Campaña convierte las redes sociales en un campo de batalla

Oficialismo y oposición han establecido sus trincheras en las redes. La saga Star Wars no ha quedado al margen. Para los analistas, este referendo es un plebiscito. / Decisión 2016
domingo, 24 de enero de 2016 · 00:00
Pablo Peralta M. / La Paz

"Evo Morales recurre a la fuerza de Star Wars para su campaña”, tituló el 26 de diciembre de 2015 un despacho  de RRP Noticias. La nota de prensa de aquel medio peruano hacía referencia a cómo militantes del masismo habían adaptado parte de la más reciente cinta de la franquicia a favor del "Sí”. ¿El título del producto? El despertar del Sí.

No pasó ni un mes y desde  la oposición se elaboró otra cinta similar con una de las películas  de la famosa saga. ¿El título de la parodia? El despertar del pueblo.

Éste es uno de los ejemplos en los que se asienta lo que especialistas en redes han llegado a denominar como el fenómeno de que las redes se convirtieron en el "campo de batalla” del SÍ y del No.

Entre la artillería que utilizan ambos bandos están: los mensajes con imágenes,  con más incidencia en el oficialismo (como la foto de jóvenes sobre un paso de cebra y la leyenda "Lo mejor está por venir”); y los memes, con más recurrencia entre quienes respaldan el No (como la imagen en la que alguien muestra  un reloj  que aparenta ser de marca; la leyenda dice:  "Si gana el No, Chay Rolex”).

También están las imágenes de la gente que apoya a cada opción, en distintas regiones del país, e incluso en el exterior. En el caso de Generación Evo -grupo conformado por los cuadros juveniles del masismo-  publican, por ejemplo,  fotos de adeptos en diferentes partes del país con la leyenda "#ConEvoSí”. Del otro lado también se ve esta tendencia. El político Samuel Doria Medina, uno de los rostros  que hace campaña en contra del Sí, por ejemplo, el 18 de enero difundió que la campaña de No había llegado  hasta Coripata.  

"Las redes sociales son un campo de acción e interacción, pero lo han vuelto como un campo de batalla”, considera el ciberactivista Tonny López.

Un recuento realizado por este medio detectó más de 40 páginas de Facebook a favor de la campaña del Sí. Entre éstas  se puede destacar a: "Sí Bolivia” (que cuenta con más de 50.000 simpatizantes), "Bolivia Sí crece”, "Evo Sí”, "Generación Evo”, "Viva el gobierno del presidente Evo Morales Ayma” y  "Ni un paso atrás Bolivia”.  

En el caso del No, entre las páginas y grupos que difunden esta opción están: "No MAS Evo”, "Evo no va MAS”, "No queremos al MAS en el gobierno!”, "Otra Izquierda es Posible”, "A mí me gusta la democracia y no la dictadura”, entre otras donde los usuarios comparten posturas a favor del No, "Un No cargado de futuro”.  

¿Cuándo comenzó la guerra?

El 30 de octubre de 2015, el presidente Evo Morales pidió a los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) y autoridades que se organicen para contrarrestar la campaña del No. "Quiero decirles gobernador, alcaldes, hay que organizarse para las redes sociales, ésa es nuestra debilidad, pero nuestra fuerza son los movimientos sociales, movimientos sociales versus redes sociales, hay que prepararnos. ¿Quién no tiene celular?”, expresó en Cobija, Pando.

López considera que ése fue el punto de inflexión para que desde el oficialismo se establezca  una plataforma para difundir campaña a favor del "Sí”.   

La contraofensiva  del oficialismo está centrada en un aparato organizado y un "mensaje de futuro”, elementos que no tienen los que apoyan el No, coinciden los especialistas.  

"El Sí está posicionando la idea del cambio y la esperanza, la agenda 2025, la construcción de carreteras, inversiones, la ciudadela científica... En el lado del No, salvo Samuel que  ha presentado un plan, no se encuentra que haya menciones a qué van a hacer en caso de que el No ganara”, comenta el activista Mario  Durán.

López considera que lo interesante de la campaña del Sí es que está muy organizada. "Tienen un logotipo, tienen una imagen, tienen identidad, tienen las líneas de acción,  los objetivos, tienen los grupos que están descentralizados, pero muy bien vinculados”.  

En cambio, los del No -prosigue el periodista digital- son una acción del día a día y de intención de la misma ciudadanía. "Se crean logotipos por aquí, por allá. No hay una línea de acción”, comenta.

Ciberactivistas: Las redes  inciden en la agenda mediática

Página Siete   / La Paz

Los especialistas consultados consideran que en la actualidad  las redes sociales inciden en la agenda de los medios. Aquello, según comentan, se dio con el caso de la imagen de una supuesta factura por el  servicio de corte de pelo para el presidente Evo Morales.

En  la factura que se difundió en la redes  el detalle  decía: "Corte de cabello y masaje capilar para el Presidente”, supuesto servicio   por un valor de 1.400 bolivianos. La nota  estaba a  nombre del Ministerio de la Presidencia.

