Un estudio del BM destaca el rol de los bonos que reparte el Gobierno

La mitad de la población está en tránsito a la clase media

Según el organismo multilateral, el 50% de la gente salió de la pobreza y la mayoría ahora pertenece a la “clase vulnerable”, que está por debajo de la clase media
miércoles, 23 de octubre de 2013 · 22:45
Página Siete  / La Paz
La mitad de la población boliviana experimentó una movilidad ascendente, pero  aún está en tránsito a la clase media, según un estudio  del Banco Mundial (BM).
El documento expresa que en la última década la mayor parte de estas personas   abandonó    la pobreza y pasó a   la categoría de  "clase vulnerable”.

"Bolivia está por encima de la media en América Latina y el 50% de la población experimentó una movilidad ascendente; la mayor parte pasó de la pobreza a la clase vulnerable”, explicó  el  economista y jefe del BM para América Latina y el Caribe, Augusto de la Torre, en la presentación del informe Crecimiento de la clase media en América Latina.
El estudio fue elaborado por el BM y la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.
El BM establece  las clases por sus ingresos diarios. Por ejemplo, considera pobres a las personas que tienen un ingreso de uno a cuatro dólares al día; vulnerables, a quienes obtienen  cuatro a 10 dólares; de clase media a los que perciben de 10 a 50 dólares y de clase alta a quienes ganan más de este monto.  

 "Para considerarse de clase media, una familia de cuatro integrantes debe tener un ingreso de 15.000 dólares anuales”, aclaró De la Torre.
Por tanto, el 48% de la población boliviana es  pobre, otro 34% es vulnerable,  un  17% es media y el 1% es alta (ver la infografía).
En su balance de gestión de  enero, el Gobierno  informó que un millón de personas salió de la pobreza y pasó a la clase media y que el  PIB  per cápita subió en 109% en los últimos siete años, de 1.182 dólares en 2006 a 2.470 dólares en 2012.
 Sin embargo, el experto dijo que "importa más la clase media que el ingreso medio de la población” por su acceso a servicios.
De la Torre explicó que la educación determina la movilidad de una clase social a otra en términos generales. Sin embargo, lo que determina que se abandone la pobreza y se pase a la clase vulnerable son las transferencias condicionadas de dinero. Por ejemplo, los  bonos a padres para que sus hijos asistan a clases o reciban atención médica.
El desafío para que la población transite a la clase media es que se apliquen políticas públicas que apuntalen un mayor crecimiento económico y garantizar su sostenibilidad.

El incremento de ingresos en una persona se conoce como movilidad intrageneracional. Pero hay otra categoría  intergeneracional y permite el ascenso de una clase a otra, independientemente del hogar del niño.

 En América Latina no se pudo romper esta barrera. "Nacer en una familia pobre tiene un efecto muy fuerte en el destino de los niños”, debido a carencias educativas, dijo el experto del BM.

Punto de vista
Jaime Pérez   Analista  de la Fundación Jubileo
Bolivia aplica la receta de bonos
Las políticas sociales aplicadas en Latinoamérica    están surtiendo efectos positivos con la reducción de las personas en extrema pobreza. Bolivia aplica la misma receta con el pago de bonos y el crecimiento económico.
El dinero que sale para instrumentar estas políticas proviene de los recursos naturales y de las rentas de empresas extractivas. Se debe aprovechar el momento para lograr desarrollo productivo, generar empleo y salir de la pobreza.

Advierten que la clase media tiende a separarse del Estado

El informe Crecimiento de la clase media en América Latina, preparado por el Banco Mundial (BM), asegura que este grupo social tiende a buscar servicios privados en lugar de pedir a sus gobiernos que se mejoren los públicos, lo cual  deriva en que  se eluda el pago de  impuestos .
"En el momento que un hogar se vuelve de clase media, inmediatamente meten a su hijo a una escuela privada en lugar de pedir al Gobierno que mejore la educación pública; tratan de cambiar de barrio a uno con seguridad privada en lugar de pedir que mejore el control. Tratan de privatizar los servicios en lugar de exigir una mejora en la calidad”, declaró el jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre.
Explicó que este problema es "preocupante, porque no funciona el contrato social en el que una población, que cree vivir en condiciones iguales, está dispuesta a pagar impuestos”. Pero esta situación no se presenta en América Latina y podría incidir de forma negativa.
 El informe afirma que la clase media creció aproximadamente en 50 millones de latinoamericanos; sin embargo, la población más numerosa está en la "clase vulnerable”.
El experto hizo tres recomendaciones para nuevas políticas públicas.
De la Torre dijo que la primera de ellas es "la importancia de la igualdad de oportunidades” y aseguró  que la educación no cumplió esta tarea, debido a   su baja calidad.  
También recomendó llevar adelante una "segunda generación de reformas”, si se considera  que la primera estuvo relacionada a la asistencia social con el pago de bonos. Los cambios deben mejorar la seguridad social con la mejora de los servicios médicos, las pensiones y el empleo, entre otros factores.
La tercera prescripción busca romper "el círculo vicioso” de que la gente de clase media no acceda a los servicios, no pague impuestos y que la calidad de las prestaciones  no mejore, lo cual no permite que haya igualdad de oportunidades.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios