Según el balance 2011-2012 reportado al Ministerio de Economía

Estatal del Mutún tuvo pérdidas en 2012 tras la salida de Jindal

La empresa estatal terminó con un resultado negativo de Bs 1,4 millones, ya que no vendió mineral y Jindal dejó de cancelar derechos de explotación.
martes, 22 de octubre de 2013 · 21:16
Lidia Mamani/ La Paz
En 2012, la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) informó sobre una pérdida de  más  de 1,4 millones de bolivianos, según los estados financieros reportados al Ministerio de Economía.
Un miembro del directorio  atribuye el mal resultado a la salida de Jindal y a la falta de exportación de más volúmenes de  hierro.  
El balance 2011-2012 de la estatal  reporta cifras negativas  de 1,4 millones de  bolivianos en 2012, mientras que en 2011 registró una ganancia de 6,4 millones de  bolivianos (ver infografía).
  Emilio Rodas, miembro del directorio de la ESM,  informó ayer que  la estatal  reportó  cifras negativas debido a  que en 2012 ya no se vendió mineral o materia prima y porque la Jindal ya no  opera en el país.
"Antes, todos los ingresos fijos procedían del derecho de explotación que nos pagaba la Jindal, que ascendía a un millón de dólares por año; eso ya no hubo en 2012 porque se rescindió el contrato”, explicó.
 La otra fuente de ingresos de la ESM  era la venta de minerales, pero esa actividad, por diferentes razones de carácter logístico, tampoco se llevó a cabo, según el representante.
Por ejemplo, no está lista la carretera Puerto Busch-Mutún, no hay  barcazas para sacar el mineral y tampoco una  terminal para efectuar los despachos de carga en Puerto Busch.
"La venta de minerales está paralizada; en 2011 y 2012 no se llegó a hacer ninguna exportación y eso impidió que la ESM genere ingresos”, afirmó Rodas.
 Sin embargo, este año se espera exportar al menos 100 mil toneladas de hierro; con esos   ingresos se paliarán los requerimientos  de la empresa estatal, dijo.
  Uno de los clientes con los que se espera cerrar la venta de mineral, a  30 dólares por tonelada en planta, es la empresa Acepar de Paraguay.
"Con esto podríamos obtener tres millones de dólares o negociar a 26 dólares la tonelada para contar con 2,6 millones de dólares, pero los precios dependen del mercado internacional”, afirmó.
 En la actualidad, la ESM  tiene más de 100 empleados en el lado boliviano del Mutún, donde se explota materia prima.
Otra integrante del directorio de la ESM, Gladis Vaca, afirmó hace poco que la falta de caminos frenó la exportación de minerales.
 Según datos del SIGMA del Ministerio de Economía, que registra la ejecución del gasto en el sector público, la empresa estatal registra este año una ejecución presupuestaria de apenas el 13% hasta septiembre.
Antecedentes
En 2007, el Gobierno firmó un contrato con Jindal para la explotación de un 50% del yacimiento, situado casi en la frontera con Brasil, pero la empresa  abandonó el proyecto en julio de 2012, en medio de una investigación oficial por el supuesto incumplimiento del contrato de riesgo compartido del Mutún.
En aquel entonces, mediante un comunicado, la filial india dijo que decidió rescindir el contrato por  las "actitudes antiinversionistas en Bolivia”.

 Además inició un proceso en la Corte Permanente de Arbitraje de París, por la ejecución de una boleta de garantía de 18 millones de dólares.

Destinan recursos para construir terminal de carga en Puerto Busch

El Gobierno destinó más de 24 millones de bolivianos a la construcción de la terminal de carga de Puerto Busch, en Santa Cruz. La infraestructura permitirá la exportación del hierro producido en la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM).
    Los recursos  fueron aprobados mediante el  Decreto Supremo 1771 del 17 de octubre de 2013.
En su  artículo único, la norma señala que "se autoriza al Ministerio de Economía asignar recursos, 24.207.414 bolivianos, del Tesoro General de la Nación  a favor del Ministerio de Obras Públicas para ejecutar la construcción (de la) terminal de carga Puerto Busch”.

Actualmente, la única vía habilitada para exportar el hierro boliviano es Puerto Aguirre, sobre el canal Tamengo, en la Hidrovía Paraguay Paraná; sin embargo, esta vía es pequeña para las cargas que pretende trasladar la ESM. Además,  no es transitable durante todo el año.
En el aspecto portuario, otra de las  causas que retrasa la salida del mineral es la falta de barcazas.
En noviembre de 2011, la Empresa Naviera Boliviana  estaba encargada de la compra de 16 barcazas y dos remolcadores, lo cual  no fue posible a causa de la corrupción  en esa estatal.
Actualmente, el Ministerio Público está a cargo del proceso penal.  Debido a esos factores la compañía estatal no puede acceder a  mercados   de los países del Mercosur y Asia.
El Decreto 1771 expresa que  la infraestructura estará bajo el cargo de la ESM una vez que se encuentre concluida. Aclara que la ejecución de la obra es de "exclusiva” responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas.
Recuerda que la ESM fue creada el 2 de diciembre de 2005, para encargarse de la administración, exploración, explotación, fundición, industrialización, comercialización y transporte de los minerales del yacimiento del Mutún.
Recalca que, ante el incumplimiento  del contrato de riesgo compartido por parte de la Jindal Steel Bolivia (...) ,"se requiere   con suma urgencia la construcción de la terminal de  carga en el Puerto Busch, mediante un proyecto que cuente con la autorización del Ejecutivo”.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias