En el caso de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis

Kurt Reintsch y tres personas tienen orden de aprehensión

Las órdenes se emitieron porque los imputados no se presentaron a declarar. Uno de los implicados asegura que ya se arribó a un principio de acuerdo.
lunes, 30 de diciembre de 2013 · 22:26
Página Siete  / La Paz
El presidente de The Strongest, Kurt Reintsch, su esposa y dos exejecutivos de la cooperativa San Luis tienen órdenes de aprehensión por no haberse presentado a declarar ante la denuncia por los delitos de estafa con víctimas múltiples y asociación delictuosa, que derivaron en la quiebra de la mencionada entidad financiera.
"Hace más de un año que presentamos la denuncia y no han podido prestar su declaración los principales involucrados. En tal virtud, entendemos, de acuerdo con  la información que nos pasaron el 23 de diciembre los fiscales del caso, que emitieron las órdenes de aprehensión contra los presuntos implicados, por no haberse presentado a prestar su declaración”, declaró la  directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia.
La cooperativa fue declarada en quiebra el 12 de abril de 2012, luego de arrastrar pérdidas por 171 millones de bolivianos y  debido a que los recursos con los que contaba eran insuficientes para seguir operando y para devolver el ahorro de sus socios.  Para defender a los afectados y buscar que recuperen sus ahorros,   la ASFI presentó en primer lugar una denuncia y ahora una querella contra los responsables  de San Luis y la amplió contra Reintsch.
"Las órdenes de aprehensión se libraron contra Reintsch, su esposa Romy Mayra Paniagua Salamanca, Toño Sacarías Illanes y Aldo Burgos”, aclaró la ejecutiva de la ASFI.
 El asesor legal de The Strongest y uno de los implicados, Aldo Burgos, informó que se llegó a un principio de acuerdo con los sectores vinculados con el conflicto de la cooperativa San Luis, de tal forma que el presidente del Tigre, Kurt Reintsch, no sería aprehendido, según la ANF.
 Burgos aclaro que no hay tales órdenes de aprehensión y que se ha emprendido una medida para desprestigiar al presidente del club deportivo, según  la citada agencia de noticias.
Según el memorial presentado por la ASFI,   el empresario, su esposa y   la  Inmobiliaria Altiplánica  se beneficiaron con más de 42 millones de bolivianos  de la cooperativa  sin haber entregado una sola garantía real o inmueble, sino sólo letras de cambio.
 "Los deudores, según liquidaciones conciliadas, adeudan a la cooperativa un total de 4.304.234 bolivianos y 6.155.592 dólares, deuda que es cancelada con 2.367   certificados de participación del Complejo Deportivo The Strongest de Achumani”, señala el documento.
Los certificados -cada uno vale 2.600 dólares- entregados a la cooperativa quebrada tendrían un valor total de 6.155.592 dólares  y es por ello que se involucró  al Tigre  en la operación privada de su presidente.
"La  deuda de The  Strongest era de un millón y medio de bolivianos,  pero desde que asume Kurt Reintsch  se eleva a 42 millones de bolivianos”, declaró Valdivia en una anterior oportunidad e hizo notar que se requirió información al club de fútbol,  pero nunca se recibió respuesta.  

El memorial sobre el proceso penal por estafa y asociación delictuosa añade que los certificados son "cartones impresos que no tienen valor comercial, no son acciones, no son aportaciones en alguna persona jurídica, no son cuotas sociales, no son bonos, no tienen en su texto ni siquiera el valor nominal. En consecuencia, no responden a ninguna forma legalmente admitida por nuestra normativa para considerarse como valores negociables”.

El proceso de  quiebra de San Luis
Irregularidades  Según la ASFI, tanto el gerente de la cooperativa San Luis como los miembros de los consejos de  Administración y de Vigilancia engañaron a los socios al ocultar información real con respecto a la situación de la entidad. Enviaron a la ASFI información no veraz.
  Pérdidas La cooperativa San Luis registraba pérdidas por 174 millones de bolivianos y arrastraba una crítica situación financiera desde  el año 2000, según la acción penal que interpuso la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). Sólo se devolvió el 9% de  42 millones de dólares.

En promedio, aprueban créditos de vivienda en 30 a 60 días

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informó que la aprobación de un crédito para vivienda dura entre 30 y 60 días en promedio. El mayor tiempo se consume en la oficina de Derechos Reales (DDRR), aseguró.
"El promedio del trámite para un préstamo de vivienda -dependiendo de la entidad- es de 30 a  60 días. El tiempo que más se demora  es la realización de los trámites en Derechos Reales. A partir del día en que fue publicado el Decreto Supremo 1842, las entidades financieras comenzaron los primeros trámites para que la población se beneficie con las tasas de interés social”, declaró la directora de la institución, Lenny Valdivia.
Este trámite permitirá a los interesados obtener créditos  de vivienda con carácter social hasta con una tasa  del 6,5%, que es inferior a la que se ofrecía en el mercado y que fue instituida por el Gobierno para las personas que buscan obtener su primera vivienda, con un precio o valor de mercado que esté en los parámetros establecidos en el decreto.
Además, todos aquellos prestatarios que contrataron créditos en  el sistema financiero antes de la emisión del Decreto Supremo 1842 pueden readecuar sus deudas, siempre y cuando estén en el margen de la norma y cuenten con una vivienda social.
"No es que todo crédito de vivienda se va a pactar nuevamente. Como dice la ley, debe reunir ciertos requisitos, como que sea la única vivienda del beneficiario y que la solicitud de repacto la hagan en su entidad financiera”, dijo la directora de la ASFI.
Recomendó a los usuarios que envíen una solicitud a su entidad para proceder con el recontrato. Si no obtuviera una respuesta favorable, podrá hacer una denuncia formal en la entidad financiera y en la ASFI.

 El 25% de los usuarios no tiene tarjetas con chip

La directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia, informó que un 25% de los 2,5 millones de usuarios del país no cambió sus tarjetas de banda magnética por las de chip, cuando hoy se cumple el plazo para hacerlo. Desde mañana, las antiguas tarjetas serán retenidas en los cajeros automáticos.
"Estamos hablando de un 25% (que no cambió sus tarjetas), pero entendemos que hay gente que no está en el país y tenemos tarjetas por años y sin movimiento. Pero el mayor porcentaje de las tarjetas activas ya se cambió”, declaró la directora  de la ASFI.
Todas las entidades financieras iniciaron el proceso de migración de la tecnología de banda magnética a la de chip, según dispuso la ASFI el 1 de noviembre del año pasado.
La tecnología del sistema con microchip permitirá almacenar datos más completos del cliente de un determinado banco y dificulta su falsificación o clonación por grupos delincuenciales.
Valdivia recomendó a los usuarios que prescindan del seguro de las tarjetas, porque el nuevo sistema garantiza mayor seguridad de las operaciones bancarias; el seguro  tenía un costo mensual promedio de 15 bolivianos, según la institución financiera emisora de la tarjeta de crédito o de débito.
La migración de tarjetas con banda magnética al nuevo sistema de microchip "es gratuita”. Explicó que el usuario debe portar su carnet de identidad y la antigua tarjeta de banda.
Sin embargo, si la tarjeta fue extraviada se debe cubrir su costo, que fluctúa entre 50 y 70 bolivianos. Desde el miércoles 1 los cajeros retendrán las tarjetas.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios