El pan de batalla aumenta a Bs 0,50 por unidad en El Alto

Los panaderos subieron el precio de su producto luego de que Emapa incrementara el precio del quintal de harina de 145 a 150 bolivianos en esa urbe.
martes, 12 de abril de 2016 · 00:00
Manuel Filomeno /  La Paz

El pan de batalla subió desde esta semana de  0,40 bolivianos a   0,50 bolivianos en  El Alto.
 
La medida fue adoptada por los panificadores,  según dirigentes del sector, debido  al alza del precio del quintal de harina que comercializa la  Empresa  de Apoyo a la Producción  de Alimentos (Emapa).
 
El dirigente de la Federación Departamental de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, informó  que con el incremento sólo se procedió a  nivelar   los precios vigentes en La Paz, donde el pan cuesta 0,50 bolivianos  desde mayo del año pasado.
 
"Lo que corresponde es la nivelación de los precios del pan en El Alto, ya que desde esta semana  el precio de la harina de Emapa se incrementó   de 145 a 150 bolivianos”, justificó.
 
En el portal de la estatal de alimentos se reportan precios de 150 bolivianos por la bolsa de 50 kilogramos, de 35 bolivianos por la arroba y de 3,30 bolivianos por kilogramo.
 
De acuerdo con el dirigente, El Alto era la única ciudad que contaba con un precio preferente de la harina que comercializa la empresa pública.
 
En el resto del país, desde enero, el valor de este insumo  se encuentra sujeto a las fluctuaciones del mercado y su precio varía entre 150 y 160 bolivianos por quintal.
 
En los diferentes  mercados de abasto de la ciudad de La Paz  la harina argentina de primera calidad se puede encontrar en  175 y 180 bolivianos, y en 160 y 170 las más económicas. 
 
Página Siete se contactó con Emapa y envió un cuestionario con preguntas para sus directivos, pero hasta el cierre de esta edición no recibió respuesta.
 
Vecinos de diferentes barrios de la urbe alteña denunciaron que en las tiendas tuvieron que comprar sólo cuatro panes por dos bolivianos desde ayer en la mañana, sin recibir una explicación del aumento.
 
El subsidio terminó en 2015
 
En mayo de 2015, el Gobierno eliminó la subvención al precio de la harina que se entregaba a los panificadores, debido a la rebaja del producto que se importa y del que elaboran las molineras para los mercados de abasto.
 
Acto seguido, los panificadores subieron el precio del  pan de  0,40 a 0,50 bolivianos.
 
"Este sistema de subvención ya ha cumplido su tiempo en función a que los precios (de los productos) están estables”, enfatizó entonces la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos.
 
En ese momento, los precios del quintal de  harina en el mercado informal oscilaban entre los 120 y  130 bolivianos.
 
En 2013, el precio de ese insumo llegó a su pico más alto, cuando se vendía en 350 bolivianos.
 
Pan en el mercado
  • Peso De acuerdo con un convenio firmado entre los panificadores y el Gobierno en 2011, el pan de batalla debe tener un peso de 60 gramos, tanto en los panes redondos como en las marraquetas. Sin embargo, el Ejecutivo denunció en 2015 que los panaderos redujeron el peso de su producto. 
  • Precio Desde 2011 hasta mayo de 2015, el pan de batalla en todo el país se comercializó a  un precio de Bs 0,40  la unidad;  una vez que fue eliminado el subsidio de la harina,  subió a Bs 0,50, excepto en la ciudad de El Alto y en los departamentos de Oruro, Potosí y Chuquisaca, donde el precio del insumo se mantuvo.

Comentarios

Otras Noticias