En el último tramo del año sube el consumo de bienes y servicios

La inflación seguirá en alza por meses de más gasto, aseguran

Economistas recomiendan que el Gobierno debe frenar el gasto público y la inversión, porque de lo contrario el IPC cerrará este año con una tasa de hasta el 8%.
viernes, 04 de octubre de 2013 · 23:24
Página Siete  / La Paz
Analistas y la Fundación Jubileo afirmaron ayer que la inflación hasta fin de año seguirá en alza debido a que los últimos meses son los de mayor  gasto y consumo.
Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en septiembre  el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la inflación, registró una variación de 1,36% con respecto a agosto.
 La inflación acumulada a nueve  meses  llegó a  5,65% y a sólo tres meses de finalizar la gestión supera la meta de 4,8%  prevista por el Gobierno para este año.
Los precios de la papa, el tomate y de la carne de pollo fueron los que más subieron.
 El ministro de Economía, Luis Arce, dijo que la proyección para este año no se podrá cumplir, debido a que no se previó en la tasa esperada de 4,8% eventos como la sequía y las heladas que afectaron la producción de alimentos.
El expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Armando Méndez y el economista José Luis Evia coincidieron en señalar ayer que la principal causa de la inflación, en lo que va  del año,  es el excesivo gasto público  del Gobierno.
  Si esto no se controla, aseguran  que el IPC cerrará con una tasa  de 7 a 8% al 31 de  diciembre.

   "La inflación de este año puede cerrar con un promedio del 7%, lo cual es ciertamente preocupante. Éste es el segundo mes con una inflación tan alta. Algo que está contribuyendo a la inflación es la expansión tan fuerte del gasto público. Cuando invierte, el Gobierno empieza a expandir la demanda que no está acompañada con la oferta, hay más trabajadores que tienen capacidad de compra”, dijo  Evia.
Por eso es importante frenar la expansión del dinero.

 Méndez remarcó que agosto y septiembre son hasta el momento los meses más inflacionarios; estos datos  no se habían registrado desde febrero de 2011, cuando se llegó  a   1,66%.
"Hasta fin de año podríamos tener una inflación  del 8%. Lo que tiene que hacer el Gobierno es frenar el gasto público, el gasto corriente, la inversión pública y todos los gastos que hace. Además, debe olvidarse de aplicar incrementos salariales como el de este año, que llegó al 20%; todo eso está causando contracción de la   oferta”, explicó.
El investigador de la Fundación Jubileo, Jaime Pérez, afirmó que las   familias pobres asimilan una inflación de 7,04% hasta septiembre, porque erogan más recursos para adquirir alimentos, que son los que más subieron de precio. Es el caso del tomate, la papa y la carne de pollo.
"Si bien la inflación general, entre enero y septiembre, llegó a 5,65% con datos del INE,  para los pobres la variación acumulada fue mayor y registró 7,04% hasta septiembre”, precisó Pérez (ver infografía).

Políticas  estatales
Tomate Para frenar la escalada de precios de algunos alimentos, el Gobierno aprobó la importación de tomate con arancel cero. El precio de la libra de  este producto se había incrementado de 2,50 a cuatro bolivianos en los mercados.
 Pollo El Ejecutivo instruyó que el precio del kilo de carne de pollo no sobrepase los 15 bolivianos; el  costo se había disparado hasta 20 bolivianos en La Paz e incluso 25 bolivianos en Sucre.

 Restricción El Gobierno también instruyó al Banco Central de Bolivia retirar el exceso de liquidez en la economía   a través de una mayor oferta de bonos.  De esa manera se busca controlar la oferta de dinero.

El precio de los alimentos subió en 11% hasta septiembre

El precio de los alimentos, hasta el tercer trimestre del año, subió en 11%, lo cual afecta sobre todo a los hogares más pobres, según un análisis de la Fundación Jubileo.
"En  septiembre, la inflación de alimentos fue de 3,93%, la tasa más alta registrada en la gestión. Así, la variación de precios acumulada llegó, en el caso de los alimentos, a 11,11% durante el año, cifra que duplica al promedio alcanzado de inflación, que fue de 5,65%”, explicó Jaime Pérez, analista de Jubileo.
La tasa supera la meta de 4,8% del Índice de Precios al Consumidor (IPC) prevista por el Gobierno para este año y que comprende a otros componentes más, no sólo a los alimentos.
Afirmó que en el caso de  los pobres, este indicador  asciende a 7,04%.
Para el cálculo de este dato, Jubileo tomó en cuenta que la composición del gasto de los hogares más pobres es diferente a la del promedio general establecido por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
"Mientras más pobre es un hogar, mayor es su proporción de gasto en alimentos (éstos destinan más del 50% de sus ingresos a la compra de alimentos). Por esta razón, la inflación de los pobres se explica fundamentalmente por la variación de precios de alimentos y bebidas”, precisa Jubileo en su análisis.
Mientras que el promedio de la inflación en septiembre fue de 1,36%, para estas familias llegó a  2,03%. Además, durante los períodos en los que los productos  se encarecen, las personas consumen menos. Optan por alimentos más baratos y menos nutritivos, con lo que aumenta el riesgo de malnutrición, añade el estudio.
Datos del INE
Los precios  de los alimentos como el tomate, la papa,  la carne de pollo,  haba y  cebolla fueron los que más subieron en agosto y septiembre de este año, según los datos oficiales del INE.
Sin embargo, se espera que bajen de costo en octubre con las medidas gubernamentales.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios