Aduana denuncia que 15.926 chutos entraron como turísticos

Las principales vías de ingreso son Kasani, Perú; Villazón, Potosí; Bermejo, Tarija, y Pisiga, Oruro. Estos motorizados sólo debían permanecer 60 días.
martes, 4 de octubre de 2016 · 02:00
Página Siete / La Paz

Entre 2010 y agosto de este año ingresaron al país al menos 15.926 autos en calidad de vehículos turísticos, pero no retornaron a su país de origen. Se trata de una nueva forma de internar "chutos”, informó  ayer la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya.

En lo que va de  2016, se identificó que al menos 2.199 vehículos entraron y  no abandonaron el territorio boliviano. Las principales fronteras de internación son Kasani, Villazón, Bermejo y Pisiga. 

"Se hizo una investigación de Inteligencia; desde 2010 hasta agosto de 2016, son 15.926 vehículos que no han salido del país, han ingresado como vehículos turísticos, que no  tienen limitación del año, modelo y otras características, y extrañamente no han salido de Bolivia”, informó en una entrevista con radio Patria Nueva.

 Dijo que estos motorizados debían permanecer sólo  60 días en el país, pero cuando se cruzaron los reportes de salida se evidenció que esa cantidad de autos no abandonó suelo boliviano.

Entre enero y agosto,  de los 2.199 motorizados, 866 fueron introducidos por Kasani, Perú; 218 por Villazón, Potosí; 199 por  Bermejo, Tarija, y 169 por Pisiga, en Oruro. 

Otras rutas de internación son   Arroyo Concepción, en Santa Cruz, que colinda con Brasil, aunque no se precisó  el detalle de la cantidad.

Seguimiento de Inteligencia

    Según  Ardaya,  los contrabandistas de vehículos aplican un nuevo modus operandi para internar  vehículos chutos, que tienen  placa extranjera, pero  que luego es reemplazada por otra clonada. Incluso  cuentan con rosetas y otros documentos.

 En un trabajo de seguimiento, mediante la infiltración de personas, se pudo detectar a  grupos organizados que se encargan de  contrabandear  chutos.

 "Son nuevos métodos, estamos tras la pesca de aquellos grupos que se organizan en  Cochabamba, donde falsifican  formularios Sivetur (Sistema de Ingreso y Salida de Vehículos Turísticos). Lo sabemos porque tenemos evidencia por los números de dígitos. Ellos otorgan hasta placas y rosetas”, explicó.

El modus operandi es similar a lo que acontecía en Challapata, región que fue intervenida  por los militares en octubre de 2012, debido a que los pobladores, en su mayoría, estaban involucrados   en el negocio de la comercialización de motorizados ilegales.

 Entre los últimos decomisos de la Aduana, se retuvo  10 vehículos que también ingresaron al país con permiso  turístico y  con placas gemelas del exterior  y   formularios falsos.

Precisó que el delito se pudo identificar gracias a que durante el proceso de nacionalización, en 2012, se tuvo el cuidado de interactuar junto a Diprove, con una base de datos que facilitaron autoridades de  países de Sudamérica y se pudo verificar que son placas gemelas.

  Otras mercaderías

Ardaya dijo que por los constantes  operativos que realiza la Aduana   ahora los contrabandistas de diferentes mercaderías  prefieren introducir la mercadería ilegal vía Perú, Brasil y Argentina.

El  contrabando de frutas y pañales entra por Perú; por el  sur del país se internan   alimentos, panetones y dulces; por Brasil, introducen cerveza.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

67
10