo en tiempo récord, al igual que la postproducción”, agregó.

Sin embargo la cinta no es de nacimiento reciente. Sin temor a exagerar, se puede considerar que se viene gestando desde hace dos décadas atrás, ya que la basa de la trama fue concebida cuando Patiño estudiaba cine en Los Ángeles (Estados Unidos).

Allí se conoció con el español Luis Fernández Reneo, compañero de aula del realizador boliviano. Ambos comenzaron a elucubrar una historia policiaca política.

“Originalmente nuestro guion era kilométrico y lleno de ideas que, con el tiempo, nos dimos cuenta que no podían llevarse a cabo. Desde filmaciones en localizaciones exóticas a elaboradas escenas de acción”, contó el director paceño.

Es así que se fue puliendo poco a poco con cada reescritura. Mas el núcleo de la historia se mantuvo intacto.

El otro gran estreno del mes es Utama, que llega a finales de mes, el 29. Esta producción ha despertado la curiosidad del público nacional debido al éxito que está cosechando en el exterior.

Desde su primera exhibición, que fue en el Festival de Cine Independiente de Sundance (Estados Unidos) en enero, la ópera prima de Alejandro Loayza ha recogido 27 premios internacionales, convirtiéndose en una de las cintas bolivianas con más reconocimientos en la historia.

Todo un logro para un director primerizo, al menos en largometrajes, y que narra una historia muy íntima y con solo tres personajes centrales: una pareja de ancianos y su entrometido y cariñoso nieto.

Los acortares son tanto naturales como con formación. Santos Choque, quien interpreta al nieto citadino, estuvo involucrado con la actuación, de una forma u otra, desde que tenía siete años.

Debutó oficialmente en 2018 en la película Averno, dirigida por el padre de Alejandro, Marcos. Pero, como hacer cine en Bolivia es complicado, paralelamente tuvo que dedicarse a otras actividades, desde albañil a minero.

Afortunadamente perseveró y consiguió un premio internacional: al Mejor Actor de Reparto del Festival Internacional de Beijing (China),

En cambio quienes encarnan a sus abuelos son 100% naturales. Al igual que sus contrapartes de la vida real, José Calcina y Candelaria Quispe, son una pareja que viven en la comunidad de Santiago de Chuvica, en Potosí.

“Nos conocimos con Alejandro cuando visitó nuestra comunidad. El nos contó de su proyecto y nos gustó al idea. Fue una experiencia muy especial”, recordó Quispe.

Estas dos cintas llegan, además, en un periodo de intensa actividad del sector. De hecho uno de los motivos por su cambio de fechas a los largo del año es que se tenía una larga lista de películas nacionales.

“Algo que marca mucho a la cinematografía boliviana es que esta surge cuando el estado incentiva a los artistas. La gran mayoría de las producciones que se estrenaron entre el año pasado y este fueron beneficiadas por el Programa Intervenciones Urbanas”, consideró Marcos Loayza, quien agregó que espera no se produzca una larga pausa en ello.

“No hay duda que la slida de Pseudo fue un parto muy largo”.
Gory patiño
“La cinematografía surge cuando el estado incentiva a los artistas.”
Macos Loayza
Pseudo
Directores o Gory Patiño y Luis Fernandez Reneo.
Utama
Director o Alejandro Loayza Grisi.

Películas del año

Secuela • Otra de las cintas más esperadas del año fue Mi Socio 2.0, que se estrenó el 20 de febrero. Es, en realidad, la segunda vez que la secuela al clásico de los 80 llega a las pantallas grandes. Lamentablemente, la primera vez fue en 2020, tres días antes del inicio de la cuarentena por la pandemia. Fue una de las cintas más vistas.

Premiada • Otra producción que obtuvo importantes reconocimientos internacionales es El gran movimiento. Estrenada en el Festival Internacional de Venecia, su llegada a las pantallas bolivianas se retrasó debido a la cantidad de filmes nacionales que debían lanzarse entre 2021 y 2022.

