Las plataformas digitales como Deezer, Apple Music y Spotify dominan el mercado

Viejas glorias musicales reviven tras décadas con la generación del “click”

Los antiguos éxitos tienen la oportunidad de ser tan populares como cuando se estrenaron, gracias a plataformas digitales de streaming. La fórmula del éxito está en la conquista de públicos más jóvenes.

Cultura
Por 
La Paz - miércoles, 22 de junio de 2022 - 5:00

No estamos en 1985, pero tenemos derecho a dudar del tiempo o creer que los relojes se rompieron porque ahora se puede corear un éxito musical de ese año como si se hubiera estrenado ayer. Un celular y conexión a internet son suficientes para emprender un viaje con Kate Bush y su tan sonado Running up that hill.

Después de probar que un tema de hace 37 años se convirtió en el número uno de las escuchas a escala mundial en Spotify, las casas discográficas tendrán que analizar bien a su actual competencia. ¿Deben los nuevos artistas y sus productoras preocuparse por los éxitos de los 70, 80 o los 90 del siglo pasado?

La cantante británica Kate Bush no imaginó que su canción volvería a sonar con tanto éxito en 2022 gracias al fanatismo de adolescentes por el gigante Netflix. Y es que una de las series juveniles con mayor audiencia, Stranger Things, incluyó el tema para varias escenas de la protagonista de la producción.

Hasta hace poco El Juego del Calamar era la serie con mejor estreno —sin promoción— de la plataforma de streaming. La cuarta temporada de Stranger Things, sin embargo, pateó el tablero y se impuso con 287 millones de horas de reproducción en su primer fin de semana.

Todos los que vieron la serie escucharon el tema Running up that hill y otros tantos buscaron la canción haciendo que su reproducción subiera en 153%.

Cuando Bush estrenó su tema logró estar entre los 30 mejores del ranking Billboard, pero con las reproducciones mediante las nuevas plataformas ahora está entre las 10 más escuchadas.

Spotify es una de las plataformas más influyentes de la música, la meca del mercado estadounidense y las métricas que esta plataforma toma en cuenta son digitales como horas de reproducción y descargas. La venta de discos ya no es el único parámetro de medición.

Los últimos álbumes de Harry Styles y de Bad Bunny, los más populares, tuvieron que hacer espacio a un tema de los años 80 y a una generación de fans que va a escuchar con mucha atención todo lo relacionado a su serie.

A los 12 años es fan de los 80

“Muchos amigos del cole me recomendaron la serie. Yo escuché esa canción antes (la de Kate Bush), pero no le di importancia. Pero en la escena de Max (protagonista de la serie) ella escucha el tema y trata de salvar su vida. A mí me encantan los temas ochenteros”, dice Rafaela Dulón, una paceña de 12 años.

La famosa serie ya había dado un segundo aire a otros temas “empolvados” como Should I stay or should I go en la segunda temporada y Material girl, de Madonna, en la tercera entrega.

En la cuarta temporada, recién estrenada, las expectativas eran muchas y no sólo por la banda sonora de la teleserie que eligieron los productores.

Rafaela no se hizo ningún problema en despertar de madrugada para el estreno de su serie y “devorar” todos los capítulos en sólo cuestión de horas. Su generación tiene un consumo de la música personalizado.

Ella, por ejemplo, está acostumbrada a armar sus propias listas en Spotify. Esquiva la publicidad gracias a su mamá, Tatiana Fernández, quien no arma ningún presupuesto sin incluir el pago de servicios como Netflix, Spotify Premium o una mejor conexión de internet.

“Cuando escucho las canciones de mi serie pienso en las escenas, en los personajes y yo siento que estoy ahí. A mí me gusta la calidad de audio en Spotify y en YouTube por los videos. Mis canciones favoritas las descargo por si una aplicación se cae o no tengo conexión a internet”, detalló la jovencita.

El último concierto al que ella asistió fue virtual. Por más de una hora estuvo pendiente de Harry Styles (ex One Direction), el británico para quien todas sus fanáticas tienen flores.

“Hay canciones de ahora que nada que ver, pero con esta serie sí me llegó a gustar mucho la música de esos tiempos. Es una serie para adolescentes sí, tiene escenas de suspenso y la vi con mi mamá, pero véanla; es la mejor”, comentó.

Atentas a las tendencias

Amalia Canedo es productora musical y organizó eventos como el Festijazz, además de haber representado a diferentes artistas. Para ella, las nuevas propuestas de jóvenes tienen que ser observadas por sus estrategias de promoción.

“Sería soberbio de mi parte decir que todo es negativo o positivo en el manejo de estas herramientas tecnológicas a la hora de crear nuevas propuestas musicales”, declaró Canedo, quien desde hace 18 años tiene a la música como su oficio.

“Hay una trampa en obedecer a las plataformas y es que al primar la rapidez e inmediatez (muchos artistas) nos centramos en sacar sencillos o singles que no ayudan a que todo el trabajo sea escuchado en su totalidad dándole al público la posibilidad de descartar el resto de las propuestas dentro de un álbum”, sostuvo la productora.

María Fernanda Acuña coincide con Amalia sobre los nuevos hábitos de acercamiento y consumo de música. Si antes la radio y la televisión eran los principales caminos de promoción de canciones, en su lugar están YouTube, AppleMusic, SoundCloud, Amazon Music y Deezer, entre los más influyentes y con más suscriptores en el mundo.

Acuña dirige Turu-Mandala Música, distribuidora digital y operadora de The Orchard (Sony Music) en Bolivia.

“TikTok, plataforma de videos cortos, es uno de los principales espacios donde actualmente las personas encuentran y descubren música (ya sea antigua o recientemente lanzada). Y Spotify es un espacio de fidelización, no tanto de descubrimiento de propuestas nuevas”, explica.

“No es una competencia, responde a la tendencia mundial actual de retomar canciones, sonidos y estructuras de la música de los 70 y 80”, explicó.

Todas las plataformas de las que hablan las productoras tienen que ser descargadas en celulares con sistema Android o iOS.

Cifras del Banco Mundial detallan que el 48% de la población del planeta tiene un teléfono inteligente en sus manos. Eso representa a más de 800 millones de usuarios a los que la industria busca conquistar.

El consumo de la música seguirá en evolución. ABBA acaba de dar un concierto en el que se vendieron todas las entradas y el público disfrutó de un show musical con hologramas.

“Escucho las canciones de mi serie Stranger Things; pienso en las escenas y siento que estoy ahí”.
Rafaela Dulón, fan de 12 años
“Lo digital no es competencia, es la tendencia mundial actual de retomar temas de la música de los 70 y 80”.
Fernanda Acuña, productora
442
millones de
usuarios
tienen Spotify, la plataforma más grande para escuchar música en línea.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS