Las obras civiles fueron iniciadas ayer en Bulo Bulo, Cochabamba

3.500 trabajadores construirán la planta de amoniaco y urea

Desde octubre de 2015, la planta prevé producir 2.100 toneladas métricas/día de urea y reducirá importaciones; empleará a 800 técnicos en su fase operativa.
jueves, 12 de septiembre de 2013 · 21:52
Lidia Mamani/ La Paz
Las obras de la "gigantesca” planta de urea y amoniaco comenzaron ayer en la población de Bulo Bulo, Cochabamba. La construcción de la planta empleará a  3.500 personas y a 800 técnicos cuando comience a operar en octubre de 2015 con la producción estimada de 2.100 toneladas de urea y más de 1.000 toneladas de amoniaco por día.
Es el inicio del proceso de industrialización del gas, dijo el presidente Evo Morales durante la inauguración de las obras.
La surcoreana Samsung Engineering instalará ese complejo petroquímico en la región de Bulo Bulo y, según el Mandatario, ya reportó un avance de 24% en la construcción de maquinaria y equipos de alta tecnología. La obra demandará una inversión de 843,9 millones de dólares. Los recursos son provenientes de un crédito otorgado a la estatal YPFB por el Banco Central de Bolivia.
"El proyecto de urea y amoniaco dejará un conjunto de beneficios en el presente y futuro, tanto a la Alcaldía de Entre Ríos como a los compañeros de las seis federaciones y de Bulo Bulo, porque absorberá la fuerza laboral del lugar, de tal manera que tengan la oportunidad de incorporarse a las diferentes actividades que vamos a realizar, sólo en la construcción se requerirán 3.500 empleados”, afirmó ayer el presidente de YPFB, Carlos Villegas.
Esta planta comenzará a producir 2.100 toneladas métricas diarias de urea a partir de octubre de 2015, de las cuales Bolivia sólo demandará, inicialmente, 100 toneladas y el resto se destinará a la exportación. En septiembre de 2012  YPFB adjudicó la obra a la empresa Samsung Engineering.
El  Mandatario dijo que el objetivo del megaproyecto  es industrializar el gas natural, vía la transformación química y así darle el valor agregado a la materia prima;  abastecer el mercado interno con fertilizantes y terminar con la importación. También permitirá al sector agropecuario   ampliar el área de cultivo de 2,5 a 17 millones de hectáreas. "Una vez concluida la instalación de la planta, trabajarán 800 empleados permanentes en la administración. (...) Además  generará un ingreso de  300 millones de dólares al año”, reiteró. De acuerdo con los datos de YPFB, el gas natural a través de un proceso químico en un reactor se convertirá en amoniaco en una primera fase y, posteriormente, se obtendrá la urea como producto final. Éste será empleado como fertilizante y proveerá nitrógeno a los cultivos de soya, maíz, arroz, papas, girasol, trigo, caña de azúcar y otros.
Villegas informó que hasta la fecha se tiene un avance del 58% de la ingeniería en detalle, también se encargó la compra de varios equipos que se traerán de diferentes países, como Asia, Europa y Estados Unidos. De la inversión que demanda el proyecto, hasta el momento ya se desembolsó el 28% de los recursos.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias