Los ternos confeccionados con tela china se venden desde Bs 350

Sastres de la Garita de Lima realizan 50 trajes en tres días

Los trajes clásicos con dos y tres botones en el saco y apertura en la espalda son los preferidos por las comparsas. El pantalón lo prefieren con el botapié delgado.
sábado, 14 de diciembre de 2013 · 21:44
Margarita Palacios / La Paz
El sastre Adrián Velo trabaja junto a ocho saqueros, tres pantaloneros y dos chalequeros desde las seis de la mañana hasta la medianoche para entregar 50 trajes que confeccionaron en tres días.
"Los operarios se sacrifican, sólo de esa forma logran terminar”, comentó el sastre que trabaja en el rubro hace 25 años en su taller ubicado en la calle Antonio Quijarro de La Paz. 
Velo es uno de los 180 sastres que realizan trajes para varón en la zona 14 de Septiembre y trabajan más de ocho horas para terminar un pedido al por mayor. Cada una de estas prendas hechas para fraternidades cuesta desde  350 hasta 400 bolivianos. 
El trabajo de los sastres es "año redondo”. En estas fechas realizan trajes para matrimonios y fiestas de primera comunión.
En Bolivia hay más de mil sastres y en el departamento de La Paz se encuentran  500 distribuidos  en Viacha, Caranavi, Achacachi, El Alto y La Paz, informó el secretario general de la Asociación de Sastres y Modistas productores (Adesam), Bartolomé Mollisaca, quien realiza 40 trajes en una semana con la ayuda de ocho colaboradores.
Todos los sastres paceños se distribuyen el trabajo cuando hay festividades grandes; por ejemplo, cuando llega la fiesta del Gran Poder. Es así que cuando más trabajo tienen es entre marzo y agosto.
Los trajes de las fraternidades hechos con telas chinas son  brillosos y económicos, mientras que si se confeccionan con tela chilena como la oveja Tomé, fibra americana o casimir inglés, llegan a costar a partir de los 550 bolivianos el metro cuadrado.

Actualmente están de moda los trajes clásicos con dos a tres botones en el saco y apertura en la espalda. El pantalón lo prefieren con dos pliegos en la parte delantera y el botapié delgado. Los colores preferidos continúan siendo los oscuros, como el negro o azul marino.
A su vez, los sastres adornan el cuello del saco con bordados de diferentes diseños. "Piden wiphalas, con colores matizados, como usa el presidente (Evo Morales”, comenta Luis Calisaya quien trabaja en la calle Nataniel Aguirre hace 19 años y realizó trajes para los morenos Novenantes de Colquepata, Los Fanáticos y Nevados. Estas comparsas acuden dos a tres días antes del evento;  por lo tanto, no hay tiempo de realizar pruebas y deben elegir entre las tres tallas únicas: 48, 50 y 52. El taller de costura de Calisaya cuenta con una remalladora -más conocida como overlock- para el acabado de las prendas, collaretas que se usan para prensar la tela, estiqueras que sirven para poner elástico  y una  bordadora. El último aparato adquirido fue  una fusionadora.
Uno de los clientes de Calisaya,  Javier Lima, asistió junto a su hijo de 10 años a la prueba de su traje para realizar su primera comunión. "Utilizará el traje por dos años, para las fiestas familiares”, dijo el padre.  No todos los sastres realizan ternos para fraternidades, como Roger Perales, de la sastrería Clasic, quien prefiere confeccionar trajes para oficina debido a que los músicos pagan poco dinero por un trabajo hecho a la rápida. "Ellos visten una sola vez al año, no les importa si se ha hecho un buen trabajo, y como somos tantos buscan los más baratos”, según Perales que tiene otra tienda en la Av 6 de Agosto.

 

Algunos  detalles
Nacional  Los sastres de la zona 14 de Septiembre no  trabajan con telas nacionales.
Festejo  Sastres  se festejan  el 16 de octubre en devoción a San Gerardo de Mayela.
Demanda  Piden  incentivar el mercado nacional e internacional y tener   cursos sobre las  novedades de  textiles.
 
Los ternos de oficina son más personalizados
Página Siete / La Paz
Los trajes de oficina realizados por los sastres de la zona 14 de Septiembre son más personalizados, hechos a medida y con más detalle.
Según el secretario general de la Asociación de Sastres y Modistas productores (Adesam), Bartolomé Mollisaca, los trajes de oficina cuestan desde los 700 bolivianos hacia adelante.
Sin embargo, la venta de trajes hechos a medida ha disminuido debido a que ya no es común que el hombre paceño vista todos los días con terno.  "Hoy en día los oficinistas ya no vienen a hacerse trajes, van con chompita, chamarrita. Antes utilizaban el 80% y teníamos más trabajo, hoy en día no es así”, dijo  Mollisaca.
Otro de los sastres, Roger Perales, comentó que el corte catalán o el italiano en los sacos están de moda, ambos de dos botones y más ajustado al cuerpo. 
El sastre Luis Ernesto Calisaya confecciona trajes para funcionarios de  la Caja Nacional de Salud (CNS) y de la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (COTEL).
"Le hacemos una prueba, le citamos unos dos días para hacer una medición y luego lo terminamos”, explica Calisaya quien realiza un traje de oficina al día y considera que su obra es fina.


Comentarios