Según YPFB no se pagaría impuestos por 3 y 5 años en campos nuevos

Planean diferir pago de regalías como un incentivo a petroleras

DATOS Están vigentes tres incentivos: contratos de operación y de sociedad mixta, asignación de mercados y el pago de $us 30 con notas de crédito fiscal por el crudo.
martes, 10 de septiembre de 2013 · 10:31
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) propone diferir por tres y cinco años el pago de regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) para incentivar la exploración y producción de gas y petróleo.

La sugerencia fue presentada ayer por el presidente de la estatal, Carlos Villegas, quien expuso  ante los representantes de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), a quienes les dijo que el planteamiento es el cuarto incentivo que el Gobierno  ofrecerá con el fin de incrementar las reservas hidrocarburíferas a través de nuevos campos en el país.

"Les pedimos a las gobernaciones y municipios que dejen de percibir el IDH por los siguientes tres años. Diferir el ingreso de estos años y a partir del cuarto  recibir el pago por los próximos diez años, con alícuotas en similares montos. Es decir que percibirán el pago de  sus ingresos, más el diferido por los tres años”, sugirió.

De acuerdo a la explicación del ejecutivo,  en Bolivia el potencial hidrocarburífero está en 104 áreas, que son divididas en tres segmentos, dependiendo de su posibilidad.

 Por ejemplo, de esa cantidad, en el 76% hay una potencialidad de menor  o igual a 0,5 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés); mientras que un 17% tiene recursos mayores a 0,5 y menores o iguales a 1 TCF, y el 7% tiene recursos mayores a 1 TCF.

La postergación en el pago de impuestos  en los dos primeros casos (0,5 TCF y 1 TCF) puede ser de tres años; mientras que en áreas que   superen la probabilidad de  1 TCF  (parecidos)   a megacampos petroleros como Margarita, San Antonio y San Alberto, el diferimiento alcanzará a cinco años, precisó Villegas.

Punto de vista

HUGO DEL GRANADO
Experto en hidrocarburos "El Estado no se responsabiliza ”
  
El presidente de YPFB indicó que una vez que exista el visto bueno de las alcaldías y gobernaciones, se presentará al Legislativo un proyecto de ley. Se preve que los incentivos correrán  desde 2014, en ese caso las empresas no pagarán los impuestos hasta 2021 porque la actividad exploratoria tiene una demora de al menos siete años.

"Un campo (a beneficiarse del incentivo) se define desde el momento en que se promulgue la ley, por ejemplo, si se la aprueba en diciembre de 2014, entonces a partir de ese momento se beneficiarán de estos incentivos los nuevos campos en los que se descubra reservas”, remarcó. 

Los recursos retenidos serán invertidos en exploración  a través de las empresas privadas o por YPFB, de modo que se asegure la inversión posterior.

El año pasado, las gobernaciones recibieron 4.777 millones de bolivianos por regalías y 1.720 millones por el IDH. Por este último impuesto los municipios obtuvieron 5.645 millones.

Villegas aclaró que están vigentes sólo tres incentivos a favor de  las petroleras y puedan invertir más:  la asignación de mercados de exportación (Argentina y Brasil); el pago de 30  dólares adicionales por producción de petróleo mediante Notas de Crédito Fiscal. Además de  la suscripción de contratos de operación y de sociedad anónima mixta (SAM).
 
Un diferimiento no es otra cosa que un crédito que se les están pidiendo a las gobernaciones y alcaldías para poder traspasar esos recursos a las petroleras. Es decir que el Estado no asume la responsabilidad de otorgar incentivos, sino que hace de gestor para que sean otras entidades las que asuman esos incentivos a favor de las empresas.

Esto significa, y es un reconocimiento, de que el régimen fiscal en Bolivia es muy duro y como no están decididos y no quieren cambiarlo, porque será admitir que los tributos establecidos son muy duros para las petroleras. Lo correcto es que los incentivos salgan de las arcas del Estado o de la propia industria, en el caso de   YPFB.  Este diferimiento de pagos de regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) es un incentivo que dice que quieren flexibilizar las condiciones, pero las empresas quieren  un régimen jurídico de mediano y largo plazo, en el que se establezcan reglas claras.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias