Carlos Delius, presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos

En nuevas inversiones, el 82% para el Estado ya no es viable

El titular de las petroleras dice que “hay apertura” para hablar de un nuevo esquema de la participación estatal y privada en el negocio de los hidrocarburos.
miércoles, 02 de octubre de 2013 · 22:21
Página Siete /La Paz
El presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Carlos Delius, habló sobre los retos del sector  petrolero y la prioridad que se debe dar a la exploración. La industria requiere una inversión de 8.000 millones de dólares en los siguientes años, aseguró.
Sin embargo, para que se invierta ese capital, es necesario readecuar el government take o participación del Estado en el negocio, que hoy llega al 82%, en tanto que las empresas se quedan con el 18%.
 El titular de la CBHE dialogó con Página Siete y otros medios en un intermedio  de la inauguración de la segunda fase o ampliación de la capacidad productiva del campo Margarita-Huacaya,  en Caraparí, Tarija.

¿Cuánto se requiere de inversión en el sector, en los próximos años, para garantizar los contratos con Brasil y Argentina y el mercado interno?
 - Si  queremos mantener los niveles de producción  a los que nos hemos comprometido como país,  se necesitan 8.000 millones de dólares aproximadamente, que deben ser gastados en los próximos cinco a siete años.
La industria, para cumplir con esa inversión, ¿tiene los incentivos necesarios?, ¿qué demandan como industria?
- Lo  que demandamos es trabajo y eso pasa por ponerse de acuerdo, eso implica negociación, confianza, como dijo el presidente Evo Morales, y no trabajar con ningún as bajo la manga. Eso  lo  tomamos como desafío  para el país.
-Para ser precisos, ¿esos 8.000 millones de dólares  deben ir  a  exploración y a   producción?
-Inicialmente es exploración, con  2.400 a 2.500 millones de dólares, y   luego viene el desarrollo de esa exploración.
¿ Qué   potencial tiene el país para más proyectos de exploración?
- Hay mucho por hacer como país, tenemos cientos de áreas con potencial hidrocarburífero aún sin explorar. Y esto sin hablar, por ejemplo,   de recursos  (reservas de hidrocarburos) no convencionales que le tocará desarrollar  a la siguiente generación.
Tenemos que pensar en reponer reservas, porque la tasa de explotación que tenemos es muy alta,  estamos hablando de 70 millones de metros cúbicos por   día (MMmcd) que se producen  y esto es un enorme volumen de gas.  
A Santa Cruz se la construyó con 6 MMmcd, que era lo que se exportaba a Argentina, y hoy tenemos  70 MMmcd.  Con ese nivel de producción se requiere un constante nivel de exploración y eso es lo que queremos mostrar y hacer que se tome como un objetivo nacional.
   -En el  plan de YPFB, ¿ se observa que se proyectan más recursos al desarrollo que a exploración?
- Se tiene que hacer más esfuerzos, en la exploración  está el riesgo. La   exploración  es equivalente a lo que es la  siembra para la agricultura, uno no puede cosechar sin haber sembrado. Hoy en día nos toca sembrar en hidrocarburos.
-¿Hay un desfase entre la exploración para reponer reservas y lo que se explota?
-No sé si me atrevería a llamarlo desfase, pero la tasa de explotación que tenemos hoy en día hace que los tiempos de exploración sean más cortos; estamos consumiendo mucho gas, tenemos que encontrar nuestra gasolinera y nuestro lugar para volver a cargar el carro en menos tiempo y distancia. Por eso la propuesta de la Cámara es llevar la intensidad de exploración a un nivel tal que nos permita abastecer el mercado interno y cumplir con los compromisos de exportación.
- Con el 82% de participación para el Estado en los ingresos, ¿sigue siendo un negocio  para el sector petrolero trabajar en Bolivia?
- Eso ya se ha superado. Se está  hablando de una nueva ecuación económica y hay la apertura. El 18% para las empresas petroleras  y el 82% para el Estado corresponde  al gas que ya había sido encontrado y en algunos casos que estaba en plena explotación; ese esquema  no es para inversiones  futuras, porque ese esquema no paga los riesgos que se tiene que correr para hacer inversiones nuevas.  
Se tiene que viabilizar un nuevo esquema.
-¿Cuál debería ser el nuevo esquema?
-Eso será  para cada bloque, cada empresa deberá negociar, todos esperamos que no sea un traje a medida que no le quede a nadie, lo que queremos  es que  cada uno pueda armar su ecuación y sociedad con el Estado.

HOJA DE VIDA

Inicios  Carlos Delius es presidente de la CBHE desde 2010 y fue reelecto para el periodo 2012-2014.
 Estudios   Es ingeniero industrial titulado en Texas AM University; trabajó en  varias empresas de servicios petroleros y tiene amplia experiencia.

Valorar noticia

Comentarios