Romy Mayra Paniagua está imputada por el caso San Luis

Fiscalía instruye aprehensión de la esposa de Kurt Reintsch

Paniagua no se presentó a declarar ante los fiscales que investigan el caso San Luis, por lo que la Fiscalía solicitó que se la declare rebelde y contumaz a la ley.
jueves, 2 de octubre de 2014 · 00:25
Página Siete / La Paz
El Ministerio Público instruyó la aprehensión de Romy Mayra Paniagua, esposa de Kurt Reintsch, por el caso de la quiebra de la cooperativa San Luis, luego de que la imputada no se presentara a declarar ante los fiscales.
 La esposa  del actual presidente del club The Strongest, Kurt Reintsch, quien se encuentra detenido preventivamente en la cárcel de Palmasola, debía presentar su  informe y descargos  por el delito de estafa con el agravante de víctimas múltiples y asociación delictuosa, en el caso denominado San Luis.
 Los fiscales de materia que investigan el caso,  José Parra y Martha Mejía, de la División Económico-Financiera, determinaron expedir el correspondiente mandamiento de aprehensión, puesto que el memorial presentado por la imputada no justifica su incomparecencia ante esas  autoridades.
Además,   solicitaron que se emita una resolución de imputación formal y la declaratoria de rebelde y contumaz ante la ley.
La esposa del presidente de The Strongest  fue imputada debido a que desde finales de  2010, y durante los primeros meses de 2011, la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis Limitada otorgó recursos como avances en cuenta para ella, a su esposo   Kurt Reinscht y a personas vinculadas a su grupo financiero, pero contabilizó los fondos desembolsados en cuentas por cobrar, sin haber efectuado la evaluación crediticia correspondiente y sin constituir colaterales o garantías.  
 
Según la querella, Romy  Paniagua solicitó, mediante cartas,  avances en cuenta en moneda nacional y extranjera con la garantía de letras de cambio, en operaciones que son abonadas en cajas de ahorro a su nombre, al de  su esposo y al de Rodrigo Illanes Mendoza. Adicionalmente se realizaron amortizaciones de deuda con nuevos desembolsos que aumentaron el endeudamiento de la imputada.
Según la denuncia de la ASFI, el presidente de The  Strongest y    su esposa  se beneficiaron con más de 42 millones de bolivianos  de la cooperativa  sin haber entregado una sola garantía real o inmueble.
  San Luis se declaró en quiebra  el 12 de abril de 2012, luego de arrastrar pérdidas por 171 millones de bolivianos.
Los recursos con los que contaba eran insuficientes para seguir operando y devolver los ahorros de sus socios, que llegaban a 43 millones de dólares.

Más imputados
Audiencia Se determinó la libertad de Óscar Gadea Coimbra, otro implicado en el caso de la quiebra de la cooperativa San Luis Ltda., a quien se le aplican las siguientes  medidas sustitutivas: arraigo, presentación ante el Ministerio Público cada 15 días, anotación preventiva de todos los bienes del imputado, congelamiento de cuentas y una fianza económica de  50.000 bolivianos.
 Imputados Se declaró en rebeldía, por no hacerse presentes en la audiencia informativa, a María Katia Maturana Castedo, Teresa Ribera Gutiérrez, Carlos Flores Terrazas, Nicanor Mamani Mamani y Teresa Viera Martínez. Fueron  miembros del Consejo de Administración y Vigilancia de San Luis.  Están acusados por delitos de estafa y asociación delictuosa.

Certificados  sin valor  "cubrieron”  deudas de los Reintsch, afirman

Las obligaciones con  la cooperativa San Luis por  préstamos y cuentas por pagar de Kurt Reintsch,  de su esposa Romy Mayra Paniagua Salamanca y de la empresa vinculada Inmobiliaria Altiplánica se saldaron con la entrega de Certificados de Participación en el Complejo Deportivo The Strongest de Achumani.
Según la querella contra los imputados por estafa y otros delitos en la entidad financiera,   el presidente del club deportivo entregó 2.367 certificados, cada uno con un valor unitario de 2.600 dólares. En total equivaldrían a 6.155.592 dólares.
 En la fundamentación de la querella, se concluye que estos documentos son  cartones impresos que no tienen valor comercial y  ni siquiera su valor nominal impreso.
"No son acciones, no son certificados de aportaciones en alguna persona jurídica, no son cuotas sociales, no son bonos; en consecuencia, no responden a ninguna forma legalmente admitida por nuestra normativa para considerarse como ‘valores’ negociables que se puedan vender, gravar o dar en garantía”, se lee en la querella.
De acuerdo con la ASFI, en plena coordinación con el Consejo de Administración se engañó a los socios de la cooperativa, porque mientras San Luis  realizaba depósitos de dinero en efectivo, los imputados realizaban el pago de la deuda con cartones, aunque aseguraban a los socios que los certificados en el Complejo de Achumani del Tigre eran documentos comerciales que se podían vender y de esa manera recuperar los recursos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

170
97

Comentarios

Otras Noticias