El sector demanda la flexibilización de impuestos

Bloqueo de los transportistas se extiende a seis ciudades

Los accesos a la Aduana en El Alto y Yacuiba fueron bloqueados. El Gobierno está dispuesto a atender algunas demandas, pero no quiere perder ingresos.
martes, 2 de febrero de 2016 · 00:00
Página Siete/ La Paz

El bloqueo de vías en puntos fronterizos iniciado por el transporte pesado el domingo  contra  la política tributaria del Gobierno se extendió a los puntos de ingreso y salida en seis ciudades  y un recinto de la Aduana Nacional.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado de la ciudad de El Alto, Gustavo Rivadeneira, informó que está interrumpido el tránsito en las  carreteras de Cochabamba (centro), Potosí (oeste), Oruro (oeste), Chuquisaca (sureste), Tarija (sur) y Oruro. También se bloquearon los accesos a los recintos aduaneros de La Paz y  Yacuiba, y no hay salidas de buses al interior desde la Terminal de Buses de La Paz.

La  medida de presión se inició con el corte de los pasos fronterizos  en Tambo Quemado,  en la ruta a Chile; en  Desaguadero, en la ruta a Perú; en Yacuiba, en la carretera hacia Argentina, y en Puerto Suárez, en la vía a  Brasil.

El sector demanda la flexibilización de impuestos y rechaza las recurrentes fiscalizaciones y sanciones a su actividad.

El presidente Evo Morales criticó ayer en  Caracollo, según un reporte de ABI,  las medidas de presión asumidas por el transporte pesado en demanda de una rebaja en el pago de impuestos y aseguró que ese sector "gana bien”, por el incremento en las exportaciones e importaciones bolivianas.

El Primer Mandatario entregó en esa población de  Oruro un coliseo cerrado. "Un pequeño grupo de transporte pesado bloqueando ahí, en Tambo Quemado, pidiendo no pagar impuestos o una rebaja, sólo la mitad de impuesto quieren pagar. El transporte pesado está ganando muy bien y la exportación e importación han crecido bastante”, remarcó.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, lamentó las medidas de presión porque los argumentos del transporte no son sostenibles. "Todos los ciudadanos deben pagar impuestos en correspondencia a sus ingresos y no puede haber   sectores privilegiados. Los tributos sirven para construir carreteras, hospitales e impulsar la inversión pública”, explicó.

La viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, informó que el Gobierno está dispuesto a  atender varias de las demandas del sector, como la reducción de 100  a 25 toneladas de capacidad para la constitución de una empresa de transporte.

En 2014  se envió a la Cámara Boliviana de Transporte un proyecto de decreto, pero no se tiene respuesta, dijo.  Agregó que está vigente un acuerdo que reconoce como crédito fiscal hasta 8.880 bolivianos en gastos de alojamiento y vestimenta.

Sin embargo, Ríos remarcó que el Gobierno no está dispuesto a aceptar la propuesta del sector de pagar un impuesto único, porque el Estado dejaría de percibir 513 millones de bolivianos de ingresos. Tampoco se dejará sin efecto sólo  el 70% como crédito fiscal para los transportistas por las compras de combustible para sus motorizados.  

"El Estado gasta una cuantiosa cantidad de recursos en la subvención al combustible. En 2014, la suma de 5.500 millones de bolivianos y  en 2015 otros 2.500 millones de bolivianos”, afirmó.

Por cada 100 bolivianos que eroga el transporte en combustible, se le reconoce 70 bolivianos como crédito fiscal, "porque los 30 bolivianos restantes compensan la subvención y representan un ahorro de  450 millones de bolivianos”, sostuvo.

De ceder, el Estado perdería 1.000 millones de bolivianos.

Amenazan con radicalizar protestas en la frontera

La presidenta de la Cámara Departamental de Transportes de La Paz, Patricia Nemtala, informó que el paro con bloqueo en las fronteras se agravará tras la negativa del Gobierno de atender sus demandas.

"La única respuesta que hemos recibido  es que el Estado no tiene nada pendiente con el sector del transporte. Esto está agravando la situación,  cosa que la gente se está empezando a constituir a Desaguadero también porque no está mejorando la situación”, informó Nemtala a la ANF.

El transporte pesado rechaza las fiscalizaciones del Servicio de Impuestos Nacionales, la depuración de facturas no relacionadas con su actividad, exige la universalidad del contribuyente,  que se reconozca como descargo facturas de educación, vestimenta y otros, y que importadores y exportadores de bienes asuman la responsabilidad del seguro de carga, entre otras exigencias.

La Federación del Transporte Pesado de Chuquisaca advirtió con expulsar de sus filas al senador Omar Aguilar, del MAS, por desinformar y amedrentar a los transportistas en los puntos de bloqueo en ese departamento.

El dirigente del transporte pesado nacional, Óscar Reynolds, reprochó a Aguilar porque fue apoyado por este sector para el Senado, pero ahora traiciona las reivindicaciones del sector.

"(Aguilar) es transportista, lo elegimos como senador, pero ahora recibimos reveses, porque ha venido a desinformar y a amedrentar. Estamos advirtiendo con expulsarlo y si es necesario reemplazarlo”, remarcó a ANF.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
1

Comentarios

Otras Noticias