Según respuesta del Ministerio de Minería a una petición de informe

No hallan domicilios de los que exportaron desperdicios de oro

Unas ocho empresas vendieron oro en amalgama por más de $us 117 millones y 16 operadores enviaron desperdicios del metal precioso por $us 982 millones.
martes, 03 de diciembre de 2013 · 23:09
Página Siete  / La Paz
El Ministerio de Minería reveló que la exportación de oro en amalgamas y desperdicios en 2012 por un valor de 1.099 millones de dólares, que no reportó regalías a las regiones, fue efectuada por empresas y personas particulares cuyos domicilios legales no corresponden con los de los registros oficiales.
Así lo revela la respuesta del ministro de Minería, Mario Virreira, a la petición de informe escrito del diputado Jaime Navarro, de Unidad Nacional, en torno a esas exportaciones.
"El Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Minerales (Senarecom) inició averiguaciones sobre el domicilio de algunas de las empresas que aparecen registradas como exportadoras de oro ‘desperdicio’  y oro ‘amalgama’; sin embargo, los domicilios señalados por éstas en Fundempresa no corresponden, son otros negocios que se encuentran ubicados en esos domicilios. El Senarecom ha iniciado acciones legales contra algunas de estas empresas”, señala la respuesta de Virreira.
Un cuadro,  elaborado por la Unidad de Análisis de Política Minera del ministerio del área y detallado en el informe de Virreira al Legislativo, identifica a ocho empresas que exportaron 2,2 toneladas de amalgamas de oro por un valor de 117 millones de dólares en 2012.
 Además, hay otras 16 que exportaron 18,2 toneladas de desperdicios de oro   por un valor de 982 millones de dólares.
Entre las personas y empresas que exportaron amalgamas de oro están Ríos Parra Hugo Ramiro, que envió 1.684 kilos finos por  más de 117 millones de dólares; le sigue Melgar Gustavo, de la empresa Ángel de Mamoré, con 188 kilos finos por  nueve millones de dólares, entre otros (ver infografía).
Entre las exportadoras  de desperdicios de oro figuran Bolivian River Gold, que  vendió 5.441 kilos finos por un valor de 290 millones de dólares, y  Auribol  con 2.990 kilos finos por 159 millones de dólares, entre otras.
En agosto de este año, Página Siete informó que, según datos oficiales, en 2012 el país exportó oro por 1.215 millones de dólares y el 90,4% (1.099 millones de dólares) de esa producción se vendió bajo la figura de "desechos y desperdicios de amalgama”, lo que permitió pagar menos regalías a favor de las regiones.
El Senarecom calculó una evasión impositiva  entre 21,4 y 71 millones de dólares  (de 150  a 500 millones de bolivianos).
En la respuesta a Navarro  también se menciona que hubo contrabando, debido a que el Viceministerio de Política Minera no tiene datos acerca de la procedencia del oro exportado como desperdicios o amalgamas.

"Se presume que estos minerales provienen de países vecinos y que ingresaron a Bolivia vía contrabando, para luego ser exportados”, asegura el documento.

El Gobierno inicia proceso para recuperar regalías de oro evadidas

El Gobierno anunció ayer que ha solicitado a la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) una certificación de las empresas o personas que exportaron desechos de oro, antes de la inspección del Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales  (Senarecom), con el fin de recuperar las regalías que se evadieron, al ser despachadas como residuos de manufactura.
"Hemos pedido a la ANB que nos pase una certificación de las empresas, personas o entidades que hayan exportado desperdicios y joyas de oro sin pagar regalías, para la reliquidación correspondiente; este trabajo se realizó y estamos cumpliendo nuestra labor de velar por los recursos del Estado”, dijo a ABI   el ministro de Minería, Mario Virreira.
El diputado Jaime Navarro, de la opositora Unidad Nacional,  solicitó a la Contraloría General que efectúe una auditoría a las exportaciones de oro y denunció que hay una millonaria defraudación al Estado por evasión del pago de regalías a las regiones productoras.
   Al respecto, Virreira dijo que  ya se informó a la Asamblea Legislativa, a la Contraloría y al Ministerio de Transparencia sobre  el caso.
Dijo que a fines de 2012 se aprobó una resolución ministerial que autorizó al Senarecom a controlar esos desperdicios.
     Agregó que, según convenios comerciales y partidas arancelarias, los desechos de oro  están catalogados como residuos de manufacturas, lo que fue aprovechado por los exportadores para despachar ese producto  directamente y sin la participación de la entidad encargada del área.
Explicó que para regularizar esas exportaciones se incorporó a esos desechos entre las partidas que deben ser controladas y registradas por el Senarecon.
 "Por lo tanto, no hemos cometido ninguna anormalidad; al contrario, esa acción que hemos asumido, conjuntamente con la Gobernación  de La Paz, permitió incrementar las regalías mineras del departamento. En años anteriores obviamente había una gran evasión”,  aseguró.
  La  autoridad acusó al parlamentario Navarro de   interferir el proceso de reliquidación de las regalías evadidas, antes del control de Senarecom, y atribuyó el ataque al Ministerio de Minería a la investigación que ese despacho realiza sobre el pago de regalías a las regiones productoras por la caliza usada por las cementeras de Samuel  Doria Medina.

 

Valorar noticia

Comentarios