Presidente de YPFB abre posibilidad de negociar en esos términos

Anuncian contrato de venta de gas interrumpible con Brasil

Hoy el contrato es fijo y si el país vecino no cumple, igual debe pagar por volumen no comprado. Advierten que bajarán las ventas y perderán las regiones.
domingo, 15 de septiembre de 2013 · 22:14
Marco Belmonte/ La Paz
El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, anunció ayer que Bolivia negociará con Brasil un contrato de suministro de gas interrumpible. Analistas advierten que se recibirá menos por  exportaciones y bajarán los ingresos  de regiones.
"El próximo año vamos a tener un excedente de producción. Con Argentina ya hemos cerrado un contrato interrumpible y con Brasil posiblemente iniciemos un contrato interrumpible de tal manera que los excedentes de producción podamos canalizar allá”, afirmó  en una entrevista con la red de medios estatales y también a través de   una nota de prensa de YPFB.
El contrato de venta de gas con Brasil tiene una duración de 20 años desde 1999 y  estipula el compromiso de compra de un volumen mínimo de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de 31,5 MMmcd.   Si el país vecino  demanda menos, igual debe pagar por el volumen no adquirido y si es Bolivia la que incumple también reembolsa.
 
 
Villegas informó que  en 2014, la producción de gas llegará a  70 millones de MMmcd. "Se comenzó a invertir en producción y hoy tenemos una capacidad de 60 MMmcd. A fin de año varias empresas van a incrementar producción, porque hemos mejorado la capacidad de procesamiento y para 2014 vamos a estar rondando  70 MMmcd”, destacó.
La segunda fase de Margarita, la planta de procesamiento de gas  de Itaú y otros, permitirán este repunte en la producción del energético y  cubrir con holgura los requerimientos del mercado interno y los compromisos de exportación con Brasil y Argentina. Los  campos con mayor producción en la actualidad son Sábalo, San Alberto y Margarita,  Bulo Bulo, Tacobo, Vuelta Grande, Yapacaní, Río Grande e Itaú.
El analista  Hugo del Granado considera que un contrato interrumplible es menos seguro en cuento a ingresos para el país y más favorable a Brasil porque le dará flexibilidad en la toma de los volúmenes de gas.
Además, no debe descartarse que se solicite una revisión de precios por la débil posición que tiene hoy el país y la mala gestión en la relación con Petrobras.
  Para el analista Bernardo Prado llama la atención que Villegas anuncie esta modalidad de contrato, justo cuando se ha comenzado a debatir qué pasará con las ventas de gas luego de 2019.

Advirtió que esto no es lo mejor para el país porque bajarán los ingresos para las regiones y se producirá menos gas para extraer líquidos. Bolivia ya no es el único proveedor de  Brasil, ya que dispone de GNL y reservas.

Ingresos por  hidrocarburos
Ventas Las exportaciones de hidrocarburos pasaron de 63 millones de dólares en 1999 a 5.742 millones de dólares el año pasado.
 Destino El principal mercado para el gas boliviano es Brasil y luego Argentina. Los precios de venta se incrementaron durante los recientes años.
 Participación Los ingresos por la venta del gas representan cerca del 50% de las exportaciones totales.
 Brasil A diferencia de 1999, ese mercado  tiene hoy mayores fuentes de suministro de gas natural. Descubrió reservas en el Presal y también compra GNL.

Iniciarán obras  de planta de Gas Natural Licuado (GNL)

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) iniciará el  próximo jueves  la construcción de la planta de Gas Natural Licuado (GNL), que permitirá llegar con gas a regiones donde no hay un gasoducto.
 El presidente de YPFB, Carlos Villegas, explicó que el  proyecto consiste en construir una planta de licuefacción, de la que se obtendrá GNL y se distribuirá  en camiones cisternas hacia las estaciones satelitales de Regasificación (ESR), situadas en 26 poblaciones de Bolivia.

La factoría de GNL producirá 210 toneladas métricas día (TMD) desde el segundo semestre de 2014 y estará ubicada en Río Grande,  Santa Cruz. Se invierte 137 millones de dólares.
El gas que alimentará la planta de licuefacción provendrá principalmente de la corriente de salida de gas de la planta de separación de líquidos. El GNL es el gas natural que ha sido pretratado, procesado, almacenado y transportado en forma líquida a presión atmosférica de 161 ºC.
  Villegas indicó que la inversión en este proyecto y las separadoras de líquidos de Río Grande, el Gran Chaco y la planta de Urea y Amoniaco asciende a 1.800 millones de dólares.
 El ejecutivo también informó que  se impulsa el   complejo petroquímico de etileno polietileno, propileno y  polipropileno,  que de acuerdo al cronograma entrará en funcionamiento a fines del 2018 o inicios del 2019. "Con esto cerraríamos un primer ciclo de la industrialización del gas natural”, precisó.
Aseguró que con los emprendimientos se cumple la agenda de octubre de 2003.

Valorar noticia

Comentarios