Afirma que los precios de la papa y del tomate descendieron

El Gobierno atribuye inflación negativa a medidas que aplicó

El retiro de liquidez, con las operaciones del Banco Central de Bolivia, y el arancel cero para la importación de productos lograron controlar los precios, afirman.
jueves, 5 de diciembre de 2013 · 22:47
Lidia Mamani  / La Paz
El Gobierno atribuyó ayer  la inflación negativa de 0,03% (-0,03%), que el Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó para  noviembre, a las medidas de política económica y monetaria que asumió y  que permitieron controlar los  precios de los productos de la canasta familiar y retirar liquidez o dinero del mercado.
El INE informó  que la inflación en noviembre registró una tasa negativa de 0,03% y  una  variación porcentual acumulada de 6,39%.
Según la entidad, las cifras se explican  por la variación negativa de precios de la papa (4,50%), del queso criollo (12,24%), del tomate (3,22%), de la arveja (6,56%) y del pimentón/morrón (15,39%).
"En  noviembre es -0,03% porque ya los precios se han controlado. Es más, empezaron a caer en algunos casos, como en Cochabamba y Tarija, e incluso observamos que los precios de la  papa y del tomate han caído drásticamente. ¿Por qué? Porque son los lugares donde la papa empieza a salir, ya hay más papa boliviana que está entrando a los mercados locales”,  afirmó ayer a la red ATB el ministro de Economía, Luis Arce.
 Destacó las medidas que se aplicaron, como el arancel cero para la importación del tomate y de la papa, y las mejoras en los canales de internación de varios productos  en los que había "una suerte de burocracia” que impedía que se acelere la llegada de esos artículos.

Otra de las medidas aplicadas, aunque de política monetaria, consistió en que   en un solo día de  octubre de este año se retiraron 1.700 millones de bolivianos de liquidez de la economía, mediante el Banco Central de Bolivia (BCB), y "fue una aplicación que la gente no sintió”, explicó.
Agregó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de octubre (0,76%) ya estaba en descenso  y que el porcentaje de noviembre no debe causar extrañeza,  ya que es "producto de todo lo que se viene haciendo”.
Arce enfatizó que la baja inflación de noviembre desvirtúa las proyecciones de algunos "opinadores” económicos, quienes anticiparon un progresivo incremento inflacionario de hasta el 15% en los próximos meses, principalmente por el pago del segundo aguinaldo, que fue aprobado por el Gobierno el pasado 20 de noviembre.
 
El viceministro del Presupuesto, Jaime Durán, afirmó que  el  segundo aguinaldo no fue  una medida "improvisada”.
"El doble aguinaldo  incluso iba a ser anunciado en enero, pero si lo hacíamos en esa fecha iba a provocar un efecto inflacionario; como es una medida de shock, no va a generar ningún efecto en los precios, porque hay mayor producción”, remarcó.

Según la autoridad, la papa bajó  de 80 a 40 bolivianos por arroba, al igual que los  precios del tomate y del pollo.  
Anticipó que en  diciembre el IPC estará dentro de  parámetros razonables.  
 
Contra la  inflación
Liquidez Este año el Gobierno aplicó medidas antiinflacionarias; mediante el Banco Central de Bolivia (BCB) retiró más de 2.000 millones de bolivianos de la economía a través de  la emisión y venta de bonos. Se prevé que hasta fin de año extraerá cerca de 8.000 millones de bolivianos.
Porcentaje   El Gobierno afirma  que la inflación acumulada hasta noviembre (6,39%) no es una de las más altas, ya que 2007 y 2008 fueron los años  más inflacionarios (ver infografía).   
Cálculo A principios de año, el BCB estimó que la inflación acumulada llegaría a 4,5%; sin embargo, elevó esa previsión en octubre a 7,5%.

 Jubileo afirma que IPC de noviembre no compensa alza de precios  

La Fundación Jubileo afirma que si bien el  precio promedio de los alimentos en noviembre disminuyó en 0,85%, con respecto a octubre,  tal porcentaje no compensa el aumento registrado en agosto, septiembre y octubre, cuando, en promedio, los costos subieron en 3,11%.
  Además, observa que se  continúa en un nivel general de precios superior a la meta fijada por el Gobierno, debido a que, según sus previsiones,    el Índice de Precios al Consumidor (IPC) debería haber llegado a 4,5% en el año, pero a 11 meses ya alcanzó a 6,39%, "habiendo superado la meta en 1,89 puntos porcentuales”, señala una nota de prensa.
La cifra también refleja que es la segunda vez en el año que se registra un decremento, lo que beneficia a los sectores más pobres.
El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó que la inflación de noviembre registró una tasa negativa de 0,03%, debido a que cinco productos de la canasta familiar rebajaron de precio, entre ellos la papa, el tomate, el queso criollo, la arveja y el pimentón/morrón.
"Si la inflación general entre enero y noviembre de 2013 llegó a 6,39%, para los pobres fue mayor, pues ascendió a 7,82% hasta noviembre, mayor en 1,4 puntos porcentuales”, afirma  la Fundación Jubileo.
De acuerdo con esa organización, para el  cálculo de este dato se tomó en cuenta que la composición del gasto de los hogares más pobres es diferente al promedio general establecido por el INE durante  2003 y 2004.
El gasto  demuestra que mientras más pobre es un hogar, mayor es su proporción de gasto en alimentos. Por esta razón, la inflación de los pobres es explicada, fundamentalmente, por la variación de precios de alimentos y bebidas.
Mientras el promedio general de la inflación de noviembre fue  negativa, de -0,03%, para los hogares pobres fue negativa en 0,21%.





 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias