YPFB venderá gas a empresa brasileña un 29,2% más caro

La entrega será para la termoeléctrica de Cuiabá. El convenio se hizo por un volumen de 2,2 millones de metros cúbicos día a un precio de $us 4,52 el millón de BTU.
miércoles, 30 de noviembre de 2016 · 01:00
Lidia Mamani / La Paz

YPFB suscribió ayer con la Empresa Productora de Energía Ltda. (EPE) de Brasil un contrato interrumpible por cuatro años de venta de  2,2 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural a un precio superior en un 29,2% al que paga Petrobras en el último trimestre del año. De Petrobras,  Bolivia recibirá    hasta fin de año 3,20 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica).  

Además el valor es superior en  15% respecto al que paga  Enarsa de Argentina por el gas boliviano y que alcanza los 3,93 dólares.

"El acuerdo es 15% más que el precio de Enarsa que está en 3,93 dólares el millón de BTU y este nuevo precio está en 4,52 dólares el  millón de BTU. Lo importante de esto es  que son mayores ingresos para el Estado, para YPFB, para las regiones donde perciben regalías e IDH”, afirmó ayer el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez.

El envío se hará desde hoy a Cuiabá y anualmente se  obtendrán unos 140 millones de dólares de ingresos.

Los encargados de la suscripción fueron el presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, y el representante de EPE Ltda., Rodrigo Zúniga de Melo Sousa.

"Desde  mañana (hoy) se empezará a exportar un máximo de toma de 2,2 MMmcd a este nuevo cliente para generar energía eléctrica en Brasil. Este nuevo contrato será entregado en Cuiabá, gracias a una disponibilidad de producción que tenemos”, informó Achá.

Explicó que las actuales nominaciones de Argentina y Brasil, en el rango contractual, están en volúmenes por debajo del máximo y esto ofrece la posibilidad de comercializar el gas boliviano  a nuevos clientes como  EPE.

Los ingresos y entregas

El acuerdo de compra-venta tendrá una vigencia de cuatro años y terminará el 31 de diciembre de 2019, lapso en el que se espera obtener 560 millones de dólares.

En una de las cláusulas se  señala que la comercialización puesta en San Matías, se hará de acuerdo con  la disponibilidad de volúmenes excedentes.

"El contrato que hemos firmado con EPE es interrumpible, debido a que en algún momento los mercados de Brasil y Argentina pueden llegar a requerir o  nominar el máximo contractual  que tienen. En ese momento nosotros interrumpiremos las entregas a este nuevo contrato, señala una de las cláusulas del contrato”, sostuvo  Achá.

Según Sánchez, para Bolivia se abren los mercados en un momento en que se decía que Brasil ya no iba a comprar más gas boliviano y  en un escenario de precios bajos del petróleo.

Achá calificó el acuerdo como la apertura de una cartera de nuevos clientes con Brasil.

 "Mucho se había especulado que con la salida de Petrobras no íbamos a tener  nuevos compradores y nuevas condiciones, pero ésta es una muestra clara de que el requerimiento que tenemos por parte del mercado brasileño es la apertura de nuevos clientes”, destacó.

 EPE Ltda. es una empresa de electricidad localizada en el estado de Mato Grosso.  

En 2015 expresó su interés de compra de gas a YPFB para la operación de la central de generación Mario Covas, cuya capacidad de generación de energía  es de 480 MW.
 
Zúniga: El contrato beneficiará a ambos países
 
El representante de la Empresa Productora de Energía Ltda. (EPE), Rodrigo Zúniga de Melo Sousa, expresó ayer que el contrato suscrito con el Gobierno boliviano, a través de YPFB, beneficiará a ambas naciones. 

"El contrato va a beneficiar a ambos países. Este contrato es interrumpido hasta  2019. Con la reducción de Petrobras habrá  un nuevo negocio para Bolivia y las empresas privadas en Brasil”, dijo, luego de firmar un acuerdo interrumpible de  compra-venta de gas natural por 2,2 millones de metros cúbicos día (MMmcd) a 4,52 dólares el millón de BTU.

  En septiembre pasado, el Gobierno de Brasil informó que se afina una estrategia para relegar la participación de Petrobras en el mercado brasileño y perfila un nuevo contrato por el 50% del volumen de gas natural que actualmente importa de Bolivia.

Según Zúniga, en su país ya hay nuevas regulaciones sobre el comercio de gas natural y hay que ver cómo será hacia futuro.

Bolivia suscribió el contrato GSA con Brasil en agosto de 1996 en Río de Janeiro, que establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de 30,08 MMmcd.

El suministro comenzó a partir de 1999 y vence en 2019.

Entre fines de 2008 y 2009, el mercado de Brasil consumió menores  volúmenes  de gas natural. En ese entonces las fuertes lluvias registradas desde finales de 2008 y gran parte de 2009 mantuvieron los reservorios de agua para la generación hidroeléctrica en niveles récord.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

65
9