Desde chairo instantáneo hasta chuño de Challapata

En España venden productos bolivianos para los nostálgicos

Los connacionales en el país europeo no extrañan las delicias típicas de su tierra natal porque hay una gran variedad de alimentos a precios accesibles.
sábado, 21 de diciembre de 2013 · 20:14
Margarita Palacios  / La Paz
En España, las tiendas bolivianas venden productos típicos del país como la  yuca, plátano para freír, locoto, granadilla, choclo, chuño, hasta pasankalla, para quienes añoran  la riqueza culinaria del país.
Una de las distribuidoras de productos bolivianos en el país europeo  es la empresa Cóndor Blanco, que atiende desde hace  13 años en la calle Amparo Usera, en Madrid,  de 9:00 a 22:00,  durante toda la semana.
La gerente propietaria del negocio, Ruth Michelle, explica que el nombre de la empresa se  debe a  que el cóndor es símbolo de la cordillera andina y el blanco representa el tono claro   característico de la piel  de los europeos. "Deseamos estar relacionados entre bolivianos y españoles e intercambiar culturas”, explicó la cochabambina a través del portal  de YouTube Bolivianos por el mundo.
El objetivo de la empresa Cóndor Blanco es mostrar a España la riqueza de  alimentos que hay en el oriente y en el occidente  bolivianos.
"Imaynalla casanqui”, pregunta Ruth a uno de sus clientes asiduos cochabambinos, y éste responde: "Wallejlla”. Las frases en quechua significan "¿Cómo estás?” y "bien”.
El cliente tiene la opción de  elaborar un almuerzo completo. Si desea comer sopas hay sobres instantáneos de chairo,  jankaquipa, chuño y choclo. Para el segundo las opciones son el  fricasé instantáneo o los ingredientes para algún  plato típico favorito.
Los productos son variados. Hay choclo y habas congeladas exportados de la provincia Punata, de  Cochabamba. En bolsas de yute se ofrecen ajíes amarillos y rojos. Los  preferidos, según Ruth, son  la quinua blanca, los chuños de Challapata y los maíces de Cochabamba.
Para acompañar el almuerzo hay una variedad de refrescos, desde linaza, mocochinchi, hasta latas de cerveza Paceña o Taquiña que cuestan   un euro.
Según Ruth, muchos españoles muestran interés en probar los productos bolivianos, debido a que son naturales y no están alterados genéticamente.
En esta Navidad, los bolivianos  también mantendrán sus costumbres culinarias,  ya que  la tienda expende los productos necesarios para la tradicional picana. Además hay panetones y galletas de Ferrari Ghezzi.
"A la gente boliviana no le hacemos faltar nada. Quienes vengan no van a sufrir de comida. Además les damos yapadito”, comenta la dueña.
 Las tiendas latinas son otros lugares donde los bolivianos adquieren sus productos.  Una de ellas pertenece a la familia colombiana de Fabiana Patiño  y está ubicada en   la zona San Ignacio, en la ciudad de Bilbao.

La  familia llegó a España y cuatro años después compró un local donde abrió un locutorio. Hoy en día cuenta con una tienda  de productos latinos.
Según Fabiana, los alimentos que más compran  los bolivianos son  el  chuño,  mocochinchi, yuca congelada, cerveza Paceña y pasankalla.
A su vez, el queso es muy solicitado por los latinos. "En los   supermercados hay  una gran variedad de quesos, pero no hay el criollo”, comenta la cliente Mariel Achata  mientras compra tres humintas empaquetadas y congeladas a dos euros.
El artículo  más vendido en esa tienda es la  Harina Pan, una marca venezolana de harina de maíz precocida para elaborar  tortillas y arepas.



La familia Patiño no desea volver a Colombia. "Nos va muy bien con el negocio”, comenta Fabiana, quien  espera diversificar los productos desde 2014.
Otra de las tiendas latinas en España pertenece a la familia paceña de Maruja Quinteros, que  vive en Madrid hace 10 años.
En la tienda se vende tunta,  chuño, plátano para freír y queso criollo. También se puede adquirir papaya y palta.
Según Maruja, los precios de los productos bolivianos son accesibles. "Por ejemplo, una bolsa de avena cuesta dos euros y en Bolivia cuesta nueve bolivianos, o 250 gramos de chuño cuestan 1,45 euros”, indica la dueña.

Maruja recuerda que en 2003, antes de viajar a España, se despidió de sus platos preferidos, pero cuando llegó a Madrid sus conocidos la llevaron al restaurante de comida boliviana La Perla y en un viaje a  Bilbao conoció el restaurante Chiqui.  "Extraño a mis familiares y  amigos  pero no  la comida típica, porque aquí se encuentra todo”, asegura.

La crisis y el  regreso
Retorno  La crisis económica por la que atraviesa España desde  2008 causó  que, el año 2012, 13.062 bolivianos que residían en esa nación europea retornaran al país.
Quinua  Hasta octubre de este año, Bolivia exportó quinua a  más de 30  países del mundo por un valor de 117,54 millones de dólares. España es el octavo comprador  con el 1,39% de la oferta exportable, según el  Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias