Lea el pronunciamiento de los empresarios en torno al incremento salarial

martes, 26 de abril de 2016 · 18:33

Página Siete Digital / La Paz

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia rechazó hoy el incremento salarial del 6% acordado entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana y exigió la instalación de una mesa de diálogo al Ejecutivo para abordar temas que puedan evitar los efectos "perniciosos" de este aumento.

Esta posición está expresa en el pronunciamiento escrito que fue emitido por el presidente de la Confederación, Ronald Nostas, y que puede leerlo íntegro a continuación:

El sector empresarial privado aglutinado en torno a la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ha tomado conocimiento del anuncio realizado por el Señor Presidente del Estado, Evo Morales junto a los representantes de la Central Obrera Boliviana, con relación a los porcentajes y montos del incremento salarial y salario mínimo nacional, para la gestión 2016.

Luego de haber recomendado cautela y prudencia a nuestras autoridades, debemos manifestar nuestro profundo malestar con los resultados de esta negociación bipartita. Decisiones como las asumidas el día de hoy ponen en una muy delicada situación al aparato productivo que, recurrentemente tiene que solventar múltiples obstáculos, sin un adecuado acompañamiento del Estado para generar condiciones necesarias para la inversión privada en Bolivia. Estos incrementos representan para el aparato productivo formal, en la presente gestión, un importe de más de dos mil millones de bolivianos, que muchas empresas, en diferentes sectores y regiones, no están en condiciones de asumir,

Nuestra profunda preocupación es aún mayor, pues con las decisiones asumidas el día de hoy, el Gobierno de Bolivia vulnera nuevamente Convenios Internacionales ratificados por el Estado Boliviano, marginando al sector empleador en la definición de los salarios mínimos (Convenios de la Organización Internacional del Trabajo No 131 Sobre la fijación de salarios mínimos y No. 26 sobre métodos para la fijación de salarios mínimos).

El sector privado no sólo ha estado ausente de las negociaciones y discusiones sobre un tema, como el incremento salarial que, nos concierne y afecta directamente, sino que tampoco se ha logrado conformar un espacio de discusión al más alto nivel que garantice la construcción de un clima propicio para seguir apostando en Bolivia, colaborando con el crecimiento y desarrollo económicos.

Los empresarios bolivianos, como actores económicos importantes del modelo de economía plural, demandamos la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno, para tratar temas inherentes a nuestra dinámica, a fin de evitar los efectos perniciosos que este incremento inconsulto generará en la dinámica del sector privado. Reiteramos una vez más que, la obligación constitucional de nuestros gobernantes, es la de diseñar políticas económicas y sociales sin arriesgar la base productiva del país, generadora de fuentes de empleo digno y formal y colaboradora de la independencia económica del país.

Estas decisiones inconsultas, son de exclusiva responsabilidad de quienes la adoptaron así como los efectos que se generen sobre la estabilidad laboral.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Comentarios