De inmediato surgieron los comentarios en la redes en contra del Primer Mandatario. "El asunto no es que Evito se trate bien, ¡puede tratarse como le dé la gana!, el punto es que no tengamos que pagar nosotros. Ya basta de impostura, ya basta de Evo y sus secuaces, ya basta de atropellos y mentiras. El 21F vota No, porque como están las cosas, mejor No”, fue uno que se leyó en Facebook.

Tonny López, ciberactivista y periodista considera que hoy por hoy, las redes sociales ya crean agenda en los medios de comunicación. "El protagonismo de las redes sociales se ha vuelto vital y fundamental tanto en el tema social como también para los medios de comunicación”, comenta.

Ante el revuelo generado,  el profesional dueño del centro de belleza aludido en la nota   salió a aclarar que la factura era un montaje. Luego, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana brindó una conferencia de prensa junto al estilista  para desmentir la veracidad de la factura. En ese encuentro con la prensa, Quintana fustigó a Samuel Doria Medina, quien había compartido la imagen.

"Hemos convocado a esta conferencia para desmentir de manera categórica la nueva infamia del señor Doria Medina, a través de su cuenta en Twitter, que ha difundido una información absolutamente falsa utilizando documentos manipulados”, dijo el Ministro.

Otra vez las redes se inundaron de imágenes de la factura real. "A falta de propuesta, nuestra triste oposición y sus mentiras ya incurren en el delito”, se leyó en la redes sociales.

Entre las cosas que respondió Doria Medina, pidió al masismo que se serene.   "Están muy nerviosos, el hecho de que perderán en el referéndum los tiene así”, mencionó.  

El bloguero y ciberactivista Mario Durán comentó que independientemente  de lo que sea la calidad del mensaje, quien pierde con este tipo de mensajes es el mensajero. "Este tipo de memes de ataque tienen un efecto bumerán, les afectan más a los que lanzan”, afirmó.

Las redes sociales: el Sí o el No

Tonny López

En Bolivia estamos en el puesto 56 de países que usan con frecuencia las redes sociales, somos alrededor de 3,9 millones de cuentas en Facebook y 78.000 cuentas creadas en Twitter, con un 43,59% de mujeres y 53,85% hombres y un rango de edad de 18 a 24 años de edad de forma activa en estas plataformas. No considerando los doble, triple o más perfiles creados por una sola persona.

Hay otros datos interesantes que se pueden rescatar y compararlos diariamente con el fin de saber ¿cuántos  estamos usando las redes  y para qué las usamos? Seguido nos preguntamos si las campañas electorales en esta coyuntura tienen efecto en la decisión de voto de todos los ciudadanos.

Considerando que somos casi 11 millones de habitantes en Bolivia y según los datos presentados un promedio menor de 1/3 estamos en   las redes sociales, de los mismos, quizá el 50% están conectados con regularidad por diversas actividades. El promedio de alcance e influencia es de 45% en perfiles del Facebook y Twitter y un casi 80% que con los móviles están en el WathsApp u otras formas de comunicación como los mensajes de texto. A raíz de estos datos volvemos a preguntar: ¿las campañas en las redes  tienen algún efecto en la decisión de la ciudadanía?

Los actores usuales en internet ya nos conocemos, ya tenemos una posición e inclinación con respecto al voto. La estrategia actual se basa en saber ¿cómo llegar a otros bolivianos? Las estrategias en internet en esta coyuntura se presentan de forma aplastante (buscando los defectos). "Ahora ya no es sólo dar el mensaje, es saber cómo darlo”. Dando que los grupos en las redes sociales sectariamente diferenciados.

Estamos viviendo una invasión de imágenes en lo visual, es lo más consistente y lo vemos a cada segundo en  Twitter y WhatsApp. Las estrategias de ser viral en las redes sociales son casualidades o quizá un arte preparado. En este mundo digital no es bueno forzar, no llenar de contenidos y obligar para ser obligados a ser vistos. Llegar a otros sin mucho esfuerzo es un arte y estrategia quizá para luego replicar en otros que no visitan o saben de lo digital.

Los memes son los más frecuentes por su fácil llegada y de fácil diseño. Cualquier usuario con una conexión a internet y talento en el manejo de imágenes puede  llegar a muchos usuarios sin mucho esfuerzo. El diseño lo puede hacer cualquiera, el arte casi a un nivel profesional será visto en los resultados, cuantas veces replicado, visualizado y comentado por otros usuarios ni otros que no están conectados.

Algunas cuentas apuestan a tener más seguidores, reales o comprados. Ahora no pesa la cantidad, ahora pesa el impacto o a dónde se pueda llegar. Tener pocos seguidores y con calidad de contenidos podría ser la suma de millones en las veces compartidos, comentados y replicados.

Otra de las estrategias que podrían tomar en cuenta sería llegar a los que cuenten con "credibilidad en las Redes Sociales”. Los influencers (personas con cuentas reales en las redes sociales que se esforzaron por tener una credibilidad en sus contenidos y ganar buenos seguidores), ellos comentando de un producto, marca o decisión electoral, quizá podrían llegar a convencer a otros ciudadanos.

(*) Tonny López es ciberactivista y periodista digital.


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
49

Comentarios