Los empresarios y trabajadores rechazan aumento salarial de 4%

miércoles, 13 de abril de 2016 · 00:00
Manuel Filomeno / La Paz

Trabajadores de los sectores fabril, educativo y minero rechazan la oferta  de 4% de aumento salarial propuesto el lunes por el Gobierno  a  la Central Obrera Boliviana (COB). El ente laboral también desestimó el ofrecimiento.
 
Vitaliano Mamani, secretario general de la Confederación de Trabajadores Fabriles, dijo que el planteamiento gubernamental   a la COB "es una burla a los trabajadores del país”, ya que  no alcanza a cubrir la pérdida del poder  adquisitivo de la moneda. "Nuestra propuesta como fabriles es la de un aumento de 15% y un salario mínimo nacional de 2.000 bolivianos, que es la base sobre la cual pensamos negociar”, anticipó.
 
Sin embargo, agregó que lo ideal es negociar el incremento con base en un cálculo de la canasta básica familiar, que de acuerdo con  un estudio realizado hace cinco años asciende a  8.500 bolivianos, cifra que es  rechazada por el Gobierno.

El magisterio urbano de La Paz también desestimó la oferta y negociación iniciada con la COB. "Nosotros nos estamos desmarcando de esta negociación porque la COB se mantiene servil a los lineamientos del Gobierno y de esta manera no se va a poder llegar a nada”, precisó José Luis Álvarez, secretario ejecutivo del magisterio.
 
Según el dirigente, se  espera que los dirigentes de los demás sectores hagan respetar las determinaciones asumidas en el último congreso de la COB, en marzo, en el que se acordó   la negociación del incremento salarial con base en la canasta básica familiar.
 
Orlando Gutiérrez, secretario de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), agregó  que los mineros asalariados  tampoco están de acuerdo con el porcentaje planteado  por el Ejecutivo.
 
"La situación de nuestro sector es especial por la crisis de la minería por la caída de precios  a nivel internacional, por lo cual se deben tener consideraciones, aún así vamos a apoyar la determinación de los otros sectores”, subrayó.
 
En su criterio es irresponsable lanzar un porcentaje respecto al incremento porque es un tema que debe ser estudiado y consensuado entre las partes.
 
Sectores empresariales
 
Representantes de sectores empresariales también rechazaron el incremento propuesto por el Gobierno  porque creen que el porcentaje  de 4% es  irreal y dañino para las empresas bolivianas.
 
Ronald Nostas, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, anticipó  que un incremento salarial pondría en riesgo el aparato productivo.
 
"En esta coyuntura, con este nivel de inflación,  cualquier incremento es irracional”, advirtió.
 
 El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (CADEX), Oswaldo Barriga, afirmó que no hay liquidez para soportar un incremento salarial este año.
 
"Los empresarios consideran que no hay liquidez para un incremento, no estamos de acuerdo por los incrementos que hemos sufrido desde el 2006, que implicaron un alza del 230% al salario básico y más del 70% a la masa salarial”, refirió.
 
Barriga también criticó que la negociación del Gobierno con los trabajadores sea bilateral y que no se hubiese coordinado una reunión  tripartita y técnica para evaluar la situación en la que se encuentra  el sector privado. 
 
El año pasado el incremento salarial fue de 8,5% y el salario mínimo nacional llegó a 1.656 bolivianos. Desde 2006, hay un ajuste sostenido hacia arriba.
 
La inflación
  • Tasa En 2015, la inflación acumulada llegó a 2,95%, uno de los porcentajes más bajos desde 2009, cuando se registró una tasa anual de 3,35%, según el cálculo del INE.
  • Incremento El 31 de diciembre del año pasado, el presidente  Evo Morales anticipó  que el aumento salarial previsto para  2016 sería superior a la inflación anual. Sin embargo, entonces la COB anunció que el incremento debería calcularse con base en la canasta familiar.

Mypes negociarán aumento aplicable al sector 

Página Siete / La Paz

Empresarios de micro y pequeñas empresas negociarán el alza salarial con sus trabajadores, independientemente del resultado de la negociación entre la Central Obrera Boliviana (COB) y el Gobierno.
 
Humberto Baldiviezo, presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Conamype), afirmó que el sector no puede efectuar  un incremento, si es que primero no se dan las condiciones para el desarrollo de las micro y pequeñas empresas.
 
"El estado en el que están las Mypes en el país imposibilita hacer un incremento de esa naturaleza”, advirtió.
El presidente de Conamype señaló que cualquier incremento que se dé, será negociado directamente entre los micro y pequeños empresarios y sus trabajadores independientemente.
 
"Va a haber una negociación entre patrón y trabajador, pero esto lo hará cada empresa por su cuenta y tomando en cuenta sus posibilidades particulares”, explicó el dirigente. 
 
Baldiviezo anunció la realización  de  un ampliado nacional, en el que se  planteará el rechazo al incremento por parte del sector, además de exigir  al Ejecutivo mejores condiciones y medidas a favor del sector.
 
El lunes, la dirigencia de la COB informó que el Gobierno   propuso un incremento salarial de  4%. La propuesta fue rechazada por los trabajadores, quienes plantean una negociación sobre un ajuste de 8,5%.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

67
2

Comentarios

Otras Noticias