Reestreno • En julio los cines nacionales recibieron nuevamente Fuertes, la cinta histórica dedicada al equipo The Strongest y los jugadores e hinchas que se sumaron a las filas bolivianas durante la Guerra del Chaco. Originalmente se estrenó en noviembre de 2019, siendo afectada por los conflictos y la pandemia. La nueva presentación incluyó material inédito.

Internacional • En abril, llegó a Bolivia Las Niñas, película que le dio a la boliviana Daniela Cajías el Goya a la Mejor Fotografía.

México • La boliviana Natalia López dirigió Manto de gemas. La cinta, que consiguió el Premio del Jurado en la Berlinale, aún no tiene un estreno comercial en el país. Sin embargo, en junio la directora paceña organizó proyecciones especiales.

Futuro El Visitante de Martín Boullocq sigue recorriendo festivales. Actualmente se encuentra en Festival de Cine de Moscú. Fue ganadora a Mejor Guion en el Festival de Cine de Tribeca (Estados Unidos), entre otros.

Pseudo: un thriller donde la política se une con el crimen

Pseudo cuenta la historia de un humilde taxista, interpretado por Cristian Mercado que, una noche, ve que la fortuna le trajo los medios de mejorar su vida... a considerable riesgo. En un viaje de rutina recoge a un pasajero misterioso (Milton Cortez) y, tras una charla, decide robare la identidad.

Así el taxista se convierte en un asesino a sueldo, contratado por un grupo extremista para cometer un atentado político. Atrapado en su identidad, el chofer convive en un refugio con dos terroristas y termina convencido de que la única forma de salvar a Bolivia de una posible dictadura es mancharse las manos de sangre, cueste lo que cueste.

“Es una película atemporal. Hemos trabajado de manera que no se hagan alusiones directas a un periodo y gobierno específico del país. Sin embargo, tienen elementos reconocibles respecto a la idiosincracia política nacional”, explicó uno de los codirectores, Gory Patiño.

El filme se benefició de varios apoyos como el proyecto Ibermedia, el Bolivia-Lab y el Programa Intervenciones Urbanas (PIU). Eso permitió acelerar la producción y postproducción.

De hecho el rodaje s realizó en tiempo récord. Se concretó en tres semanas, ayudada por modificaciones a algunas escenas para facilitar el trabajo en las mismas.

Si bien experimentó varias postergaciones en los últimos tres años, ya llegó al público estadounidense. En marzo de este año la cinta fue incluida en el catálogo de la plataforma HBO Max, de forma exclusiva a Estados Unidos. Y, ahora, al fin llegará a su público objetivo: los cinéfilos bolivianos.

Un retrato de una realidad nacional que pocos quieren ver

Elena y Virginia forman un matrimonio que superó por más de medio siglo infinidad de problemas y decepciones. La pareja quechua siempre vivió en una comunidad en la zona de los Lipes de Potosí, sin importar que es lo que sucediera, a diferencia de sus hijos y descendientes que se fueron a las ciudades.

Pero ahora la situación es complicada: una sequía inusualmente larga amenaza toda su forma de vida. Debido a eso sus vecinos han decidió migrar y la pareja paulatinamente se queda más y más aislada. Pero ellos insisten en quedarse.

En medio de esa situación llega Clever, el nieto citadino de la pareja. Llevado por el deber filial, busca convencer a sus abuelos de dejar el pueblo para tratar una enfermedad que les afecta y pone en peligro su vida.

Utama es una cinta que retrata la vida cotidiana en los pequeños pueblos del área andina. Así lo aseguraron los mismos protagonistas, José Calcina y Candelaria Quispe.

“Cuando estábamos en la proyección nos preguntaban que tan real era lo que ellos veían. Les dijimos que así es nuestra vida, que así vivimos en nuestro pueblo”, comentó Calcina.

Calcina y Quispe son un matrimonio en la vida real. Han pasado 50 años juntos y viven en la comunidad de Santiago de Chuvica, dónde se dedican a la agricultura.

El filme ha tenido un recorrido exitoso por distintos festivales en el mundo, desde su estreno internacional en el Festival de Sundance. Un recorrido que aún no ha terminado, según informó Marcos Loayza, uno de los productores del filme. Es, incluso, posible candidata por el país para los Goya.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS