Entrevista

“Pese a las amenazas iremos a todo el país... correremos el riesgo”

El experto en administración pública y gestión apunta a la lucha contra la corrupción. El primer paso es transparentar el sistema de compras y contrataciones del Estado, dice.
domingo, 21 de julio de 2019 · 00:06

Ivone Juárez /  La Paz

En plena campaña electoral, el  candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Gustavo Pedraza, asegura que su partido está optando por el contacto directo con la población y que  él  y   Carlos Mesa, candidato a la presidencia, llegarán a todas las regiones de  Bolivia, pese a las agresiones y amenazas que actualmente reciben, sobre todo en lugares donde el Movimiento  Al Socialismo (MAS) tiene control absoluto.

“El contacto con la gente es esencial para nosotros. Pese a las amenazas recorreremos todo el territorio nacional. Sabemos que ahora no tenemos el respeto a la Constitución  ni a las leyes, pero vamos a correr el riesgo. Sabemos que es correr riesgo cuando asistimos a territorios donde el partido de gobierno (MAS) tiene  control absoluto. Ya tuvimos amenazas, agresiones; no es agradable pero nos sobreponemos porque tenemos la voluntad de derrotar el abuso de poder, las injusticias y la corrupción”, afirma.

Pedraza, formado en Bolivia, Europa  y EEUU, es un  experto en administración pública y  gestión del Estado, y con la experiencia   de haber trabajado en varios países del mundo asegura estar  preparado para gobernar Bolivia.

 “La gestión del Estado no sólo debe manejarse con el acto de poder, sino con el acto administrativo, la planificación, el diseño,  la implementación y mediación de resultados, y otras herramientas que no se usan comúnmente en la gestión del Estado, razón por la cual volvemos al círculo vicioso del subdesarrollo, la corrupción y la injusticia”, afirma.

Dejó sus actividades de intelectual para incursionar en  política.  Estará expuesto a  la crítica y el ataque constante. ¿Qué lo motiva?

No quiero que mis hijos sean perseguidos o encarcelados cuando critiquen a un gobierno. No quiero que su generación sea reprimida en su libertad de pensamiento y no quiero que una minoría,  con la fuerza del Estado, de las armas, domine antes que gobernar.  Esa es la razón por la que entré a la política, esa es la razón porque estoy de candidato a la vicepresidencia. Después de 37 años, en Bolivia  hay una amenaza grave a las libertades democráticas. El 20 de octubre definiremos si este país toma la ruta de un autoritarismo que ya sentó bases o recupera su libertad y democracia para lograr un bienestar, y acabar con el abuso de poder,  injusticia y corrupción.

¿Cuál es su propuesta como candidato a la  vicepresidencia?

Luchar contra  la corrupción y mejorar el desempeño de la gestión del Estado, que  tiene que ver con todos los procesos administrativos. El primero, el sistema de la compra pública y la adjudicación de obras, que ahora es secreto; tenemos que hacerlo transparente. También tenemos que transformar  el procedimentalismo  obsoleto en las instituciones públicas, utilizar la tecnología para dar un gran salto en el servicio público, en la gestión de los trámites, donde anida la corrupción.

También busco   la economía de la inteligencia. Tenemos que mirar el futuro utilizando el conocimiento de punta, no sólo en la medicina, en la técnica y en las ingenierías, sino en todos los campos de la economía. Estoy convencido de que la innovación es la consecuencia del conocimiento; sin  conocimiento y sin innovación  no podremos competir en el mercado internacional. Conocimiento, innovación, creatividad, economía de la inteligencia van de la mano.

En gran medida me concentraré en estos dos campos, y, sin duda, también  en la obligación que tiene el vicepresidente de conducir  la Asamblea Legislativa. En este campo, la prioridad número uno es acabar con  esta cooptación de poderes que se ve hoy  desde la  presidencia hacia los demás poderes del Estado:  Electoral, Judicial y Legislativo.

 ¿Qué ánimo lo acompaña a estas alturas de la campaña? Se registró una caída de CC en las encuestas.

Hay encuestas diversas y tenemos que  leerlas con mucho rigor para entenderlas. Desde un principio, CC tuvo el apoyo político de cerca del 30% de la población. A lo largo de esta campaña, que cada vez se hace más intensa, se logró mantener ese apoyo, pese a los ataques agresivos, insultos que recibimos cotidianamente y pese a las mentiras. Estamos soportando uno de los ataques más organizados, mejor financiado que hubiese podido tener una candidatura a lo largo de la historia. Pero estamos con buen ánimo, recibimos el apoyo, la adhesión de la gente en las calles, todos los días, y vemos una tendencia de concentración de apoyo político a nuestra candidatura, porque  la gente sabe que no se tiene que dispersar el voto. Las personas entienden nuestro mensaje de unidad y eso lo vemos cuando salimos a caminar. Recibimos llamadas de adhesión o apoyo de los diferentes grupos  sociales.

  ¿Debatirá con Álvaro García Linera? ¿Si tuviera la oportunidad qué le cuestionaría?

Debatiría con el Vicepresidente y con cualquier otra persona que está en la competencia electoral; el debate es parte constitutiva  de la democracia, de las elecciones. Al Vicepresidente le cuestionaría el haber gestionado el Estado con una visión absoluta de poder y relegar el acto administrativo, y no tomar la tecnología de la gestión pública para lograr objetivos. Desde un principio se vio al MAS en una concentración exclusiva en la reproducción del poder y las consecuencias se las ve ahora. Ese manejo estatal le hizo daño a la democracia y terminó en un campo donde el autoritarismo está vigente.

 Las instituciones públicas no funcionan y las institucionalizadas, casi todas, tienen autoridades interinas y responden a la línea del partido político antes que a sus objetivos. También le cuestionaría el estado de la justicia. Es  evidente que el MAS controla este órgano de poder; la gravísima crisis de la Policía, perforada por el narcotráfico, lo que quizá sea la dramática prueba de cómo el poder absoluto se engulle la institucionalidad y sólo se basa en el control, en el dominio de todas las instituciones.  

Hay que recuperar las instituciones, el Estado de Derecho y el imperio de la ley, sin eso ninguna sociedad prosperará.

 Nació en Montero, una provincia de Santa Cruz, ¿cómo ve el proceso de inclusión social?

 Siempre dijimos que uno de los logros de este proceso político es haber incorporado a los indígenas y campesinos   a la gestión del Estado; lo lamentable es que esa incorporación no se tradujo en un bienestar en la vida de las comunidades más humildes y pobres de Bolivia. Teniendo muchas oportunidades, mucho dinero, hubo despilfarro. Teniendo  la oportunidad de resolver los problemas de la corrupción del desempleo, no se lo hizo. La inclusión social y política son pasos que se dieron, pero con las acciones del Gobierno en los últimos años dieron un salto atrás, restringiendo la libertad, la democracia; descomponiendo las instituciones públicas y sometiéndolas  al poder político del partido. Fue un error y por eso el MAS es minoría. Cuando se es minoría  no se tiene el apoyo popular y se tiende  a gobernar por la fuerza, la maña, el fraude, lo que se da ahora de manera sistemática desde el Tribunal Supremo Electoral.

Leyenda

¿Como cruceño cree que entre La Paz y Santa Cruz hay rivalidad? ¿Qué opina de las últimas burlas del alcalde Percy Fernández?

Los regionalismos son naturales en todo el mundo, no es un fenómeno exclusivo de Bolivia; son manifestaciones que están prácticamente arraigados en la convivencia de  la gente en los diferentes territorios. Entre La Paz y Santa Cruz hubo  distintas visiones y tensiones, que yo creo están dentro de  la normalidad. Se trata de un departamento que es el centro del poder político y de otro que es el centro del poder económico. Quien es el centro del poder político concentra las decisiones; quien es el centro de poder económico produce, exporta, genera impuestos, y ahí está la brecha que genera las tensiones.  

El proceso autonómico puede mejorar la gestión del desarrollo en cada uno de los departamentos. Yo no veo una tensión ofensiva entre un departamento  u otro. Lo que dijo el Alcalde está dentro de las condiciones en las que él actúa como persona, lo que no quiere decir que represente a la ciudad de Santa Cruz. 

Su centro de operaciones es Santa Cruz.  ¿Cómo piensa llegar al votante del occidente?

La intensidad de la campaña exige que esté por todo el territorio nacional, pero La Paz es una de las ciudades donde siempre debo estar por la coordinación, definición de agenda, estrategia; sin embargo, mi centro de operaciones en territorio es Santa Cruz. Yo radico en Santa Cruz. Creo que Santa Cruz logró generar una nueva centralidad en estos últimos cinco años: la centralidad política territorial desde la sociedad y eso es lo que tenemos que cultivar. Ya no sólo somos el centro económico del país, sólo la musculatura productiva; hemos desarrollado la musculatura política y nuestra centralidad  es la política; por tanto, Santa Cruz en el escenario político nacional es gravitante y eso lo veremos en los próximos años. En las próximas décadas  Santa Cruz construirá más protagonismo en la política.

¿Cómo es el trabajo con Carlos Mesa? 

Con Carlos trabajamos de una manera muy complementaria. Él tiene su base de trabajo en La Paz, recorre todo el territorio nacional; yo tengo mi base de trabajo en Santa Cruz  y recorro particularmente el oriente y también lo acompaño en el resto del país. Hay una complementariedad en visiones, en características. Nos repartimos trabajo y creo que fue muy fácil engranar, lograr este estado de complementariedad en la propuesta y la acción política en la campaña.
 

 

EN POCAS  PALABRAS

  •  Mujeres  No autocomplacerse con la cuota formal, salir  a lograr una verdadera equidad e igualdad en todos los campos.
  • Despenalización  aborto  Prevención de embarazo no deseado.
  • Logias en Santa Cruz  Lo mejor es mirarse de frente y con la cara descubierta. 
  • Autonomías  El MAS les puso camisa de fuerza. 
  •   Hotel Las Américas Arrebatar la vida y quitar la libertad a inocentes para mantenerse en el poder.
  • Lo  peor que deja el MAS Corrupción, despilfarro y abuso de poder
  • Lo bueno que deja el MAS Inclusión política y social.

El hombre que  puede viajar dos  horas al día   para ver a su padre

Gustavo Pedraza nació en Montero   , capital de la provincia Santiestevan de Santa Cruz. Salió hace mucho de ese municipio, primero a la ciudad de Santa Cruz, donde ahora radica,  pero la tierra lo agarra y sobre todo el amor por su padre, que aún vive en Montero. Puede manejar hasta dos horas en la mañana para ir a visitar su progenitor  y, a las 11:00, estar trabajando con total normalidad en Santa Cruz. 

“Mi padre es así, es muy apegado a sus familia, a su padre, a su esposa a sus hijos. Pese a que es el hermano del medio, mis abuelos tuvieron siete hijos, es el más consentido”, cuenta una de las hijas de  Pedraza.

Pedraza con jóvenes de Itanambikua, comunidad guaraní de la capitanía Kaami, en Santa Cruz.

El  experto en administración pública y gestión del Estado crió a sus hijos impulsándolos a que siempre tuvieran un criterio y opinión sobre diferentes temas. “Se toma muy en serio que sus hijos tengan una opinión sobre  las cosas”, dice su hija mayor. Por eso ella entiende que su padre hubiese decidido incursionar en la política y ser candidato a la  vicepresidencia.  “El temor que tiene por sus hijos es porque lo has preparado para tener una opinión política y la digan de frente”, añade la primogénita de Pedraza.

Y ese temor  del candidato de Comunidad Ciudadana  por perder la libertad de opinar sobre un gobierno o criticarlo, se justifica al conocer su historia de universitario, en la Gabriel René Moreno, en los años 80 de siglo pasado, cuando Bolivia atravesaba por una de las dictaduras militares más violentas de su historia, la de García Meza (1980-1981).

 “ Me tocó vivir la última parte de la dictadura, en 1981, y  ser parte de la lucha por recobrar la democracia. Esa es la base fundamental de mi formación, que a lo largo de mi vida  se fue fortaleciendo con la formación académica”, afirma Pedraza.

“Cuenta esos años como los años de gloria porque la juventud luchaba por algo: la democracia. Cuenta que personas que conocía murieron. Otras  sobrevivieron a torturas o lograron huir. Tuvo que ver a algunos de sus amigos morir; él lo vivió y no quiere que nosotros vivamos eso”, dice  su hija.

Y fue en esa época que también Gustavo Pedraza comenzó a formarse profesionalmente. Primero se graduó como abogado en la René Moreno y después salió del país a realizar varios cursos e incluso una maestría en administración pública en Harvard. Su hija mayor asegura que el grado de especialización que alcanzó fue fruto del sacrificio de toda la familia. “Yo nací cuando el nació  de la universidad y he visto cómo creció profesionalmente, con mi madre apoyándolo en todo, buscando cursos para él, becas y todo lo que lo llevara a profesionalizarse cada vez más”, dice.

Pero Gustavo Pedraza no sólo estudió en diferentes países del mundo, sino que trabajó en muchos más  de África, Europa del este y de  América Latina, la mayoría en vías de desarrollo.  “Le faltan muy pocos países para llenar el mapamundi”, dice su hija.

“Cuando vivía en otros países sentía que estaba de tránsito, con las maletas, y regresé a Bolivia, a mis raíces, y aportar con todo el conocimiento que adquirí en la academia, en mi experiencia laboral, y aquí estoy”, asegura por su lado Gustavo Pedraza.

Y regresó a Bolivia para seguir trabajando en su campo,  dar docencia y para participar en causas como la defensa del Tipnis, participó en la marcha con los pueblos amazónicos.

 

 

82
2

Otras Noticias