Por detrás están la chicha, el vino y el singani

La cerveza es la bebida alcohólica que más consumen los bolivianos

Un estudio realizado por Captura, por encargo de Fautapo y el BID, señala que se consumen 339 millones de litros de bebidas al año; la cerveza representa 69%.
domingo, 7 de febrero de 2016 · 00:00
Página Siete / La Paz

Bolivia vive la fiesta de Carnaval y las bebidas alcohólicas no faltan. Un estudio  identificó a la cerveza como la principal bebida que consumen los bolivianos.

En menor importancia se encuentran el singani y el  vino, de acuerdo con  el estudio Análisis de Mercado Bolivia, realizado en diciembre de 2012 por Captura Consulting y   encargado por Fautapo y el BID-FOMIN.
 
De acuerdo con el documento, la cerveza es por mucho la bebida alcohólica más industrializada, masiva y popular, por lo que opaca el desempeño de las otras bebidas.

En  Bolivia se consumen anualmente 339 millones de litros de bebidas alcohólicas por un valor, a precios de mercado de ese año, de 740 millones de dólares.

Esto es poco más del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se estimaba  entonces  en 23.700 millones de dólares.

La cerveza representa el 69% de la facturación, el vino y el singani juntos el 9% (4,8% el vino y 4,2% el singani) y las otras 10 bebidas el 22%, es decir un promedio de 2,2% por cada una, detalla el documento.

El consumo de cerveza llegaba hasta 2012 a 343,5 millones de litros, de la chicha a 17,9 millones de litros, de vino a 11,2 millones de litros, de whisky a 1,7 millones de litros, de Cuba Libre a seis millones de litros (ver gráfica).

Sin embargo, al excluirse la cerveza, el vino y el singani mejoran su posición relativa en torno a la industria. Tanto así que, en términos de volumen, la cadena representa el 32% del total y en términos de facturación, el 28%.

La chicha, la tradicional bebida de maíz fermentado, pasa a ser la única bebida que las iguala en volumen (32%) y el whisky se aproxima en facturación (27%).

Para complementar el dimensionamiento del mercado de bebidas alcohólicas, también se realizó un análisis de la producción del alcohol de caña, puesto que, según la opinión de los expertos, este producto se comercializa como bebida alcohólica de manera clandestina. Además, se utiliza para producir ron de manera ilegal.

El INE no lleva registros sobre la producción de alcohol de caña, por lo que las estimaciones realizadas en el estudio se hicieron con  datos anuales promedio de fuentes primarias (ingenios azucareros con base en el departamento de Santa Cruz).    

Mercado


De acuerdo con el estudio, de los 740 millones de dólares que se consumen en Bolivia, 552 millones son producción nacional legal (75%), 49 millones son producción nacional clandestina (7%), 73 millones son importaciones legales (10%) y 66 millones son internaciones ilegales o contrabando (9%).

En  este escenario, parecería ser que el 85% del consumo total de bebidas alcohólicas es legal. Sin embargo la cerveza, al representar el 69% del total del consumo, distorsiona los resultados y hace ver muy pequeños al resto.

Anticipan alza de precios por arancel más alto

En los puestos de venta de bebidas alcohólicas de la avenida Manco Kápac advierten que el precio de diferentes productos se incrementará debido al alza hasta 40% de los aranceles de importación.

Los vendedores además señalaron  que esta medida que busca potenciar la industria nacional,  sólo provocará el ingreso de mayor  contrabando.

En un recorrido que realizó Página Siete en el lugar, los vendedores indicaron que los distribuidores les anunciaron que las bebidas subirán de precio, incluso por encima del 40% de ajuste del arancel.

En algunas tiendas de ese  popular centro de abasto, indicaron que,  por ejemplo, el whisky  de la marca  Grants, que tiene un costo de 95 bolivianos, subirá a 150 bolivianos; el ron Flor de Caña, de 65 a 95 bolivianos; el tequila José Cuervo, de 75 a 120 bolivianos; y el licor  Amarula de 80 a 120 bolivianos.

En otros puestos indicaron que lo  mismo sucederá con el whisky Johnny Walker etiqueta roja que se vende en 125 bolivianos, el etiqueta negra a 250 bolivianos, el ron Havana que está en 100 bolivianos o vino Casillero del Diablo que aún se comercializa en 48 bolivianos.

El Gobierno, mediante el Decreto Supremo 2657, elevó hasta 40% los aranceles para la importación de bebidas alcohólicas, que además  deberá contar con autorizaciones previas y certificación. Están gravadas la cerveza de malta, el vino de uvas frescas, el vino espumoso, el vermut y demás vinos de uvas frescas preparados con plantas de sustancias aromáticas.

También están incluidas las  bebidas fermentadas -sidra, aguamiel, mezclas de bebidas fermentadas-, la chicha de maíz, el aguardiente de vino o de orujo de uvas, el cóñac, los brandys, el pisco, el singani, el whisky,  el ron -y demás aguardientes procedentes de la destilación, previa fermentación de productos de la caña de azúcar-, el  gin, la ginebra, el vodka, los licores de anís, las cremas y el tequila.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

161
96

Comentarios

Otras Noticias