Mario Guillén, viceministro de Pensiones y Servicios Financieros

“ASFI fijará cuánto del sueldo se destinará al crédito de vivienda”

La autoridad afirmó que las tasas del primer reglamento de la Ley de Servicios Financieros buscan que más personas accedan al crédito de vivienda.
viernes, 13 de diciembre de 2013 · 22:34
Lidia Mamani/ La Paz
La Autoridad  de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) definirá el porcentaje del sueldo que se podrá  destinar al pago de crédito de vivienda de interés social, dijo el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén.
 Actualmente, las entidades financieras fijan esta proporción.
 Guillén , en una entrevista con Página Siete, afirmó que el Gobierno busca favorecer a las personas de bajos ingresos  y que no pueden acceder a un préstamo para comprar una vivienda, casa o departamento.
¿Cómo se definieron los ingresos de  7.000 bolivianos,  10.000 bolivianos  y más de 10.000 bolivianos  para tasas de 5,5%, 6,0% y 6,5%, respectivamente, en créditos de vivienda?
Estos montos -entre 7.000 y  10.000 bolivianos- son aproximados y es lo que la gente debería ganar para  acceder a una casa .
Por ejemplo, si  un periodista gana 7.000 bolivianos y quiere comprar una vivienda de 70.000 dólares, debería contar  con un "pie” (el primer pago por el inmueble) de entre  15% y 20%; entonces, el crédito del banco es de unos 55.000 dólares, para lo cual se puede establecer un plazo de 20 años y una tasa de 5,5%; con estas condiciones, la cuota -la amortización mensual por el préstamo- puede ser de unos 300 dólares; es una estimación que está dentro de lo que fijan los bancos, que más o menos es del 30% del ingreso (de 7.000 bolivianos).
Una persona que gana 7.000 bolivianos, entonces, puede acceder a un crédito de 70.000 dólares para una casa.
¿Qué porcentaje  de asalariados están en los rangos de las tasas fijadas  (5,5%, 6,0% y 6,5%)?
 Es un tema  complicado de medir. Nosotros no hemos medido hacia atrás  sino  hacia adelante. Los bancos han reportado la cantidad de créditos que tienen y los valores de las casas que han comprado; entonces, en función de esos datos  hemos podido determinar qué porcentaje de las carteras estaban dedicadas a vivienda social, pero ya no hemos entrado a un nivel más profundo de ingresos y demás, porque eso implicaba ver  200 mil préstamos diferentes. La idea  era  determinar cuál era el ingreso de los bancos  por esta cartera.
 Lo que tenemos claro es que hoy, aproximadamente el 85% de los asalariados está ganando menos de 5.000 bolivianos. Entonces, para favorecer a la gente, si en un hogar hay dos  asalariados, uno que gana 4.000 bolivianos y otro 3.500 bolivianos, uniendo  ambos montos se puede llegar a comprar una  vivienda de 70.000 dólares.
¿La suma de los ingresos en una familia facilitará que se pueda obtener un crédito para vivienda?
Sí. Por ejemplo, una persona que tiene un ingreso  de 5.000 bolivianos no podrá acceder a un crédito para comprar una vivienda de 70.000 dólares, pero sí podrá adquirir una casa de menor valor.
Es importante remarcar que  el primer decreto reglamentario de las tasas expresa  que la ASFI  fijará los porcentajes de los sueldos que se podrán destinar a créditos de  vivienda. ¿Qué pasa ahora si, por ejemplo, se solicita un crédito y el sueldo es de 5.000 bolivianos?  La entidad financiera dice que sólo el 25% de los ingresos se puede destinar a un crédito de vivienda; eso significa que sólo se puede destinar 1.250 bolivianos  como cuota de un crédito; pero, ¿qué pasa en realidad?  Esa persona que gana 5.000 bolivianos no paga un alquiler de 1.250 bolivianos, sino  1.800 bolivianos, porque eso es lo que cuesta en la actualidad un alquiler.
Sin embargo, esta persona puede destinar más de sus ingresos para la vivienda, porque ya no pagará alquiler  sino la cuota del crédito para vivienda;  en consecuencia,  la ASFI  establecerá, en función de los salarios, qué porcentaje de los ingresos se puede  destinar al pago de un crédito de vivienda; obviamente, mientras menos ganes, más porcentaje del ingreso se destinará al  pago la vivienda y por eso  la ASFI dirá que para  el caso de los que menos ganan esa proporción llegará hasta el 35%; esto es lógico, pues lo que se busca es que este sector de menos ingresos pueda acceder a un crédito de 40.000 o 50.000 dólares  para la compra de viviendas.
El Gobierno quiere cubrir el déficit de vivienda con la aplicación de estas tasas, ¿qué cantidad de esos inmuebles prevén alcanzar?
Lo que nosotros estamos buscando es que la gente de bajos recursos acceda a créditos de vivienda.
¿Qué era  lo que pasaba hasta hace poco?  Muchas de las casas y departamentos del actual boom de la construcción cuestan más de 100 mil dólares;  la gente de bajos recursos tenía poco o ningún acceso a estas viviendas y al crédito destinado a estos inmuebles, porque  son muy caros.
Los constructores se enfocaron en las personas de buenos ingresos y que tienen la posibilidad de contratar créditos de vivienda en  los bancos.
Ahora, en cambio,  lo que se busca es rebajar los precios de las casas, porque ahora  un constructor ya sabe  que la gente podrá comprar departamentos de 50.000 o 60.000 dólares.

HOJA DE VIDA

Nacimiento Mario Guillén  nació en Tarija el 23 de marzo de 1968.
 Carrera Es ingeniero industrial y abogado con Maestría en Administración de Empresas. Trabajó 10 años en la Superintendencia de Pensiones. Ahora es viceministro de Pensiones y Servicios Financieros.
 Gestión En su gestión se aprobó la nueva Ley de Servicios Financieros.

 Admiten que caerán las ganancias de las financieras

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, reconoció ayer que las utilidades de las entidades financieras bajarán tras la fijación de las tasas de interés para créditos de vivienda,  establecidas en el primer decreto  reglamentario de la nueva Ley de Servicios Financieros.
 "Sus utilidades van a bajar, eso es lógico, porque  nosotros estamos apuntando a que una parte de las utilidades también sea compartida con el público”, dijo Guillén en una entrevista con Página Siete.
Remarcó que el objetivo de esta medida es redistribuir las utilidades entre las entidades financieras y los usuarios o prestatarios del sistema financiero.
"Nosotros queremos que una parte de esas utilidades también se redistribuya con el público mediante la tasa de interés de los créditos”, agregó.
La autoridad explicó que, para lograr ese propósito, inicialmente se analizó  el impacto que causarán las tasas de 5,6%, 6,0% y 6,5%, fijadas por decreto.
"Con los análisis  que  hemos realizado, hemos visto cuáles son los impactos en sus utilidades”, explicó.
Dijo que para crear el reglamento se tomó en cuenta la generación de ganancias para las entidades financieras.
"Se ha previsto que sigan ganando, porque es su negocio. No estamos en contra de que  tengan utilidades, pero también se tienen que beneficiar las personas”, añadió.
  Los límites máximos de las tasas  para créditos de vivienda están  en el reglamento de la Ley de Servicios Financieros.

El  reglamento
Aprobación El Gobierno prevé aprobar la reglamentación de la Ley de Servicios Financieros  hasta el próximo 18 de diciembre.
Regulación  El  Ejecutivo, vía decreto, también regulará las tasas para el sector productivo, con   límites máximos para el financiamiento.
Vivienda  La vivienda de interés social es aquella  sin fines comerciales, destinada a las familias  de menores ingresos. Se espera que los inmuebles bajen de precio para que sean más accesibles.

Comentarios